10 consejos para evitar problemas de erección

La impotencia es una preocupación frecuente entre los hombres y un problema bastante generalizado hoy en día entre la población masculina a causa de un estilo de vida poco saludable. El estrés laboral, la presión social, la mala alimentación o el consumo excesivo de alcohol y tabaco nos han llevado a un incremento del porcentaje de hombres que sufren disfunción eréctil a lo largo del planeta, llegando incluso hasta el 10% del género masculino, en algún momento de sus vidas.

La impotencia suele detectarse por la falta de una erección suficiente para la penetración o para mantener el acto sexual, una patología que puede ser causa de problemas físicos o psicológicos, siendo esta segunda opción la más generalizada. Los problemas de erección en su mayoría son un trastorno que se presenta ocasionalmente o de forma temporal, pudiendo afectar a hombres de todas las edades. Por lo que ya no es extraño si un joven de 25 o 30 años pueda presentar alguno de sus síntomas.

La disfunción sexual es un problema tratable gracias a los avances médicos y la gran diversidad de tratamientos contra la impotencia que podemos encontrar en el mercado; pero además, la propia voluntad es otra de las claves para poner solución a este problema.

1.- Modificar hábitos

Se trata del primer paso a tomar. Aunque resulte difícil, siempre que se intenta buscar solución a algo requiere de un esfuerzo por nuestra parte. Romper con la rutina ayuda a desconectarse de los problemas, no te dejes e intenta salir a cenar con tu pareja más a menudo o regálate un capricho, como una noche de hotel. Ayudará a la motivación personal y de pareja.

2.- Dieta saludable

Otra de las claves para evitar los problemas de impotencia podría ser la mejora de tu alimentación. Apuesta por los alimentos bajos en colesterol, ricos en fibra y las infusiones que te ayudarán a estar más relajado y centrado.

3.- Dejar de fumar 

La impotencia suele tener una relación directa con el tabaco. Los hombres fumadores, según ha sido demostrado, sufren de una reducción de la cantidad de semen producida y un descenso de la fertilidad.

4.- Evitar el alcohol

El exceso de consumo de bebidas alcohólicas, así como de otro tipo de sustancias, llegan a afectar negativamente la actividad sexual masculina, incluso interrumpiéndola por completo en muchas ocasiones.

5.- Ejercicio moderado

Pasear o correr entre media hora y una hora al día, ir al gimnasio o hacer algo de fitness en casa puede ser otra de las soluciones más efectivas para recuperar nuestra vida sexual. El ejercicio diario nos hará sentir mejor, estar más activos y bajar algo de peso.

6.- Meditación y yoga

Pueden ser las mejores opciones para recuperar la estabilidad en épocas de excesivo estrés en el trabajo, siendo estas prácticas dos de los hechos demostrados más influyentes en los casos de problemas de impotencia.

7.- Acupuntura

Según las últimas investigaciones, la acupuntura también puede ser de gran ayuda para mejorar nuestro bienestar en general.

8.- Hablar con nuestra pareja

La comunicación y la confianza es fundamental siempre que nos encontramos en una relación. Cuéntale tus preocupaciones y problemas siempre que lo necesites. Incluso, pídele un masaje para relajarte después del trabajo, como una forma de comenzar un acercamiento sexual de forma calmada y sin presiones.

9.- Gingeng  y Ginkgo

Conocido como la Viagra natural, el gingeng es una planta de reconocidos beneficios para tratar la disfunción sexual, gracias a ser un potente vasodilatador que mejora la calidad de las erecciones y aporta vitalidad. Del mismo modo, el Ginkgo Biloba es una planta originaria de China con reconocidos beneficios para la salud, entre ellos, para la salud sexual.

10.- Cuidado con los medicamentos

En último lugar, se deben mantener ciertas precauciones con la ingesta de algunos fármacos que pueden provocar la pérdida de líbido y potencia sexual, tales como antidepresivos, antihistamínicos o productos diuréticos.

(hogarmania.com).


 

COMPARTIR