Enrique R Luna.

Organizada por el Príncipe Alberto, marido de la Reina Victoria, La Gran Exposición (Great Exhibition of the Works of Industry of all Nations en inglés) fue una muestra a los ojos de la sociedad del futuro a porvenir.

Con sede en el Londres del primero de mayo de 1851, el Palacio de Cristal; una estructura armada mayormente de vidrio y vigas de acero, dio lugar al intercambio cultural e industrial de 28 países incluido México. Personajes como Charles Darwin, Samuel Colt, Charles Dickens, Lewis Carroll, Frederick Bakewell y George Eliot (por mencionar a algunos) asistieron como expositores y visitantes.

Este hecho histórico revolucionaría la manufactura para siempre. Se daría inicio a la producción en masa de bienes y productos, llevando a la humanidad a un cambio radical gracias a las ideas de científicos, ingenieros y pensadores del contemporáneo siglo XIX. Y no era para menos, pues en esta exposición, es decir ya desde ese entonces, fueron claramente visibles las naciones que apostaban por el estudio de las ciencias, hoy día países del primer mundo.

México a su vez se encontraba en bancarrota, gobernado por el Presidente Mariano Arista (de 1851 a 1853) que intentaba desesperadamente impulsar la minería, la agricultura y la industria mexicana; que recién empezaba a echar sus primeros latidos de vida. Todo esto mientras a cientos de kilómetros, el mundo era una vuelta de página.

Aquí una serie de retratos del libro Dickinsons’ comprehensive pictures of the Great Exhibition of 1851, que nos dan muestra de cómo las naciones del pasado se veían a si mismos en el futuro.

Comentarios

Comentarios

COMPARTIR