Delegado con licencia en Coyoacán es denunciado por diezmo

Exigía a empleado 10 por ciento de su salario.

Afirman que dinero era utilizado para proyecto político del delegado.

Diana Martínez.

El perredista Mauricio Toledo suma una denuncia más: un ex empleado de la delegación Coyoacán lo acusó -jun

Largo historial delictivo del perredista Mauricio Toledo como jefe delegacional de Coyoacán; ahora quiere ser diputado local en el D.F.
Largo historial delictivo del perredista Mauricio Toledo como jefe delegacional de Coyoacán; ahora quiere ser diputado local en el D.F.

to con otros seis funcionarios- de querer cobrarle el 10 por ciento de su sueldo.

Entre 2010 y 2013 fueron presentadas ante la PGJDF al menos 7 denuncias contra Mauricio Toledo, por amenazas, cohecho, lesiones, extorsión y tentativa de extorsión.

Y como se negó a pagar el ilegal diezmo, el trabajador fue removido de su cargo.

Darío Larrondo señaló en la denuncia FCY/COY-2/T2/2072/14-11, de la que REFORMA tiene copia, que el 1 de julio de 2013 fue nombrado titular de la Coordinación de Modernización Administrativa.

Tras un mes de labores, por el que cobró 31 mil 581 pesos, el director Jurídico y de Gobierno, Francisco Mendoza Esparza, le dijo que cada funcionario debía entregar el 10 por ciento de su salario.

El dinero supuestamente se destinaría al pago de personal de apoyo que trabajaba en el proyecto político de Toledo, según quedó asentado en la denuncia.

Larrondo se negó al pago durante seis meses, por lo que, acusó, fue despedido en enero de 2014. Saúl Torres Maya, secretario particular de Toledo, le informó que, por no haber cumplido con el diezmo, el delegado ordenó darlo de baja.

Entre 2010 y 2013, fueron presentadas ante la Procuraduría del DF por lo menos siete denuncias contra Toledo por amenazas, cohecho, lesiones, extorsión y tentativa de extorsión. Ninguna de las acusaciones contra el ahora delegado con licencia prosperó.

En esta nueva denuncia, presentada el 19 de noviembre, Larrondo incluyó a Toledo, Mendoza Esparza, Ramón Moreno Carrasco, Torres Maya y su secretaria Raquel Aguilar Ávalos, así como al director de Administración, Eduardo Alfonso Vázquez Camacho.

En febrero de 2013, Toledo fue denunciado por el abogado de una inmobiliaria por exigir una mordida de 1.6 millones de pesos a cambio de no clausurar las obras en el desarrollo habitacional ubicado en Céfiro 120, Colonia Insurgentes Cuicuilco.

Dos meses después, el empresario Manuel Dacosta lo acusó por intentar extorsionarlo al pedirle 3 millones de pesos a cambio de que la delegación retirara los sellos de clausura de una gasolinera en la Colonia San Francisco Culhuacán.

Antes de trabajar en la delegación Coyoacán, Larrondo laboró en el Servicio Postal Mexicano.

(Reforma.com/TERRA).

COMPARTIR