“¡Que renuncie!”, exigen a Calderón Rosas

    De la redacción de razacero.

    El pasado 30 de enero, la Barra Mexicana de Abogados de Durango A.C., en voz de su representante, el Lic. Gustavo Gamero Luna, exigió la renuncia inmediata del magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia y del Consejo de la Judicatura del estado de Durango, Lic. Esteban Calderón Rosas, por las violaciones graves a la Ley Orgánica del Poder Judicial que ha cometido desde que tomó posesión de su cargo, pues fue elegido por un período de seis años cuando solo le correspondía cubrir un interinato de dos años.

    El Lic. Gustavo Gamero declaró ante los medios de comunicación que tanto abogados como trabajadores del Poder Judicial y ciudadanos se quejan constantemente por el trato despótico y prepotente que reciben por parte del presidente del Tribunal Superior de Justicia, Lic. Esteban Calderón Rosas.

    Por sus violaciones a las leyes que han puesto en riesgo la operatividad legal del Poder Judicial de Durango, su pésimo comportamiento social y por permitir el uso de los tribunales para atentar ilegalmente contra la libertad de prensa y la libertad de expresión, varias organizaciones sociales de abogados y ciudadanos exigen la renuncia del presidente del Tribunal Superior de Justicia del estado de Durango, Lic. Esteban Calderón Rosas, advirtiendo que llevarán su inconformidad a la ciudad de México ante el presidente López Obrador y el presidente de la SCJN, Lic. Arturo Zaldívar, y que de no ser atendida su exigencia tomarán pacíficamente el recinto del Poder Judicial de Durango.

    Como se sabe, desde que este personaje sórdido asumió la máxima posición del Poder Judicial, en este recinto se han cometido todo tipo de tropelías y violaciones a las leyes, siendo la mayoría de los magistrados los principales cómplices de las transgresiones cometidas por el magistrado presidente Esteban Calderón Rosas.

    Así, su nombramiento ilegal y designaciones de incondicionales que no cumplen con el perfil en cargos importantes y que han puesto en riesgo la operatividad legal del Poder Judicial de Durango, han estado a la orden del día desde que el Lic. Calderón Rosas llegó a la presidencia del Tribunal Superior de Justicia, en septiembre de 2016.

    Ahora, otra tempestad se avecina para este corrupto servidor público, pues en la región de La Laguna duranguense, específicamente en Gómez Palacio, un numeroso grupo de abogados y ciudadanos integrantes de la organización no gubernamental Pro Defensa del Ciudadano A.C., cuyo representante es el prestigiado abogado Víctor Manuel Pinedo Ledezma, también están exigiendo la renuncia inmediata de Esteban Calderón Rosas por las múltiples violaciones a la Constitución que ha cometido y por haberse prestado a violentar los derechos a la libertad de Prensa y a la libertad de Expresión en el caso de los periodistas Juan Monrreal López y Fernando Miranda Servín, directores de los medios de comunicación Demócrata Norte de México y razacero, respectivamente, que de manera ilegal fueron demandados por “daño moral” por la ex alcaldesa de Gómez Palacio, la priísta Juana Herrera Ale.

    Hoy, estas importantes instituciones, la Barra Mexicana de Abogados de Durango A.C., y la organización no gubernamental Pro Defensa del Ciudadano A.C., integradas por cientos de abogados y ciudadanos, solicitan al Pleno del Tribunal Superior de Justicia que nombre a un encargado interino, y también le exigen al gobernador del estado, José Aispuro Torres, que haga su propuesta ante el Congreso del estado para elegir a un nuevo presidente del Poder Judicial, ante el desprestigio y graves daños que le ha ocasionado a este poder el Lic. Esteban Calderón Rosas.

    Recientemente, el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, y el presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Lic. Arturo Zaldívar, manifestaron por separado que no permitirían abusos ni violaciones a las leyes por parte de quienes deben impartir justicia, por lo que estas organizaciones contemplan ya trasladar sus manifestaciones de inconformidad a la ciudad de México y tomar de manera pacífica las instalaciones del Poder Judicial del estado de Durango.


    COMPARTIR