Alcalde de Durango ordena “levantar” a periodista

De la redacción de raza cero.

 

Eran las 9:45 del pasado miércoles 20 de marzo de 2013, cuando se acababa de llevar a cabo el evento de arranque de la colecta nacional de la Cruz Roja Mexicana en el patio del antiguo Palacio de Zambrano, hoy Museo Francisco Villa, en pleno centro de la capital duranguense. En el evento estuvo presente el gobernador del estado, Jorge Herrera Caldera y su esposa, la presidenta del DIF estatal, Teresa Álvarez del Castillo, así como conocidos políticos locales, entre ellos el alcalde de la ciudad de Durango, Adán Soria Ramírez.

Al término del evento, el director de nuestro periódico, Fernando Miranda Servín, repartió algunos ejemplares de la edición número 19, de la segunda quincena de marzo de 2013, en cuya portada aparecen los alcaldes de Durango y Poanas, Adán Soria Ramírez y Raúl Piedra Macías, respectivamente, señalados como corruptos y relacionados en un fraude millonario a empresarios de la construcción. Entre los políticos a quienes nuestro director les obsequió ese ejemplar estaba el mismo Adán Soria Ramírez.

Fernando Miranda, director general de raza cero.
Fernando Miranda, director general de raza cero.

A los pocos minutos, cuando los funcionarios, representantes de los medios de comunicación, de la Cruz Roja y ciudadanos salían del Museo Francisco Villa para atravesar la calle hacia la Plaza del IV Centenario y atestiguar la entrega de varias ambulancias donadas a la Cruz Roja por instituciones altruistas, dos sujetos pertenecientes al equipo del alcalde Adán Soria Ramírez se aproximaron al director de raza cero jalándolo con lujo de violencia: “¡vente, vamos a dar un paseo, hijo de la chingada!”, le dijo uno de ellos mientras el otro tipo, que portaba un radio, trataba de robarle los ejemplares de raza cero que traía en la mano izquierda.

“Tenían la intención de llevarme hacia la calle de Bruno Martínez y subirme a un vehículo. Me parecía increíble que en pleno centro de la ciudad y con el gobernador a unos cuantos metros estos sujetos trataran de “levantarme”, expresa nuestro director.

Raúl Castañeda, al no poder levantar a Fernando Miranda lo amenazó, retírate o te vamos a romper tu madre, hijo de la chingada.
Raúl Castañeda, al no poder levantar a Fernando Miranda lo amenazó, retírate o te vamos a romper tu madre, hijo de la chingada.

Al notar que estaba siendo objeto de un posible secuestro, Fernando Miranda comenzó a gritar: “¡Están agrediendo a un periodista!”, por lo que varios ciudadanos comenzaron a intervenir sacando fotos de la agresión con sus teléfonos celulares, así como unos taxistas que ayudaron al director de raza cero a soltarse de sus agresores y lo acompañaron hasta su vehículo para que se alejara del lugar de manera segura, no sin antes recibir amenazas de uno de sus agresores en especial: “¡retírate o te vamos a romper tu madre, hijo de la chingada!”.

“Son del equipo de Adán Soria”, nosotros los conocemos muy bien, comentó uno de los taxistas que prestaron auxilio a Fernando Miranda.

Varios de estos ciudadanos se ofrecieron de buena fe para atestiguar estos hechos ante la Fiscalía General del Estado de Durango, a cargo de la Lic. Sonia Yadira de la Garza Fragoso, por lo que el director de raza cero acudió a esta instancia para solicitar una averiguación previa en contra de quienes resulten responsables por los delitos de tentativa de privación de la libertad y amenazas, responsabilizando al gobernador del estado, Jorge Herrera Caldera, y al alcalde Adán Soria Ramírez, de su integridad física y patrimonial.

A esta agresión se sumó, cinco días después, el 25 de marzo, la amenaza por parte de empleados del municipio de Durango a algunos voceadores que venden el periódico raza cero en el centro de la capital duranguense, con la consigna: “ya dejen de vender ese pinche periódico o les va a ir muy mal”.

Al dar a conocer estos hechos a la opinión pública, las muestras de apoyo no se hicieron esperar, tanto de altos funcionarios de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, a cargo del Lic. Raúl Plascencia Villanueva, como de ciudadanos, artistas y compañeros periodistas que han hecho llegar su indignación inclusive ante instancias internacionales, por lo que exigimos a la Fiscalía General del Estado de Durango que realice las diligencias pertinentes para aplicar todo el peso de la ley a los agresores, toda vez que uno de ellos ya ha sido plenamente identificado por nuestro director.

Se trata precisamente del sujeto más agresivo que trató de “levantar” y amenazó a nuestro director, y quien responde al nombre de Raúl Castañeda. “Trabajaba en el Congreso local acompañando al ex Oficial Mayor Arturo Kampfner, precandidato del PRI a diputado por el II distrito de la ciudad de Durango, y actualmente está en el equipo de Adán Soria Ramírez”, informa a raza cero un empleado del gobierno municipal de Durango.

El agresor, Raúl Castañeda, con el ex gobernador duranguense Ismael Hernández Deras, actual senador de la República.
El agresor, Raúl Castañeda, con el ex gobernador duranguense Ismael Hernández Deras, actual senador de la República.

Mientras tanto, la denuncia de los empresarios de la construcción, que fue el motivo de la agresión que sufrió nuestro director, no tiene ningún avance en la Fiscalía General, a donde acudieron los empresarios a solicitar una averiguación previa desde el mes de enero pasado ya que los alcaldes de Durango, Adán Soria Ramírez, y Poanas, Raúl Piedra Macías, a principios de 2012 les pidieron que depositaran cantidades millonarias de dinero a cuentas bancarias de supuestos personeros del ex secretario de Hacienda y actual jefe de la fracción panista en el senado de la República, Ernesto Cordero, para que les fueran asignadas varias obras públicas sin concursos de licitación. Hoy, a más de un año de haber sido defraudados y de haber firmado contratos con los dos alcaldes para llevar a cabo dichas obras, los empresarios de la construcción duranguenses dan por perdidos los 20 millones de pesos que les fueron timados.

Al centro el gobernador Jorge Herrera Caldera, al fondo a la derecha se llevaba a cabo la agresión al director general de raza cero.
Al centro el gobernador Jorge Herrera Caldera, al fondo a la derecha se llevaba a cabo la agresión al director general de raza cero.

 

COMPARTIR