Acá entre nos, ¿Dónde nos vemos? ¡En Vips!

La buena comida sabe mejor en compañía de buenos amigos.

¿A poco no esa es la frase más común entre los amigos y-o familiares para ir a comer, a desayunar, a cenar o simplemente a ir a tomar un café para enterarse de los “chismes” o bien para cerrar un trato laboral? Déjame decirte que desde que entras a este restaurante te saludan con una enorme sonrisa y te acompañan hasta el lugar en el que te sientas a gusto; claro, siempre y cuando no esté repleto como lo está generalmente. Respiras un ambiente de “camaradería”, como si entraras a tu casa o a la de algún familiar.

Yo fui a desayunar y llegué poco antes de la cita convenida, y al sentarte alguna de las vendedoras amablemente te dice su nombre, te ofrece café o chocolate y se pone a tus órdenes. Mientras decidía lo que iba a pedir di una rápida “revisada” al lugar y alcancé a leer algunos de los nombres del personal que te atiende, y pude ver el de Soco, Gloria, Celia, Laura, Cande, Juanita; me agradó el que los alimentos se preparan al momento, por eso hay alguna pequeña tardanza al servirlos, pero como te ponen un canasto con pan, pues entretienes perfecto el hambre que puedas sentir a esa hora de la mañana, ya que no te falta el café mientras te llevan la orden que pediste.

Los baños están muy limpios, aunque se percibe un pequeño mal olor que preguntando al gerente Isael (una disculpa ya que no pregunté su apellido) explica que por causas de una mala planeación la tubería subterránea es la que emite esos olores, pero solo es un rato por la mañana y ya después desaparece. También es interesante el que manejen una tarjeta de descuento que va desde el diez por ciento en tu primera visita ¡¡hasta llegar a un 50 por ciento!!

Los desayunos incluyen jugo o fruta y café o té, y si estás a dieta también hay sugerencias para ti. Por unos pocos pesos más te sirven unos delicioso hotcakes. Yo me decidí por unos con fresa y frambuesa y por unos huevos divorciados perfectamente bien cocidos. En cuanto a la carta de comidas, ofrecen una gran cantidad de platillos de entradas, de plato fuerte y guarnición ¡¡haciendo tu menú según tu gusto!!

En la noche hay un 2 por uno en burguer, bisquets y sándwich ¡¡qué tal!! Te atienden con mucha amabilidad, te dan una buena atención y la higiene del lugar y de los alimentos es cien por ciento recomendable. Cuentan también con área de juegos para los chamacos, y si usted cumple años el personal se une a esa gran alegría cantándole Las Mañanitas acompañado de un pequeño pastel con su vela encendida pidiéndole que la apague.

Vips cuenta también con un salón que puede ser de usos múltiples ya que puedes organizar una reunión o un baby shower, alguna junta de información o hasta una reunión de amigas para ir a jugar cartas disfrutando de la atención y del servicio. De la conexión a internet tienes la posibilidad de conectarte a la línea de Vips o a la de Wow. Total, que mi experiencia al ir a desayunar a Vips resultó bastante confortante y agradable, ¡y créanme que sale uno lleno de buena vibra! Por eso, ¿¡qué te parece si nos vemos en Vips!?


 

COMPARTIR