Golpazo al alcalde de Durango, Esteban Villegas.

    Fernando Miranda Servín.

    Eran las 11 de la mañana de este 4 de octubre y el Centro de Convenciones Bicentenario ya se encontraba casi lleno de ciudadanos, militantes del PRI y conocidos políticos y periodistas locales y nacionales que aguardaban el comienzo del tercer informe de labores de la senadora priísta y fuerte aspirante a la candidatura de su partido a la gubernatura de Durango, Leticia Herrera Ale.

    (1). La senadora Leticia Herrera Ale . Toda la clase política duranguense y más de tres mil ciudadanos acudieron a escuchar su tercer informe.
    La senadora Leticia Herrera Ale. Sin acarreos, toda la clase política duranguense y más de tres mil ciudadanos acudieron a escuchar su tercer informe.

    En las afueras de las instalaciones del CCB estaban estacionados 3 autobuses, de los que bajaban simpatizantes de la senadora priísta provenientes de Gómez Palacio. Nada que ver con el acarreo exagerado que el 22 de marzo pasado llevó a cabo el senador panista José Rosas Aispuro Torres, quien transportó a sus simpatizantes de varios municipios duranguenses al salón de convenciones del hotel Holliday Inn en más de una veintena de camiones. Y mucho menos con el acarreo infame que realizó el alcalde de Durango, Esteban Villegas Villarreal, cuando dio su segundo informe de gobierno el pasado 1 de septiembre, también en este CCB, en el que secretarios y directivos de los gobiernos estatal y municipal coaccionaron a sus subordinados, es decir, a la burocracia duranguense, a acudir a este evento que inclusive tuvo cobertura hasta en los medios nacionales, en ese afán que tiene este edil por hacer campaña electorera con recursos públicos con el objetivo de obtener la candidatura del PRI a la gubernatura de Durango.

    A las 12 del día el CCB ya estaba abarrotado con más de 3 mil personas, y para ese momento ya habían llegado quienes tenían que llegar, la mayoría, al parecer, por convicciones propias, otros para guardar las formas políticas y algunos por meros asuntos de trabajo.

    Pero por sí o por no ahí estaba la plana mayor del priísmo duranguense con su líder estatal, Manuel “El Meño” Herrera Ruiz, y sus diputados federales, Aly Gamboa, Yolanda de la Torre y Otniel García Navarro, con la notable ausencia de Oscar García Barrón, que recientemente también manifestó su deseo de ser candidato del PRI a la gubernatura de este estado norteño.

    En primera fila estaban los ex gobernadores José Ramírez Gamero, Maximiliano Silerio y Ángel Sergio Guerrero Mier, que juntos quizá alcanzarían unos 500 años de cárcel por la cantidad inimaginable de ilícitos que cometieron cuando fueron mandatarios estatales.

    También, en primera fila estaban los alcaldes de La Laguna, José Miguel Campillo Carrete, de Gómez Palacio, y “El alcalde mataperros”, Luis de Villa Barrera; la ex alcaldesa gomezpalatina Rocío Rebollo junto al ex diputado federal Ricardo Pacheco Rodríguez (¿cuánto costará su relojito?).

    La regidora panista Gina Campuzano y los orgullos del nepotismo del dirigente del partido Movimiento Ciudadano, Dr. José Ramón Enríquez Herrera, la regidora Mayela y el diputado local Felipe de Jesús también hicieron acto de presencia. Lo mismo regidores como el misógino Christian Salazar Mercado y José Luis Cisneros, así como la mayoría de los diputados locales, estaban ahí.

    La senadora chihuahuense Lilia Merodio y el infaltable ajonjolí de todos los moles, Lic. Apolonio Betancourt Ruiz, presidente del Tribunal Superior de Justicia de Durango, estuvieron presentes.

    Por supuesto, el gobernador Jorge Herrera Caldera hizo uso de la palabra exaltando los logros del presidente Enrique Peña Nieto luego de que la senadora Leticia Herrera pronunciara su informe.

    Y los personajes cuyas presencias significaron mensajes políticos codificados no pudieron faltar, como por ejemplo el ex alcalde y ex huésped del CERESO de Durango, Adán Soria Ramírez quien, con las iniciales IHD en la frente, llamó la atención de por lo menos media docena de periodistas.

    El ex alcalde de Durango, Adán Soria Ramírez, a la cargada con la senadora Leticia Herrera. casi virtual candidata del PRI a la gubernatura de Durango.
    El ex alcalde corrupto de Durango, Adán Soria Ramírez, solo buscó los reflectores del tercer informe de la senadora Leticia Herrera Ale para destaparse como precandidato a la gubernatura, obviamente por el PRI.
    tario-de-Activismo-del-CEN-del-PRI,-represent-ante-de-Manlio-Fabio-Beltrones-en-el-tercer-i-nforme-de-la-senadora-Leticia-Herrera-Ale.
    Gerardo Eleazar García Acevedo, subsecretario de Activismo del CEN del PRI, representante de Manlio Fabio Beltrones en el tercer informe de la senadora Leticia Herrera Ale.

    Pero los mensajes más relevantes los dieron las asistencias de dos de los principales jerarcas electorales del Comité Ejecutivo Nacional del PRI: el subsecretario de Activismo, Gerardo Eleazar García Acevedo, quien acudió en representación del presidente del CEN priísta, Manlio Fabio Beltrones Rivera, y el senador jalisciense Arturo Zamora Jiménez, secretario de Acción Electoral, quien llevaba la representación del líder de la fracción priísta en el senado, Emilio Gamboa Patrón.

    ¿Por qué acudieron los principales funcionarios electorales del CEN priísta al tercer informe de labores de la senadora Leticia Herrera Ale?

    A las 12:15 de la tarde, la senadora Herrera Ale pronunció su informe, destacando, con una dicción impecable, las gestiones que ha hecho en el senado y que han beneficiado directamente al pueblo duranguense en los aspectos rural y de relaciones exteriores, así como su apoyo a los discapacitados y a los desprotegidos que necesitan atención médica e intervenciones quirúrgicas, a quienes, dijo, dona la totalidad de su salario como senadora; así mismo, Leticia Herrera manifestó haber conseguido apoyos financieros considerables para la atención de la juventud en materia de reproductividad y adicciones, así como en el rubro de desarrollo social.

    Al final de su ponencia, la senadora Leticia Herrera remató su informe reiterando enérgicamente sus convicciones políticas y su lealtad a su partido y a su familia, especialmente a su padre, el empresario priísta Carlos Herrera Araluce, dando el mensaje claro de que permanece firme en sus intenciones de ser la próxima candidata de su partido a la gubernatura de Durango.

    El senador Arturo Zamora, secretario de Acción Electoral del PRI, llegó en representación del líder de la fracción priísta en el Senado, Emilio Gamboa Patrón.
    El senador Arturo Zamora, secretario de Acción Electoral del PRI, llegó en representación del líder de la fracción priísta en el Senado, Emilio Gamboa Patrón.

    Al término del discurso de la senadora, el enviado de Emilio Gamboa Patrón, el senador Arturo Zamora Jiménez, tomó la palabra para reconocer el trabajo de Herrera Ale y del gobernador Jorge Herrera Caldera; Zamora Jiménez constantemente fue interrumpido por cientos de ciudadanos simpatizantes de Leticia Herrera que con gritos y consignas coreaban ¡¡Lety!! ¡¡Lety!! ¡¡Yo sí quiero!! ¡¡Ya queremos gobernadora!!

    Otros portaban lonas manifestando su origen: Santiago Papasquiaro, Gómez Palacio, Nuevo Ideal y demás municipios de Durango, con la frase #Yo sí quiero y expresando su apoyo total a la senadora lagunense.

    Al senador Zamora Jiménez le siguió en el uso de la palabra el gobernador Jorge Herrera, quien también fue interrumpido con las mismas consignas. Cuando el mandatario estatal finalizó su alocución se dio por terminado el evento e inmediatamente cientos de los presentes, políticos y comunicadores se agolparon para saludar y felicitar a Leticia Herrera Ale.

    ¿Y el alcalde de Durango, Esteban Villegas Villarreal? Pues ahí andaba, en primera fila también pero, al parecer, en su lista de invitados no lo tenía la senadora Leticia Herrera Ale, pues al momento de iniciar su informe mencionó a los principales personajes que acudieron, menos al edil duranguense.

    Esteban Villegas Villarreal abrazando al ex gobernador José Ramírez Gamero. Al parecer los tiempos y los intereses del CEN del PRI no soplan a su favor.
    Esteban Villegas Villarreal abrazando al ex gobernador José Ramírez Gamero. Al parecer los tiempos y los intereses del CEN del PRI no soplan a su favor.

    Muchos ciudadanos, políticos priístas y no priístas, y periodistas coincidieron en calificar este acto como una muestra de poderío político de la senadora Leticia Herrera Ale frente al alcalde de Durango, Esteban Villegas Villarreal, ya totalmente menguado por la infinidad de denuncias por actos de corrupción e ineptitudes que él y su equipo de colaboradores han cometido en el desempeño de sus funciones, y a quien el grupo gobiernista pretende imponer como candidato del PRI a la gubernatura.

    Hoy, Leticia Herrera Ale, ya en las vísperas para que su partido elija a quien habrá de representarlo como su candidato a gobernador de Durango, parece ser la única opción fuerte que le queda a este partido para intentar seguir manteniéndose en el poder, ante el acecho del senador panista José Rosas Aispuro Torres.

    COMPARTIR