Fernando Miranda Serv铆n.

Al igual que en la Secretar铆a de Educaci贸n del estado de Durango, en donde imperan la corrupci贸n y el desaseo administrativo mediante los cuales se saquea el erario con fraudes y 鈥渁viadur铆as鈥, en la Secretar铆a de Salud de esta entidad tambi茅n se ejercen pr谩cticas sucias que no solo lesionan los bolsillos de los contribuyentes sino tambi茅n ponen en peligro sus vidas y deterioran la calidad de la atenci贸n a los derechohabientes.

Carencia de medicamentos, maltratos a los pacientes por parte del personal m茅dico y administrativo, y hasta muertes por negligencias y falta de equipos son el monstruo de mil cabezas al que diariamente se tiene que enfrentar la ciudadan铆a duranguense que no tiene otra opci贸n m谩s que acudir a los centros de salud de esta dependencia.

Dr. Eduardo D铆az Ju谩rez. Corrupci贸n, ineficiencia y prepotencia de directivos bajo su mando.
Dr. Eduardo D铆az Ju谩rez. Corrupci贸n, ineficiencia y prepotencia de directivos bajo su mando.

A todo esto se suma el ambiente tenso que viven no pocos empleados, doctores y enfermeras que, adem谩s de percibir sueldos miserables, son hostigados laboral y sexualmente por algunos de los directivos de esta secretar铆a.

Y es que varios de estos 鈥渏efes鈥 se saben intocables, protegidos por el sistema pol铆tico corrupto que impera en Durango.

As铆, uno de los actos que con m谩s frecuencia se da es el nepotismo, y al respecto, son los mismos empleados de esta secretar铆a quienes en entrevista con razacero informan las anomal铆as y corruptelas que se dan al interior de esta instituci贸n:

鈥淓l Dr. Jes煤s Arturo D铆az Herrera es el director del Centro de Salud N煤m. 2, 鈥楧r. Carlos Santa Mar铆a鈥, y su hermana, la C.P. Mar铆a de Lourdes Eugenia D铆az Herrera, es la Directora Administrativa de la Secretar铆a de Salud estatal, ambos son hermanos de la C.P. Mar铆a Cristina D铆az Herrera, secretaria de Finanzas y Administraci贸n del gobierno del estado de Durango; es obvio que est谩n en esos cargos por influencia de su hermana, por nepotismo, y no por m茅ritos propios鈥, manifiesta una de las empleadas de esta secretar铆a, quien por temor a sufrir represalias laborales o ser despedida solicita el anonimato.

Otra empleada expone que en el Centro de Salud N煤m. 2 鈥渢rabaja鈥 el Qu铆mico Farmac茅utico Bi贸logo Eduardo Gonz谩lez Macouzet, hermano del ex director del Hospital Materno Infantil de Durango, Jos茅 Gonz谩lez Macouzet: 鈥淓duardo Gonz谩lez Macouzet solo se presenta a trabajar un par de d铆as a la semana, pero cobra su salario completo, solamente registra su entrada y se va a su otro trabajo en el IMSS; es una especie de 鈥榓viador鈥. Su esposa es la secretaria de Conflictos del sindicato de la Secretar铆a de Salud, Myrna Gonz谩lez Hermosillo, quien a su vez es hermana de la directora estatal del DIF, la Lic. Lucero Gonz谩lez Hermosillo鈥.

Dr. Jos茅 Alan Flores Murgu铆a, director del Instituto de Salud Mental del estado de Durango, mantiene a esta dependencia en total desorden administrativo.
Dr. Jos茅 Alan Flores Murgu铆a, director del Instituto de Salud Mental del estado de Durango, mantiene a esta dependencia en total desorden administrativo.

En este mismo Centro de Salud N煤m. 2 鈥渓abora鈥 en el 谩rea administrativa Violeta Pacheco, sobrina del diputado federal Ricardo Fidel Pacheco Rodr铆guez, 鈥減ero es otra de las empleadas que casi nunca se presentan a trabajar鈥, refieren los empleados de la Secretar铆a de Salud, y contin煤an: 鈥淓n el Centro de Salud de Servicios Ampliados 450, Carmen Hern谩ndez Rodr铆guez tiene c贸digo de enfermera pero trabaja como administrativa; en el Centro de Salud N煤m. 1, a la odont贸loga Vanesa Salas V谩zquez pocas veces se le ve en su lugar de trabajo. La psic贸loga F谩tima del Rosario Gonz谩lez Huizar, directora del Instituto de la Mujer Duranguense, tiene c贸digo de m茅dico, pero nunca se presenta a trabajar, es 鈥榓viadora鈥欌.

Y esto es solamente la punta del iceberg de la enorme cantidad de anomal铆as que se registran en la Secretar铆a de Salud duranguense, en donde, seg煤n informan los empleados de esta dependencia, 鈥渁lguien cobra los sueldos de empleados ya fallecidos o dados de baja, pero que siguen apareciendo en las n贸minas de pago鈥.

Otra dependencia de esta Secretar铆a de Salud en la que hay un desorden administrativo alarmante y actos de corrupci贸n inimaginables es el Instituto de Salud Mental del Estado de Durango, en donde su director, Jos茅 Alan Flores Murgu铆a, se ostenta como psiquiatra sin serlo, ya que su c茅dula profesional (N煤m. 4406357) es de M茅dico Cirujano.

En este instituto, al igual que en las dem谩s 谩reas de la Secretar铆a de Salud, se practica un favoritismo desmesurado hacia algunos privilegiados y, si a alg煤n empleado se le ocurre hacer un reclamo, de inmediato comienza a sufrir actos de represi贸n por parte de sus superiores.

Las psiquiatras Soledad Ru铆z Cana谩n y Martha Palencia. Seis a帽os tripulando los poderosos bombarderos B52 de la Real Fuerza A茅rea de la Secretar铆a de Salud del Estado de Durango.
Las psiquiatras Soledad Ru铆z Cana谩n y Martha Palencia. Seis a帽os tripulando los poderosos bombarderos B52 de la Real Fuerza A茅rea de la Secretar铆a de Salud del Estado de Durango.

鈥淓n el Instituto de Salud Mental hay un completo desastre administrativo, le doy varios ejemplos: Jessica Perales es la coordinadora de los Programas de Salud Mental a Nivel Estatal, tiene c贸digo de secretaria pero funge como psic贸loga; Liliana Romo Palacios, tiene plaza de afanadora, pero trabaja como psic贸loga; Yuridia Verd铆n Valenzuela, tiene c贸digo de auxiliar de enfermer铆a pero tambi茅n realiza funciones de psic贸loga鈥, denuncian los trabajadores de la Secretar铆a de Salud.

Y as铆 de esta manera, muchos profesionistas son aparentemente favorecidos por los directivos de esta secretar铆a para obtener un empleo, al mismo tiempo que son explotados pues perciben un sueldo que no les corresponde de acuerdo al t铆tulo profesional que ostentan.

De hecho, en todas las dependencias del gobierno estatal duranguense la mayor铆a de los empleados ganan salarios miserables mientras los directivos obtienen sueldos exorbitantes y otros cobran sin trabajar:

鈥淓n el Instituto de Salud Mental, desde finales del sexenio pasado y lo que va de este, las psiquiatras Soledad Ru铆z Cana谩n y Martha Palencia est谩n 鈥榗omisionadas鈥, no sabemos d贸nde, pero cobran salarios desde hace por lo menos 6 a帽os, sin presentarse en este instituto.鈥, finalizan los entrevistados.

COMPARTIR