Acá entre nos, La Tía Titi

Se me antoja una ensalada, de esas que llevan su limón, lechuga, rábanos y un in…go de pozole abajo.

¿Ya fue con “La Tía Titi”? Me preguntaron en varios mensajes que me llegaron (los cuales en verdad agradezco al igual que sus sugerencias).

Y pregunté dónde estaba ese lugar que tanto me estaban mencionando.

Me respondieron que está ubicado en la calle Profr. Manuel Morales #206 colonia Ciénega. Es la calle lateral que está a un costado del templo.

Total que Acá entre Nos me fui a buscar ese lugar, y cuando usted tenga la oportunidad de ir déjeme le digo que por fuera no luce nada atractivo, pero al abrir la puerta ¡¡o sorpresa!! ¡¡La decoración es típicamente mexicana, llena de colorido y de fiesta!!

El mobiliario es de la típica casa de algún rancho donde las sillas y mesas están pintadas con colores que van desde el rosa, verde y naranja hasta el café; su musicalización es fabulosa, puedes escuchar a Astrid Hadad, Lila Down o Lucha Villa. ¡¡Da gusto estar ahí!!

PAG-7-5La atención la da una señorita bastante agradable, simpática y atenta que le saca una sonrisa con sus comentarios mientras le sugiere qué comer, haciendo mención de que la comida es preparada en ese momento por lo que se tardará unos minutos en llevarla.

 

El lugar es pequeño pero muy acogedor, hay un pizarrón donde están escritas varias frases cortas, tanto del buen comer como de motivación y superación personal.

El baño está muy limpio, así como el área del lavamanos, y tiene despachador de jabón o gel según prefiera.

Tuve la oportunidad de platicar con sus propietarias ya que mientras Alma atiende las mesas, Adriana es la que se encarga de toda la preparación de los alimentos, y me cuentan que es un lugar típico, como los hay y muchos en el DF, y que para abrirlo tuvieron algunas dificultades por lo engorroso de los trámites y la tardanza, haciendo una petición a los responsables de dar esos permiso que apoyen más al empresario local.

En “La Tía Titi” ofrecen antojitos mexicanos, desde taquitos, sopes, enchiladas y caldo de res ¡¡hasta pozole!! Y créame, ¡son deliciosos! Yo pedí un platillo variado que lleva taquito de carne deshebrada, sope, enchilada y empanada rellena de picadillo verde, sin olvidar lo que tanto me recomendaron y que no podía faltar ¡que es el pozole!

PAG-7-6

Y en verdad no mintieron en sus comentarios para recomendarme este lugar ya que vale la pena, quedando muy satisfecho por la cantidad que sirven, así como por el sabor y la carne muy “suavecita”; de bebida tienen agua de horchata (original), de Jamaica natural y limón, y mención aparte tienen un pastel orgánico sin conservadores ¡increíblemente delicioso!

Los costos son bastante accesibles, y el tiempo de espera para que le lleven su platillo se pasa rápido observando cada detalle de la decoración.

Así que si tiene ganas de comer un rico pozole, ¡vaya con “La Tía Titi”!


COMPARTIR