Curiosity encuentra nitrógeno orgánico, ¿la vida en Marte aún más cerca?

[quote_box_center]El rover Curiosity ha encontrado nitrógeno orgánico en Marte, un compuesto típicamente asociado a la vida tal y como la conocemos. ¿Significa esto que hubo vida en el planeta rojo? ¿Supone, acaso, que la colonización está aún más cerca?[/quote_box_center]

El planeta rojo está muy lejos de pasar de moda. Porque a cada pequeño paso que damos parece haber una nueva sorpresa esperándonos. Recientemente, publicado en una revista de investigación, aparecían los resultados obtenidos por el SAM, un instrumento a bordo del rover Curiosity. En estos resultados se habla de nitrógeno en Marte, pero en esta ocasión, de nitrógeno orgánico, que es una manera de denominar a una forma de este elemento asociada a otras moléculas y que es típicamente asociada a la vida. ¿Significa esto que hemos encontrado verdaderos indicios de que hubo vida en Marte? Todavía no, al menos con seguridad. Pero estamos muchísimo más cerca.

Encontrando nitrógeno en Marte

La aparición de nitrógeno en Marte no es una sorpresa. Pero sí lo es en la forma en la que ha aparecido. Según se muestra en los resultados, el nitrógeno está fijado a los sedimentos del suelo en forma de nitratos y nitritos, que consisten básicamente en moléculas de nitrógeno unidas a oxígeno. Esta forma de nitrógeno no se produce fácilmente, ya que la molécula de nitrógeno, compuesta por dos átomos, es bastante estable. [quote_box_right]El nitrógeno fijado no puede formarse espontaneamente, necesita de mucha energía para ello[/quote_box_right]Un proceso energético debe ocurrir para que se “fije” dicho nitrógeno al sustrato, convirtiéndose en un resto más. Cómo apuntan los investigadores, esto es sin duda lo que ha ocurrido en la superficie de Marte, probablemente en un tiempo donde su superficie estaba cubierta por un lago.

Para encontrar estos restos, el Curiosity ha usado una herramienta denominada Sample Analysis at Mars o SAM, un original nombre que describe perfectamente su función. Tras varios análisis y comprobaciones, el SAM ha demostrado la presencia de nitrógeno fijado en la superficie marciana. El rover, además, ha encontrado muestras de concentraciones significativas en tres lugares distintos, lo que implica que el nitrógeno orgánico estaba extendido por toda la zona. ¿Pero qué tiene que ver el nitrógeno con la vida y qué implicaciones tiene el hallazgo?

El nitrógeno y la vida en Marte

Como decíamos antes, fijar nitrógeno no es una tarea sencilla, mires como lo mires. Se necesita mucha energía para desestabilizar los enlaces moleculares y poder formar nuevos, con otros compuestos. La vida en la tierra es famosa por contar con varias especies capaces de hacerlo a partir de nitrógeno atmosférico. Estas especies de bacterias son capaces de “fijar” el N2 al “suelo”, convirtiéndolo en un elemento que las plantas usarán para alimentarse. Grosso modo, y simplificando mucho, a partir de este nitrógeno fijado se puede “construir” los bloques necesarios para las proteínas (los aminoácidos, que son ricos en nitrógeno) y el ADN (bases nitrogenadas), entre otras cosas. Sin estos fijadores de nitrógeno, y sin nitrógeno orgánico, la vida que conocemos sería imposible. Del todo. Esto es lo que más sospechas levanta en el planeta rojo.

Curiosity
Imágenes de la prospección. Fuente: NASA.

Pero esto no implica la existencia, alguna vez, de organismos fijadores de nitrógeno, obligatoriamente. Un impacto altamente energético, como un meteorito o un rayo serían capaces de generar este nitrógeno fijado. Pero lo cierto es que ya se encontró óxido nitroso, otra forma de nitrógeno fijado, tiempo atrás, en la atmósfera marciana. [quote_box_left]Entre la aparición de metano atmosférico y el óxido nitroso, Marte todavía guarda muchos misterios[/quote_box_left]Un nitrógeno fijado bastante más moderno y que no concordaría con ningún impacto de meteorito, por tiempo. Si a eso le añadimos que existe un incremento inexplicable de metano atmosférico en la superficie de Marte y que el metano es un producto del metabolismo de la vida, pareciera que el planeta rojo quiere contarnos algo.

Por supuesto, la vida en Marte sigue siendo todavía ciencia ficción. Tanto vida extraterrestre como un asentamiento humano. Sin embargo, tanto una cosa como la otra podría estar cada día más cerca. La aparición de nitrógeno fijado en Marte incrementa la posibilidad de plantar y cultivar en Marte. De desarrollar nueva vida bacteriana. En Definitiva, de terraformar el planeta rojo. Puede que no hayamos encontrado, todavía, la prueba definitiva de la existencia de la vida en Marte, pero este hallazgo, sin duda, será uno de los más importantes de la década. Ya lo veremos.

VíaSantiago Campillo
FuenteNASA
COMPARTIR