Durango: ¿Narco Gobierno?

    De la redacción de razacero.

    Las narcomantas, colocadas en diferentes sitios del estado de Durango, no pudieron ser más directas: “Atención policía federal y wachos: el problema no es con ustedes es con la DEI (Dirección Estatal de Seguridad) y con el Gobe Pechocho de Durango que ya se arregló con los Cabrera”.

    La revista Proceso fue uno de los pocos medios que hicieron eco de esta noticia el 4 de enero pasado.  El 15 de enero aparecería un video en internet en el que se aprecia el interrogatorio que integrantes de la delincuencia organizada practican a la empleada de la Fiscalía General del Estado de Durango, Julieta Calvillo González, en el que señala al gobernador duranguense, Jorge Herrera Caldera, de haber vendido “la plaza de Durango” a Ismael “El Mayo” Zambada.

    El video en el que Julieta Calvillo hace referencia a los vínculos del gobernador Jorge Herrera Caldera con Ismael "El Mayo" Zabada.
    El video en el que Julieta Calvillo hace referencia a los vínculos del gobernador Jorge Herrera Caldera con Ismael “El Mayo” Zabada.
    Ismael El Mayo Zambada, habría comprado la plaza de Durango al gobernador Jorge Herrera Caldera.
    Ismael El Mayo Zambada, habría comprado la plaza de Durango al gobernador Jorge Herrera Caldera.

    En el video, la empleada de la Vicefiscalía de La Laguna manifiesta que las personas detenidas, pertenecientes a grupos contrarios al cartel de Ismael “El Mayo” Zambada, son trasladadas a la ciudad de Durango “para que puedan ser torturadas y así poder sacarles información de su cartel”. Esta información, según Julieta Calvillo González, la entregan a “Los Cabrera”, grupo que pertenece al cartel de Ismael “El Mayo” Zambada. Días después, los cuerpos mutilados de Julieta Calvillo González y Adrián Alberto de la Torre Sosa, también empleado de la Vicefiscalía, fueron localizados en una gasolinera de Gómez Palacio. A continuación, presentamos la transcripción del breve video:

    Desconocido: ¿Cómo te llamas?
    Julieta Calvillo González.
    Desconocido: ¿En dónde trabaja?
    Calvillo González: En la DEI, soy agente del Ministerio Público.
    Desconocido: ¿Qué órdenes les dan sobre los detenidos?
    Calvillo González: Las órdenes que tenemos es que todos los detenidos sean llevados a la ciudad de Durango, Durango, y así poder conseguir información sobre el cártel.
    Desconocido: ¿Y a quién le entregan la información?
    Calvillo González: A los Cabrera.
    Desconocido: ¿Quiénes son los Cabrera?
    Calvillo González: Son gente del Mayo Zambada.
    Desconocido: ¿Y qué quieren ellos aquí?
    Calvillo González: Es que compraron la plaza.
    Desconocido: ¿A quién se la compraron?
    Calvillo González: Se la compraron al gobernador, ya que es el que está ordenando todo junto con El Rosso, también se escucha que El Rosso, el gobernador, el comandante Castorena y el comandante Efraín, son los que están dando todas las órdenes.
    Desconocido: ¿Qué dices de la gente que dice tu compañero que anda de civil en las instalaciones de la DEI?
    Calvillo González: Yo sé que es G1, ex agente de la AFI, Gerardo Soberanes.
    Desconocido: ¿Quién más está involucrado?
    Calvillo González: El licenciado René Sandoval, son como unos 20.
    Desconocido: ¿Y cómo podemos saber quiénes son?
    Calvillo González: No se puede, pues salen vestidos como estatales, solamente que los chequen en Plataforma México van a saber cuáles son, porque ahí no existen y van a descubrir la verdad.
    Calvillo González: Porque no es posible que la llevemos nosotros, porque no tenemos ningún interés, porque los que se llevaron el dinero fue el gobernador, El Rosso y el comandante Castonera y el comandante Efraín, ellos son.
    Jesús Antonio Rosso Holguín, secretario de Seguridad Pública de Durango, sería El Rosso como le identifican en el video. Clic aquí.

    Y lo sorprendente de esto es que ninguna autoridad federal, como la PGR y la Secretaría de Seguridad Pública, se ha pronunciado al respecto, más cuando la Laguna, conformada por los municipios duranguenses de Lerdo y Gómez Palacio, y Torreón, perteneciente al estado de Coahuila, está convertida en un enorme campo de batalla en disputa por diferentes grupos del crimen organizado.

    Ya desde el sexenio anterior de Ismael Hernández Deras, actual senador por Durango, se ventilaba en los corrillos políticos los marcados actos de omisión del gobierno duranguense en los delitos cometidos por integrantes del narcotráfico y que tuvo su clímax con el descubrimiento de varias fosas clandestinas en plena ciudad de Durango, en propiedades vinculadas a “Los Cabrera”, de las cuales exhumaron más de 300 cadáveres.

    Es inverosímil que el secretario de Gobierno, en ese tiempo el Lic. Oliverio Reza Cuéllar, y el ex gobernador Ismael Hernández Deras, no hubieran tenido conocimiento de las actividades criminales que se desarrollaban a menos de 8 kilómetros de sus oficinas.

    Hoy, los habitantes de La Laguna viven en el terror de verse en medio de un fuego cruzado entre las bandas de los carteles que se disputan este territorio y los “policías”, muchos de los cuales también pertenecen a estos grupos delictivos.

    Lic. Sonia Yadira de la Garza Fragoso. Ineficacia o complicidad con las bandas delictivas que operan dentro de la Fiscalía General de Durango.
    Lic. Sonia Yadira de la Garza Fragoso. Ineficacia o complicidad con las bandas delictivas que operan dentro de la Fiscalía General de Durango.

    “Han metido a la cárcel a policías de Lerdo y Gómez Palacio vinculados con los carteles, pero al gobernador y a la Fiscal General del Estado de Durango, Lic. Sonia Yadira de la Garza Fragoso, nadie los toca, y ellos son los principales responsables de la filtración que estos grupos delictivos han hecho en la Fiscalía. La mayoría de las comandancias y jefaturas de grupo están en manos de gente relacionada con “Los Cabrera” que han hecho del secuestro y la extorsión a los ciudadanos su principal negocio; además, hay grupos paramilitares que no están en la nómina de la Fiscalía, pero operan coordinados con estos comandantes para ‘cuidar la plaza’, y esto lo sabe el gobernador y la Fiscal General”, refiere uno de los empleados de la Fiscalía General del estado de Durango que pide guardar el anonimato.

    Uno de los modus operandi de estas bandas que están incrustadas en la Fiscalía General de Durango con el conocimiento del gobernador y la Fiscal, consiste en sorprender a ciudadanos vendiéndoles vehículos para posteriormente decomisárselos porque “están reportados como robados”; así, estos “agentes” de la Fiscalía extorsionan a los ciudadanos exigiéndoles sumas que oscilan entre los 5 y 10 mil pesos para no proceder en su contra, quedándose con el vehículo, el cual vuelven a vender a otro ciudadano incauto.

    Si en este momento se hicieran exámenes de confianza y antidoping a todos los mandos y agentes de la Fiscalía General del estado de Durango, incluidos los ministerios públicos, seguramente se encontrarían con sorpresas alarmantes. Pero es el gobernador el principal responsable del desorden que se vive en esta institución al poner al frente de esta Fiscalía a una funcionaria que ya en numerosas ocasiones ha sido señalada como incapaz de desempeñar su cargo, sobre todo por el gremio de los abogados, ya que hasta la fecha no ha resuelto ninguno de los homicidios de los abogados que han sido asesinados y que suman ya casi una docena, además de presentar resultados nulos en cuanto al genocidio de las fosas clandestinas.

    “Siempre declara en los medios que no puede dar información porque se trata de la secrecía que deben guardar las averiguaciones previas… habla mucho y no resuelve nada, pero eso sí, dispone de los bienes de la Fiscalía como si fueran propios prestándole a sus sobrinos vehículos oficiales que ya han destrozado en más de una ocasión”, expresa otro empleado de la Fiscalía refiriéndose a la Fiscal General del estado de Durango, Lic. Sonia Yadira de la Garza Fragoso.

    A grandes rasgos, este es el panorama desalentador y aterrador que se vive en Durango, en donde el gobernador es señalado por hacer supuestos tratos con uno de los principales capos del narcotráfico, Ismael “El Mayo” Zambada, y las policías estatales se encuentran, al parecer, en manos de la delincuencia organizada.

    Debe ser el presidente de la República, Lic. Enrique Peña Nieto, quien obligatoriamente ponga orden de inmediato en esta entidad norteña ante la incapacidad o complicidad del gobernador Jorge Herrera Caldera, antes de que el estado entero se torne ingobernable.

    COMPARTIR