Director de la Policía Municipal de Durango y Juez Administrativo protegen a porros del MT

    Noel Díaz Rodríguez, director municipal de Seguridad Pública. Funcionario corrupto.

     

    De la redacción de raza cero.

    La noche del pasado sábado 26 de abril, el dirigente del Movimiento Territorial del PRI estatal, Ricardo Benavente García, y una docena de integrantes de este sector priísta, se encontraban alcoholizados y escandalizando en las inmediaciones de la facultad de Medicina de la UJED.

    Luego de recibir varios reportes de ciudadanos, un grupo de inspectores del municipio llegó al lugar para clausurar el evento etílico y, según testigos presenciales, Ricardo Benavente García, bajo los efectos del alcohol, actuó de manera prepotente agrediendo a los inspectores con lenguaje soez y a botellazos.

    Para desgracia, uno de esos botellazos lanzados por este líder priísta rijoso hirió a uno de los inspectores, de sexo femenino, por lo que sus compañeros solicitaron refuerzos a la Dirección Municipal de Seguridad Pública del municipio de Durango, cuyo titular es el Lic. Noel Díaz Rodríguez.

    Al llegar los policías municipales también fueron recibidos con insultos y agresiones por parte del dirigente del MT estatal, Ricardo Benavente, y sus acompañantes, por lo que estos tuvieron que someterlos y llevarlos a la Delegación Sur.

    “Cuando se los llevaban detenidos, Ricardo Benavente hizo dos llamadas desde su teléfono celular, una al Juez Administrativo, Juan Mejorado, y otra al Lic. Noel Díaz Rodríguez, director de Seguridad Pública del municipio, y ambos funcionarios intercedieron por este dirigente y sus acompañantes”, informó a raza cero uno de los empleados municipales que estuvieron presentes en el lugar de los hechos.

    Juan Mejorado Olaguez, Juez Administrativo del municipio de Durango. La ley al servicio del más fuerte.
    Juan Mejorado Olaguez, Juez Administrativo del municipio de Durango. La ley al servicio del más fuerte.

    Tanto los policías como los inspectores recibieron órdenes de sus superiores de guardar silencio, pero esta obediencia se rompió cuando el pasado 29 de abril uno de los porros que acompañaban al líder priísta Ricardo Benavente presentó una denuncia en la Contraloría Municipal por “abuso de autoridad” en contra de los policías y de los inspectores municipales.

    “Este porro se llama Roberto Gómez Gama Silerio, y era uno de los más agresivos, junto con Ricardo Benavente. ¿Cómo es posible que el Juez Administrativo Juan Mejorado y el director de Seguridad Pública, Noel Díaz Rodríguez, protejan a esta clase de personas tan solo por ser dirigentes priístas? Ellos son los que deberían de poner el ejemplo de aplicar la ley por igual para todos. Este líder del MT, Ricardo Benavente, y sus amigos, hirieron a una inspectora y agredieron a la autoridad, son auténticos porros, y ahora a nosotros, los inspectores y policías, que somos los empleados más débiles y solo cumplimos con nuestro deber, nos quieren castigar, ¿de qué se trata esto señor presidente municipal Esteban Villegas?”, reclama un trabajador que solicita el anonimato por temor a perder su empleo.

    “Esto es real, hay registros de todo lo que pasó ese día, pero en la Delegación Sur, por órdenes del Juez Administrativo, Juan Mejorado, y por instrucciones del director de Seguridad Pública Municipal, Noel Díaz Rodríguez, borraron el nombre del dirigente estatal del Movimiento Territorial del PRI, Ricardo Benavente García”, finaliza el empleado municipal.

    COMPARTIR