Cómo decirle a una mujer que quieres tener sexo

Decirle a una mujer que quieres tener sexo con ella, a veces resulta complicado. Lo que para nosotros los hombres no podría ser más sencillo: queremos sexo y vamos por él, para ellas implica otros elementos como el pudor, la vergüenza y en muchos casos hasta sentimientos de culpa.

¿Por qué? Es probable que influyan muchos elementos culturales y religiosos. Pero lo primero que debes saber es que ella lo desea tanto como tú, aunque no te lo demuestre igual.

A continuación te dejamos algunas recomendaciones para lograr tu objetivo:

–  Si ni siquiera la has besado pero quieres hacerle el amor, todavía te falta un camino por recorrer. No te desesperes, ve poco a poco, hazla sentir en confianza y bésala. Una vez que lo hagas, su respiración y comportamiento te irán indicando si puedes avanzar al próximo nivel.

– La ternura para ellas es importante, no a todas les gusta ser tratadas como un objeto sexual. Consiéntela, acaríciala, bésala con delicadeza, dile lo atractiva que te resulta y verás el efecto inmediato en su comportamiento hacia ti.

– A veces, no seas tan obvio: invítala a “ver una película” en tu casa, a “comer palomitas” o a “conversar”. Ella sabe perfectamente hacia dónde avanzarán las cosas, sin necesidad de que le digas: “quiero hacértelo ya”.

– A veces no es necesario pedirlo: a las mujeres les gusta que tomemos la iniciativa y las llevemos a nuestro terreno. Sorpréndela dentro de la ducha, tócala descaradamente o hazle sentir a través de tu respiración y lenguaje corporal que quieres tener sexo inmediatamente.

– El humor, una ayuda infalible. Hazla reír, hazle chistes con doble sentido, envíale mensajes calientes (sin excederte) y eso la mantendrá permanentemente relajada y con ganas de estar con alguien con quien la pasa bien.

– Utiliza tu mirada, a ellas les encanta que las observemos y saber que nos gustan. Tal vez de la boca para afuera harán ademanes de vergüenza, pero si miras su trasero, sus senos, su cabello y especialmente sus labios, entenderán perfectamente tus señales de seducción.

– Recurrir al alcohol puede sonar a medida desesperada, pero a veces tanto ella como tú necesitan desinhibirse. Si ya han salido varias veces y las cosas no se han dado, invítale unas copas de noche en un lugar agradable.

– La comunicación verbal es un recurso que debemos utilizar en el momento justo. Si nada de lo anterior surte efecto, tal vez solo está esperando que le digas claramente: “quiero tener sexo contigo”. Para muchas de ellas, escuchar estas palabras resulta sumamente excitante.

(untiposerio.com).


 

COMPARTIR