Los excesos de “La Licha”, una lideresa sindical insoportable

    De la redacción de razacero.

    Desde hace cuatro años, los habitantes de las calles Narciso y del Rosal, de la colonia San Isidro, de la ciudad de Durango, han estado viviendo una constante pesadilla que no saben cuándo terminará, pues tienen como vecinos a la conocida lideresa del Sindicato “Único” de Trabajadores Municipales (SUTM), Alicia García Valenzuela, alias “La Licha”, y a varios de sus familiares.

    La lideresa del que recientemente dejó de ser Sindicato “Único” de Trabajadores Municipales de la ciudad de Durango sigue gozando de privilegios en el gobierno de simulación del panista Jorge Salum del Palacio.

    “El hijo de Alicia García Valenzuela, Erick Emanuel Sánchez García, de aproximadamente 22 o 23 años, vive en la calle Narciso Núm. 204, casi todos los días organiza fiestas que se prolongan hasta el amanecer y pone el sonido de la música a todo volumen. Es imposible dormir. Todos los vecinos tenemos que trabajar temprano y esta situación ya es insoportable. Ya hemos reportado infinidad de veces estas violaciones al reglamento municipal, pero ninguna autoridad nos hace caso. Hemos llamado a la dirección de Inspectores, pero ahí trabaja un cuñado de la señora Alicia García, a quien apodan “El Toro”; también hemos llamado a la dirección municipal de Seguridad Pública, y tampoco nos hacen caso pues un tío de Alicia García, de nombre Armando Meléndez, es comandante en esta dependencia. Marcamos al 072 y nunca hacen caso de nuestros reportes”, se quejan impotentes los colonos de San Isidro.

    Residencia donde vive Erick Emanuel Sánchez García, hijo de Alicia García Valenzuela, ubicada en la calle Narciso Núm. 204 de la colonia San Isidro. Los vecinos ya no aguantan los escándalos que hace frecuentemente, protegido por su madre y por familiares que ocupan cargos en el gobierno municipal.

    Para las familias García Valenzuela y Sánchez García no hay austeridad, pues los últimos 23 años la lideresa del SUTM ha gozado de total impunidad, lo que les ha permitido adquirir numerosas propiedades en esta zona de la capital del estado de Durango. Así, en la calle del Rosal Núm. 204 tienen un salón de eventos; en el número 202 de esta misma calle vive la mamá de la lideresa, quien a su vez tiene su residencia en el número 221. La hermana, Nora García Valenzuela, vive en el número 206, también en la calle del Rosal.

    “La canción El Centenario la repiten decenas de veces a todo volumen, ya no la aguantamos, y en la pasada campaña electoral, en esta calle a todas horas desfilaron carros nuevos propiedad del municipio de Durango, en los que se movilizaron cientos de trabajadores del sindicato que dirige esta señora para apoyar al Dr. Enríquez”, revelan los vecinos.

    Uno de los remolques propiedad de Alicia García, en los que transporta a sus caballos a las caballerizas que tiene en su rancho de La Tinaja, en la salida a Parral. Para esta lideresa sindical no hay austeridad.

    Lujosos autos Camaro y camionetas Cheyenne y Raptor último modelo se ven estacionadas a lo largo de estas calles, Narciso y del Rosal, de la colonia San Isidro: “A estas camionetas y autos, constantemente les cambian las placas y hay ocasiones en que hasta cierran la calle para hacer sus fiestas que terminan en francachelas hasta el día siguiente. Frente al número 405 de la calle Narciso tumbaron un poste el año pasado y hasta la fecha no lo han repuesto las autoridades”, denuncian los ciudadanos, que por temor a ser agredidos físicamente por este clan de familiares agresivos de la lideresa Alicia García solicitan el anonimato y le piden a través de este conducto al alcalde panista Jorge Salum del Palacio que tome cartas en este asunto y gire instrucciones al director municipal de Seguridad Pública, Lic. Antonio Bracho Marrufo, para que atienda de inmediato sus llamados y solucione ésta molesta problemática que los aqueja y que está trastornando por completo sus vidas y la tranquilidad de su vecindario.

    COMPARTIR