Quiero ser modelo

La belleza va más allá del tamaño

Modelo 3
Jared

En últimas fechas el modelaje masculino ha tomado gran relevancia e importancia en el mundo de las pasarelas, tan es así que hay un vídeo llamado “100 años de belleza masculina”, donde vemos el desarrollo de la moda en los hombres. Esto se debe a que tiene más vida que el de las mujeres, como por ejemplo Philippe Dumas, modelo francés que triunfa en las grandes pasarelas y tiene más de sesenta años, o Aiden Brady, del Reino Unido, que a sus cincuenta años ha desfilado para grandes marcas y diseñadores.

Tan importante es este mercado que en Europa ya existe una agencia de modelos para hombres maduros con más de cincuenta años, y aunque hay sólo un pequeño número de hombres mayores que persigue este objetivo, el interés va en aumento. Y qué se puede decir del gran “boom” de los modelos jóvenes como Tom Hughes, de Reino Unido, con 18 años, o Daniel Morel, de República Dominicana, con 19 años, dentro del “top ten” de modelos internacionales.

¿Por qué hablar del modelaje masculino? Porque en Durango últimamente hemos visto concursos de modelaje con nombres tan variados que van desde “el rostro, la figura, el modelo del año”, hasta “el Mr. Centroamérica internacional”, títulos que no se sabe si de verdad los ganan yéndose a participar a otras ciudades y/o países o los inventan. Sin embargo, es más lamentable que a pesar de que muchos coordinadores tengan un buen tiempo de hacerlo, no muestren su experiencia en la organización y coordinación de sus concursos

Modelo 1
Peter

Lamentable que ellos se estén encargando de que la imagen del modelo estético se vaya perdiendo. Existen modelos que se requieren para promover accesorios y ropa, o los de alta costura, para editoriales, fotografías, catálogos y pasarela, entre otros, pero en nuestra ciudad capital a los utilizados en pasarela (y digo “utilizados” porque los modelos en Durango deben entender que son una mercancía y que se contratan para apoyar, promover e impulsar una marca o producto, esa es su importancia, que al final para eso se llevan a cabo ese tipo de concursos) les han hecho creer los directores de las agencias que gran parte de ellos jamás tuvieron la experiencia de estar desfilando en pasarela, que los modelos son los que importan, y no es así.

Modelo 2
Sebastián

Hablo sobre esto porque en días pasados me invitaron a un concurso de modelos masculinos, donde hubo de “chile, dulce y manteca” sobre estaturas y complexión; hubo infinidad de errores de organización, comenzando por la logística, la musicalización, el programa, y sobre todo la puntualidad pues comenzó hora y media después de la hora programada, una falta de respeto total para los asistentes, donde no hubo una disculpa por parte del conductor, que estaba ahí para su lucimiento personal más que para conducir el evento; pero el error más grande es que los participantes no saben posar ni caminar en pasarela, demostrando tal vez que quien los “prepara” no tiene idea de esa técnica. Los concursantes creen o así se los hacen saber, que mientras más “cuadrados” se paren, aunque no sepan ni caminar, tienen más oportunidades de ganar. Los integrantes del jurado no tienen nada que ver con el modelaje. Con este tipo de penosos eventos se da a entender que en Durango importa más el “amiguismo” que el profesionalismo, y que a los organizadores solo les interesa llenarse los bolsillos de dinero y alimentar su egolatría.

Por el bien del modelaje espero que esa mentalidad cambie y se lleven a cabo certámenes de calidad, que son los que merecemos.


COMPARTIR