Los saqueos con Esteban, el presidente municipal de Durango

Esteban Villegas Villarreal, alcalde de Durango. Quien solapa la corrupción también es corrupto.

 

Fernando Miranda Servín.

En el año 2003, el actual presidente municipal de Durango, Esteban Villegas Villarreal, comienza su carrera política como líder estudiantil ganando las votaciones para ser el presidente de la Federación Estudiantil Universitaria de Durango, y su papel al frente de esta organización no fue distinto al que han desempeñado la mayoría de estos dirigentes, ya que como tal ejerció el porrismo a favor del gobierno estatal priísta para mantener el control político de esta casa de estudios.

Posteriormente, fue dirigente de la CNOP y presidente estatal del PRI.

Titulado como médico cirujano por la UJED y sin ningún currículum en su profesión, a finales de 2012, Esteban Villegas tomó posesión como titular de la secretaría de Salud del estado de Durango, como premio por los resultados obtenidos en las elecciones presidenciales de julio de ese año en las que el PRI obtuvo una mayoría abrumadora en el Congreso local, gracias a las incontables violaciones a las leyes electorales que este dirigente perpetró al amparo del gobierno estatal en turno.

Como secretario de Salud, Esteban Villegas no estuvo ajeno a los actos ilegales pues en julio de 2012, siendo candidato del PRI a la alcaldía de Durango, en plena campaña electoral fue acusado por la dirigencia panista duranguense de haberse otorgado una plaza de médico especialista sin tener la experiencia necesaria ni haber cubierto los requisitos legales; también, Esteban Villegas fue señalado por haber gestionado cuatro plazas en esta misma secretaría: una para su esposa, otra para su secretario técnico, otra para la esposa de su secretario técnico y una más para su hermano.

Así pues, Esteban Villegas es el clásico político que utiliza el poder para beneficiarse a sí mismo y a sus allegados.

Hoy, Esteban Villegas pretende ser gobernador del estado de Durango, como si golpear, atropellar garantías y violentar las leyes fueran requisitos indispensables para aspirar a tal cargo.

Y es que las mismas tácticas desaseadas que Esteban Villegas ha practicado desde que fuera líder estudiantil las sigue aplicando como alcalde de Durango, si no cometiendo sí tolerando y avalando saqueos millonarios al erario, como los que se llevan a cabo en la Subsecretaría de Organización y Participación Ciudadana, a cargo de su colaborador cercano, el Lic. Nazario Ortega Vera.

Este funcionario otorga diversas cantidades de dinero a infinidad de supuestas organizaciones sociales que no cumplen con las normas para recibir dichos beneficios, “y muchas de esas organizaciones ni siquiera están protocolizadas ante notario público, son pantallas para entregar recursos a personas que forman parte de las bases priístas, y a familiares y amigos de algunos funcionarios, como es el caso del Juez Administrativo del municipio, Lic. Juan Mejorado Olaguez; su hermano, José Ángel Mejorado Olaguez recibe 9 mil 500 pesos mensuales como representante de una supuesta organización llamada Alianza Ciudadana por Durango”, revela un empleado del municipio que solicita omitir su nombre por razones obvias. Y continúa:

 

“Son más de un centenar de organizaciones, presidencias de sociedades de alumnos y ciudadanos los que reciben fuertes cantidades de dinero sin justificar ni ejercer ninguna función social, mas que la de acarrear votos para el PRI. De todas ellas, solo unas cuantas organizaciones son serias y reciben menos dinero que otras”.

 

Por las razones anteriores, no hace falta ser experto en administración pública para saber que tanto el alcalde de Durango, Esteban Villegas, como el Subsecretario de Organización y Participación Ciudadana, Nazario Ortega Vera, están violando flagrantemente la Ley Federal de Fomento a las Actividades de las Organizaciones de la Sociedad Civil.

DOC1 DOC2

Trato privilegiado para José Ángel Mejorado Olaguez, hermano del Juez Administrativo Municipal, Lic. Juan Mejorado Olaguez.
Clic en las imágenes para agrandar

Este año, el presupuesto fue recortado y a todas las organizaciones les disminuyeron la entrega de recursos, a algunas de ellas hasta en un 50%, “pero el señor José Ángel Mejorado Olaguez, hermano del Juez Administrativo del municipio, sigue recibiendo sus 9 mil 500 pesos mensuales, sin que sepamos si su organización realmente realiza alguna actividad social”, remata el empleado.

Estas cantidades, de las cuales aquí se exhibe solo una mínima parte, representan la punta del iceberg de los saqueos millonarios que se están haciendo en el municipio de Durango, tanto en esta misma Subsecretaría de Organización y Participación Ciudadana que tiene otra partida presupuestal millonaria proveniente de fondos federales, y de la cual no dan informes a los ciudadanos que los solicitan a través del IFAI, como en otras áreas, sobre todo en las relacionadas con Finanzas y Obras Públicas.

Así las cosas, Esteban Villegas pretende ser el próximo gobernador de este estado, amparado, supuestamente, en la amistad que tiene con el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, olvidando que en el esquema de la política mexicana no hay amistades, solo hay intereses, y las cosas suelen cambiar de un día para otro, por lo que toda esta cauda de corruptelas que viene arrastrando este edil duranguense podría revertírsele, en caso de que llegue a ser el candidato del PRI a la gubernatura, ya que su principal contrincante seguramente será el ex priísta José Rosas Aispuro Torres, quien a pesar de haber votado a favor de la reforma energética sigue manteniendo un potencial electoral considerablemente alto en este estado norteño.

COMPARTIR