Candidatos independientes deben “estirar” sus recursos

Georgina Olson.

Ciudad de México.- ¿Cómo hacer una campaña con 159 mil 536 pesos? Es la pregunta que tienen que responder los candidatos independientes, pues esa es la cifra que el Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF) les dio para su campaña, tanto para candidatos a delegados como para candidatos a diputados locales.

El IEDF dividió dos millones 73 mil 973 pesos del presupuesto para campañas de independientes entre los 13 candidatos que lograron obtener el registro.

Si el candidato independiente quiere hacer una campaña para las grandes masas empezando con un evento de 600 personas, tendrá que hacer magia al estilo del rey Midas.

Para empezar, la renta de la carpa les costará 104 mil pesos en el DF. Eso sí, con los 55 mil 536 pesos que les quedarán, podrán pagar el templete de entre 5 y 7 mil pesos, el sonido, de entre 25 y 35 mil pesos, y la renta de las sillas, otros 10 mil pesos.

Así, en un santiamén, al candidato independiente se le acabó el presupuesto de campaña en un día. Y después, a ponerse creativos para seguir con la campaña.

Claro, puede darse el caso del independiente que decida hacer un evento para mil 500 personas. Aunque tendrá que unir fuerzas con otro y turnarse el micrófono para exponer su propuesta de gobierno.

Un evento así requiere 360 mil pesos sólo para la renta de la carpa, más el costo del templete, el sonido y las sillas.

¿Y la promoción del evento? La convocatoria tendrá que ser en Twitter y Facebook porque no les quedarán recursos para poner lonas o espectaculares al estilo de los políticos tradicionales. Y ni hablar de los spots de radio o televisión, eso está fuera del presupuesto.

Infraestructura.

A diferencia de los candidatos de los partidos, los independientes “no tienen a su disposición toda la infraestructura que tiene un instituto político, están en desventaja”, dijo a Excélsior Alexandra Zapata, investigadora del Instituto Mexicano de la Competitividad (IMCO).

Si un candidato a delegado de un partido político quiere hacer un evento de 600 personas, tiene la posibilidad de pedir prestada la sede del partido, y en la organización del acto podrán apoyarlo militantes del mismo, mientras que el independiente no tiene esos recursos.

Hasta para hacer un evento en un parque tiene que hacer una solicitud ante la delegación política correspondiente. El independiente tendrá que apoyarse en su red de amigos, familiares o vecinos que le hayan dado su firma y estén dispuestos a ayudarlo.

Aunque serán personas que destinen su tiempo libre a esa actividad, mientras que el candidato de un partido político cuenta con personas dedicadas de tiempo completo a apoyar su campaña.

Las diferencias.

En estas elecciones hay grandes diferencias entre los recursos que reciben los partidos políticos grandes, los pequeños y los candidatos independientes.

Está por ejemplo el PAN-DF, que recibió recursos por 20 millones 774 mil 375 pesos, y si dividió esa cantidad entre sus 16 candidatos a delegados y 40 a

diputados locales, podrá destinarle a cada uno 370 mil 970 pesos.

O el PRD-DF, que tuvo acceso a 33 millones 212 mil 876 pesos, y si los divide entre sus 16 candidatos a delegados y 40 candidatos a diputados locales, a cada uno le tocarían 593 mil 87 pesos.

Además, la ley establece que todos los partidos políticos podrán recibir en financiamiento privado hasta 16 millones 606 mil 438 pesos, y hasta 7 millones 328 mil 39 pesos de militantes, así como dos millones 787 mil 600 pesos de los mismos candidatos y simpatizantes.

Es decir, que en total pueden recibir 26 millones 722 mil 77 pesos de recursos no públicos.

Los pequeños.

De los partidos pequeños, el Partido Humanista recibirá recursos por dos millones 73 mil pesos, y si los divide entre sus 56 candidatos, a cada uno le dará sólo 37 mil 17 pesos.

Aunque, hay que decirlo, tiene derecho a recaudar tantos recursos privados como cualquier partido grande.

¿Y los independientes?

Los independientes, como ya se mencionó, recibirán 159 mil 536 pesos del IEDF, pero eso sí, lo que aporte el aspirante o sus simpatizantes a la campaña no podrá rebasar “el 10% del tope de gasto para la elección de que se trate”, como lo establece el artículo 96 del reglamento de fiscalización del Instituto Nacional Electoral.

Por ejemplo, el tope de gastos de campaña para los candidatos a delegados de Milpa Alta es de 428 mil 102 pesos.

Así, los cuatro candidatos independientes a esa delegación únicamente podrán recibir aportaciones por 10% de esa cantidad, es decir, 42 mil 810 pesos.

Así, los cuatro candidatos independientes a Milpa Alta harán campaña con 202 mil 346 pesos.

Mientras que el candidato independiente a la Gustavo A. Madero, donde el tope de campaña es de cuatro millones 629 mil pesos, podrá recaudar 462 mil 900 pesos, más los 159 mil pesos que le dará el IEDF. Aun así queda muy lejos de los recursos de un candidato de un partido grande, que sí puede alcanzar el tope de campaña de cuatro millones 629 mil pesos.

(Excelsior).

COMPARTIR