Casual Friday

Viernes, gracias a dios es viernes, y mañana hay todo un fin de semana para descansar.

¿Cómo puedo no enamorarme de los viernes, si lo que me traen es esperanza y felicidad?, reza una frase que hace alusión a los viernes, días que todos esperamos desde que es lunes. Fíjate que desde los años 50s el “casual friday” ha sido parte de la cultura empresarial. Con la finalidad de dar a los empleados un relax, miles y miles de empresas a nivel mundial han instituido en sus códigos de vestimenta que el día viernes podrán asistir a la oficina con un look menos formal. Pero existen ciertas reglas o consejos que te recomendamos aplicar para tener éxito y no cometer el error de verte demasiado relajado y desentonar.

Lo primero que debes tener en cuenta es que el contexto sigue siendo: semana laboral, es decir, por más relajado que pueda verse todo, y por más antesala que sea el tan esperado fin de semana, no deja de ser un asunto empresarial en el que necesitas seguir manteniendo el toque de formalidad. Por ello, es fundamental mantener la armonía entre lo informal y la sofisticación.

Otro punto a resaltar es que cada empresa manejará a su parecer el término “casual friday”, así que no podemos homologarlo, y aquí valdrá la pena que observes cómo es que los demás arman sus looks y qué puedes o no incorporar. Sin embargo, la condición que rige este estilo en cualquier lado es dejar fuera el saco y la corbata. El gran secreto consiste en simplemente mezclar prendas o piezas formales con otras que te ayudarán a restarles parte de esa formalidad, y aquí te digo como aprender a armar “outfits” para cada viernes casual.

PAG-7-3Traje y camiseta.- Como verás, el traje sigue siendo parte elemental y este look es perfecto si eres “Godínez”, conservador o clásico. Pero para restarle formalidad y darle ese toque de frescura y relax, combínalo con una camiseta básica, de esas sin estampado ni tanto detalle. Otro tip para esta recomendación es que optes por elegir un traje en colores más claros, olvídate del gris Oxford, azul marino o cualquier otro tono que sea muy formal. La idea es que el color claro te ayude con la parte del toque relajado y que la camisa le otorgue frescura. Te recomendamos leer nuestro artículo de como portar trajes en tonos pastel para un día de oficina.

Camisa manga larga y corta.-Por sí sola, una camisa de manga larga es una prenda formal, no importa si es lisa, rayada o con un detalle sobrio; siempre será la clase de pieza obligatoria para un día de oficina. Entonces, para cumplir con el viernes casual, bastará con portarla con un pantalón de gabardina liso o alguno con estampados de rayas. Aquí se vale aplicar el uso de jeans también, puesto que la camisa es lo suficientemente elegante para restarle informalidad a las otras prendas. Cabe mencionar que la camisa de manga corta puede llegar a ser una prenda más divertida e informal, por ello, si decides usar una en tu look elige pantalones de gabardina cortos, pero en tonos como beige, azul marino y otros tonos más sobrios.

Playera.- Como la playera es el tipo de prenda superior más informal que existe -por sentido común-, lo recomendable es usarla con pantalones más formales que pueden ser desde los clásicos de vestir hasta de gabardina. Cuando elijas tu playera inclínate por una con un diseño vanguardista, es decir, algún estilo como las piezas del deseo que lanzó Gucci, con su logo y un par de colores discretos. Aquí es importante recalcar que no debes rebasar la línea entre el diseño y el exceso, y que los accesorios son imprescindibles: pulseras, alguna cadena o anillos, recordando siempre que lo menos es más.a


COMPARTIR