Otra aviadora en la SEED

    De la redacción de razacero.

    Ing. Héctor Vela Valenzuela,  Comandante en Jefe de la Real Fuerza Aérea de la SEED.
    Ing. Héctor Vela Valenzuela,
    Comandante en Jefe de la Real Fuerza Aérea de la SEED.

    A raíz de la denuncia publicada en la edición anterior de este medio informativo, referente a los actos de corrupción cometidos por algunos altos funcionarios de la Secretaría de Educación del Estado de Durango (SEED) que pagan sueldos a personas que no trabajan (“aviadores”), como el caso de la actual delegada de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano en Durango, la ex diputada federal priísta y Doctora en Derecho, Yolanda de la Torre Valdez, quien desde hace por lo menos una década está incurriendo en este delito, las llamadas a nuestra redacción han sido constantes y reiteran la versión de una supuesta investigación por parte de las autoridades estatales.

    Al respecto, ha corrido la especie en la misma SEED de que no pocas personas que mantienen el estatus de “aviadores” podrían dejar de percibir sus dádivas ilegales. Entre los nombres que destacan en esa lista se encuentra la sobrina del ex gobernador duranguense Ángel Sergio Guerrero Mier, Blanca Patricia Guerrero Portillo, a quien desde que su tío era gobernador de esta entidad (1998-2004) le otorgaron una plaza de Supervisora con el sueldo más alto del tabulador de la SEED, superior a los 450 mil pesos anuales y, hasta la fecha, jamás ha trabajado la plaza que le corresponde.

    En entrevista con un funcionario de la SEED que solicitó el anonimato por razones obvias, manifiesta:

    “Blanca Patricia Guerrero Portillo tiene clave de Supervisora y debería estar trabajando en las escuelas de la sierra; sin embargo, está aquí en la ciudad de Durango cobrando como Supervisora sin hacer nada. Esto es lamentable porque aparte de la ilegalidad de este hecho, este tipo de personas impiden que jóvenes con perfil y ganas de trabajar ocupen esas plazas”.

    En declaraciones recientes, el secretario de Educación del estado de Durango, Ing. Héctor Vela Valenzuela, dio a conocer que tenía en la mira a “60 aviadores”, pero hasta la fecha no ha informado a la ciudadanía los resultados de sus pesquisas para erradicar estos actos de corrupción extrema que actualmente se dan en la institución que dirige, por lo que los contribuyentes, al parecer, seguiremos pagando los sueldos del selecto grupo de familiares y amigos de la clase política duranguense que cobran quincena tras quincena sin trabajar.

    COMPARTIR