El fabricante de culpables que quiere ser alcalde

    De la redacción de razacero.

    Más conocido como fabricante de culpables y por su marcada ineficacia para combatir la delincuencia, el titular de la Dirección Municipal de Seguridad Pública de Durango, Óscar Armando Galván Villarreal, ahora pretende ser alcalde de la capital duranguense.

    En entrevista con empleados de esta dirección, que solicitan el anonimato por temor a sufrir represalias físicas y laborales, estos manifiestan a razacero: “La situación en esta dirección es caótica, no solo por la falta de resultados positivos en la prevención de la delincuencia sino por el desorden y corrupción en el área administrativa fomentada por el mismo director, el Lic. Óscar Galván Villarreal”, comentan los denunciantes, detallando que Óscar Galván Villarreal desde el trienio pasado, de corte priísta, había venido ostentándose como licenciado en Derecho sin estar titulado, cuando estuvo a cargo de la jefatura del departamento jurídico de esta misma dirección. “Apenas hace unos días se tituló en una universidad del estado de Veracruz, no sabemos a qué hora ni cuándo iba a tomar clases”, refieren los trabajadores de la DMSP.

    “Los viáticos en esta dirección son otorgados de manera muy generosa a un selecto grupo de empleadas amigas del director Óscar Galván, que constantemente viajan a diferentes lugares de la República, y la hermana del director, Hilda Galván Villarreal, está ‘comisionada’ en el sindicato por lo que solamente cobra su sueldo”, expresan con molestia los empleados municipales.

    Así las cosas, el ahora ya flamante licenciado Óscar Galván Villarreal, titulado por una universidad veracruzana, desde que tomó posesión de su cargo como director de Seguridad Pública del municipio de Durango “dispuso que un elemento policíaco, de nombre Alfredo, sirviera como chofer de su papá”, relatan los trabajadores indignados.

    El Alcalde Opaco de Durango, José Ramón Enríquez Herrera, con el corrupto titular de la Dirección Municipal de Seguridad Pública, Óscar Galván Villarreal. El uso de las instituciones públicas para obtener recursos y beneficios personales y de grupo es el estilo de quienes gobiernan la capital duranguense.

    Pero lo que más llama la atención de esta serie de denuncias es la siguiente: “Los trabajadores administrativos han recibido órdenes del Lic. Óscar Galván para dar un trato especial a los líderes de organizaciones sociales, políticos, periodistas y dirigentes de partidos para hacerles descuentos especiales en trámites como expedición de licencias y cobros de infracciones de tránsito, pues ha manifestado a sus colaboradores cercanos que quiere ser alcalde de Durango; esto, ante la posible destitución e inhabilitación del alcalde José Ramón Enríquez Herrera, que quiere reelegirse”, finalizan los empleados de la DMSP.

    Lo más lamentable de esto es que El Alcalde Opaco, José Ramón Enríquez Herrera, tiene o debe tener conocimiento de este tipo de corruptelas que se cometen en la Dirección Municipal de Seguridad Pública, pero como sucede en la mayoría de las direcciones de este municipio, la impunidad y “el dejar hacer, dejar pasar”, son las principales características que identifican ya al conocido oftalmólogo que aspira a ser gobernador de este estado.


     

    COMPARTIR