De la redacción de razacero.

Parece ser que las élites que llegaron a “gobernar” el estado de Durango bajo las siglas del PAN-PRD, saquearán el erario de esta entidad hasta el último minuto del sexenio, sobre todo en la secretaría de Salud, en donde el titular, Dr. Sergio González Romero, al igual que su antecesor, César Franco Marizcal (así con zeta) también se ha convertido en abierto cómplice de actos de corrupción que sobrepasan la ignominia para caer en actos criminales de lesa humanidad.

En este momento, a pesar de que la ciudadanía y los medios de comunicación locales ya han denunciado infinidad de veces la falta de medicamentos y equipos médicos tan elementales como jabones y antisépticos especiales, estas carencias se siguen dando, y no precisamente porque no haya presupuesto para comprar estos productos. Al respecto, personal de esta secretaría informa en entrevista exclusiva para razacero: “Desgraciadamente la Directora Administrativa, C.P. Ruth María Vázquez Barraza, que se ostenta como Contadora Pública pero no aparece en el Registro Nacional de Profesionistas, sigue con su falsa política de ‘austeridad’ afectando gravemente las actividades de médicos y enfermeras”, manifiestan.

Y en este contexto, un nuevo personaje que se ha sumado a los atracos que cotidianamente se dan al interior de esta dependencia, es el C.P. Manuel Peleato Dávalos. “Manuel Peleato Dávalos es el subdirector de Recursos Materiales y Servicios Generales de la secretaría de Salud, al igual que la Directora Administrativa se ostenta como Contador Público, pero tampoco aparece en el Registro Nacional de Profesionistas. Este funcionario desvía medicamentos y equipo médico falsificando órdenes de entrega a los hospitales del estado. Cuando le hemos solicitado medicamentos y equipo médico argumenta con documentos apócrifos que ya realizó las entregas en tiempo y forma; así, al corroborar la existencia física de estos productos en los hospitales resulta que nunca llegaron. Este hecho ya es muy conocido en la secretaría de Salud, y obligatoriamente ya debe saberlo el secretario Sergio González Romero”, denuncian las fuentes.

Dr. Sergio González Romero, titular de la secretaría de Salud del estado de Durango, conoce perfectamente las corruptelas que se cometen al interior de la dependencia que dirige, pero de manera pusilánime hace caso omiso a las denuncias que hacen la ciudadanía y los trabajadores de esta institución.

¿Qué destino le da éste “servidor público” a los medicamentos y equipo médico que no llegan a los hospitales de Durango?

Ante la falta de resultados del gobierno estatal para eliminar la corrupción en esta secretaría, ya es imperativo que el Congreso local actúe de inmediato, pero desgraciadamente los diputados de esta legislatura, de mayoría morenista, al parecer han llegado a acuerdos para permanecer omisos ante este tipo de problemas y para no revisar a detalle las cuentas públicas que presenta el gobierno estatal de ésta y otras dependencias.


 

COMPARTIR