¡De colores!

Y retomé los hilos de mi vida, pero esta vez de colores, para volver a tejerme mucho más fuerte.

Por más problemas que podamos tener, por más triste que nos pueda parecer el día y por muy sombría que esté una situación, siempre habrá la sonrisa de un niño que nos hará cambiar nuestra actitud, porque ¿quién no ha andado con una cara de enfado y al momento de ver a un niño que nos sonríe, desaparece y le devolvemos la sonrisa? Esa magia tienen los niños pero, ¿de dónde viene el festejo de este mes?

Bueno, te cuento que fue en el gobierno de Álvaro Obregón, en el año 1924 que se comenzó a celebrar el 30 de abril a nivel nacional, pero anterior a eso, la primera vez que se conmemoró fue en el año 1916, en la ciudad de Tantoyuca, Veracruz.

Está celebración la ONU la tiene marcada el 20 de noviembre, pero como todos sabemos, aquí en nuestro país ese día celebramos el Día de la Revolución.

Hagamos un poco más de historia: fue en la época prehispánica donde a los niños se les consideraba “un regalo de los dioses”. A pesar de ello, los aztecas, al ser una sociedad muy militarizada, tenían represalias bastante severas y hasta terribles en la educación de sus niños, ya que los castigos iban desde respirar el humo de los chiles hasta punzarlos en el cuerpo con espinas de maguey, aun siendo nobles.

Afortunadamente en la actualidad esos castigos pasaron a la historia, y hoy todo eso ha cambiado, como también ha cambiado el estilo de vestir en los niños. Antes las mamás determinaban qué ropa ponerles a sus hijos, en la actualidad ellos (independientemente de la edad) deciden qué sí y qué no usar, y para todos ellos van estos consejos de moda para esta temporada.

¿Por qué el azul y el rosa?

Como sabes, los colores siempre influyen en nuestro comportamiento más de lo que creemos, y fue en la década de los años 20 que en cuanto a género el color rosa, aunque no lo creas, era más para los niños, porque proyectaba (así lo creían en aquel entonces) fuerza; y por el contrario, para ellas era el color azul, porque es un tono más delicado. Pero después de la Segunda Guerra Mundial, por razones aún desconocidas, los fabricantes de grandes almacenes decidieron cambiar la tendencia, es así como se instauró la creencia del “rosa para niñas y azul para niños”.

Dejemos atrás un poco la historia y hablemos de colores, ¿qué es lo que está de moda para esta temporada para ellas? Lo recomendable son los estampados coloridos, ya sean selváticos o florales en playeras, camisetas, vestidos, faldas y pantalones cortos; y para ellos el estilo es completamente deportivo y aventurero en prendas cómodas con estampados de animales, de futbol o frases referentes a esa actividad. Los colores que veremos en esta temporada serán los distintos tonos de azul, verde y beige, sin olvidar los colores tradicionales como son el blanco y el rojo.

En esta época de aislamiento los niños una vez más nos demuestran su fortaleza y entendimiento ante esta situación, para todos ellos ¡muchas felicidades!


COMPARTIR