Alcalde represor de Durango vuelve a amenazar a Tambitos A.C.

“El día 3 de abril de 2013, a las 10:30 am, esta patrulla municipal, sin placas y con un numero de identificación arrancado, acosaba a nuestras hijas al desplazarse de la nueva ubicación de Tambitos a la anterior, todo para que nos de miedo y retiremos la queja que pusimos en la Comisión Estatal de Derechos Humanos en contra del municipio.

El día 4 de abril de 2013 yo tuve una mesa de trabajo en la SEGOB en el D.F., y presenté esta foto y un video de la intimidación en la reunión. Luego de hacer esta denuncia, la madrugada del día 5 de abril de 2013 arribaron a nuestra sede, en la calle de Bravo 130, en el barrio de Tierra Blanca, policías municipales a amenazar a mi esposa diciéndole que ya no le dijera nada a los funcionarios de la Secretaría de Gobernación, y que aunque habláramos con el presidente de la República ellos van a seguir haciendo lo que quieran, lo que ya comuniqué a la SEGOB”, denuncia Hugo Alberto Cano Soto, representante de la institución altruista Tambitos A.C.

La madrugada del 8 de abril de 2012, los integrantes de esta asociación e indigentes a quienes brindaban alimentación y refugio gratuitos, fueron desalojados violentamente de su anterior sede ubicada en la privada de Ex Campo Deportivo Núm. 16, del barrio de Tierra Blanca, en la ciudad de Durango, por órdenes del alcalde gangsteril Adán Soria Ramírez. Cobijas, colchonetas, ropa, aparatos electrodomésticos y enseres de cocina como platos, cubiertos, ollas y cazuelas les fueron “decomisados” o robados y hasta la fecha no les han sido devueltos por las autoridades del municipio encabezadas por este edil transgresor de las leyes, quien actualmente pretende también desalojar a Tambitos A.C., de su actual sede “porque como damos de comer gratuitamente a los indigentes nos mandó decir que estamos afectando a los negocios de comida de la zona y que eso es un delito”, declara Hugo Alberto Cano Soto.

Así se las gasta este alcalde priísta, represor de instituciones altruistas y agresor de periodistas que se atreven a denunciar sus actos de corrupción, como sucedió el 20 de marzo pasado cuando al finalizar el acto de arranque de la colecta nacional de la Cruz Roja, a las afueras del museo Francisco Villa, ordenó “levantar” al director general del periódico raza cero por haber denunciado un fraude millonario a empresarios de la construcción, en el cual participó.

Vea las ediciones 13, 19 y 20 en la sección -Edición impresa-

COMPARTIR