Abrazarse después del sexo, una vida más feliz

[quote_box_center]Lo revela un estudio canadiense. Las caricias post coito son las más placenteras. Además, asegura que “hacer la cucharita” puede salvar tu relación.[/quote_box_center]

Un nuevo estudio de la revista Archives of Sexual Behavior determina que aquellas parejas que pasan más tiempo mostrando su afecto después del coito se sienten más satisfechas con su vida sexual y con su relación de pareja.

Investigadores de diferentes universidades en Toronto han llevado a cabo dos informes: En el primero participaron 335 personas (138 hombres y 197 mujeres, el 90% de ellos heterosexuales) que tenían una relación de pareja, y respondieron a una encuesta online sobre distintos temas relacionados con su vida sexual y el afecto.

¿El resultado? Los juegos preliminares y el momento del sexo no eran el principal motivo de satisfacción. Las caricias, los besos y los abrazos se llevaron el primer puesto. Los investigadores comprobaron que las personas que dedican más tiempo a darse afecto después del coito y a expresar el amor por su pareja son más felices y están sexualmente más satisfechos.

En el segundo informe, un total de 101 parejas (94% heterosexuales) se expusieron a una entrevista personal sobre sus vidas sexuales: hablaron del cariño y afecto tras el coito, la satisfacción sexual y sus relaciones con la pareja. La entrevista se repitió cada día durante tres semanas. Gracias a este método offline, los investigadores llegaron a la conclusión que aquellos días en que las parejas pasaban más tiempo juntos, abrazados y “haciendo la cucharita” se sentían mucho más realizados y satisfechos con sus relaciones de lo habitual. Además, aquellos que reconocieron los beneficios de abrazarse tras el coito parecían estar más felices con sus relaciones hasta tres meses después de haber finalizado el estudio.

Aunque las caricias, los besos y los abrazos pueden apetecerse en muchos momentos, en el estudio los participantes lo tuvieron claro: las caricias post-coito son las mejores. ¿Por qué? Los autores de la investigación dicen que representan, en cierta manera, una recompensa para la otra persona después de tener relaciones satisfactorias. Además, afirman que el poder del tacto tiene beneficios físicos y mentales. Es un momento importante para que la pareja se sienta unida, por lo que aumenta la satisfacción sexual y la relación se consolida. Así que ya sabes, no te cortes y abraza más a tu pareja.

(clarín.com).

COMPARTIR