¿La salud sexual de los mexicanos es buena?

¿México, un país con salud sexual? En el marco de la cuarta celebración del Día Mundial de la Salud Sexual, que se celebró el pasado 4 de septiembre, esta pregunta tomó relevancia, aún más si se tomó en cuenta que el inicio de la vida sexual es en promedio a los 15 años de edad, de acuerdo con el Centro Latinoamericano Salud y Mujer (CELSAM); sin embargo, es hasta alrededor de los 20 años que se empieza a usar métodos anticonceptivos.

3506-000142

La World Asoociation for Sexual Health señala que para que exista una buena salud sexual debe darse lo siguiente: libertad, integridad, educación, información, atención clínica, privacidad, expresión emocional y placer.

Un panorama nada alentador…

Según datos de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición en México (ENSANUT), 91% de los adultos han tenido una vida sexual activa; 51% de los hombres y 66% de las mujeres señalan no haber usado ningún método anticonceptivo en su primera relación íntima.

Sin embargo, ¿cuándo se usa un método anticonceptivo, cuáles son los más empleados?

Hombres

  1. El condón ocupa 45%
  2. Métodos hormonales 2.0%

Mujeres

  1. El condón lo usan 27.4%
  2. 4.2 % emplean el método hormonal.

ENSANUT, indica que 31% de las encuestadas entre 20 a 49 años estuvieron embarazadas al menos en una ocasión.

¡Un país sin erotismos!

La sociedad mexicana, considerada sexualmente represora, contribuye y propicia que sus integrantes no desarrollen una inteligencia sexual sana, lo que deriva no solo en complicaciones sicológicas, sino también físicas.

En un estudio denominado “Sexualidad e inteligencia erótica de los mexicanos”, se descubrió que gran parte de la población mexicana vive sin una plenitud sexual: el  romance, las caricias y el jugueteo previo son sólo una fantasía, ya que 76% de los 7 mil mexicanos encuestados no hace algo especial antes de tener relaciones sexuales.

Esto se debe a que relacionan el acto sexual con sus órganos genitales, dejando en segundo plano el erotismo.

Para mejorar esta situación el sexólogo Julián Alcalá recomienda lo siguiente:

1.- El autoconocimiento general.  Está relacionado con el conocimiento científico, humano y fundamentado de la sexualidad.

2.- El yo sexual. Reflexión sobre lo que te gusta, qué deseos tienes, y aceptar el hecho de que las personas tengan otro tipo de prácticas o fantasías.

3.- El vínculo con la pareja o con otros. Este incluye a todas las relaciones emocionales. Se vincula a la inteligencia social porque implica respetar las ideas de otros.

Recuerda que en la sexualidad todo es permitido, siempre que exista respeto y confianza. ¡Cuídate!

(salud180.com).

COMPARTIR