Marina Vitela Rodríguez, con dinero público paga propaganda a favor de Mario Delgado Carrillo

Juan Monrreal López.

Gómez Palacio, Durango.– Sin importar que fuera día laboral, y al igual que en los tiempos en que el PRI era una aplanadora electoral, el pasado viernes 2 de octubre la alcaldesa Marina Vitela Rodríguez se desplazó a la ciudad de Durango, junto con un grupo de funcionarios que ocupan diversas direcciones municipales, para sumarse a la cargada y patentizar su apoyo a la candidatura de Mario Delgado Carrillo, coordinador del grupo parlamentario de MORENA, para dirigir ese partido, sin importar que fuera día de trabajo y emplear dinero público para promover la imagen y posicionamiento del personaje citado, actividad que sancionan diversos códigos legales del país.

Sobrada, como en los tiempos que conseguía los puestos en el PRI, Marina Vitela Rodríguez se placeó en el evento compitiendo con los otros morenistas que aspiran a conseguir el beneplácito de los nuevos dirigentes de colores blanco y vino tinto, como la demagógica senadora Margarita Valdez; la coordinadora de la Junta de Coordinación Política del Congreso de Durango -entregada al gobierno de corrupción que dirige el panista José Rosas Aispuro Torres-, Sandra Lilia Amaya Rosales; el senador chapulín, conocido como “El Águila”, José Ramón Enríquez Herrera; el primer compadre del municipio gomezpalatino y ligado al “Señor de las Ligas”, René Bejarano, el síndico Omar Castañeda González; sumados además, el corruptazo manipulador de los Programas de Bienestar, Gustavo Pedro Cortés; el empleado de la ex expresidente de Gómez Palacio, Juana Leticia Herrera Ale -hoy indiciada por la FGR después de las denuncias de la UIF-, Rafael Palacios Cordero, así como los diputados locales Iván Gurrola y Otniel García Navarro, entre otros.

De acuerdo con la Constitución General de la República, el Código Penal Federal y la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales (LEGIPE), el uso de recursos públicos durante cualquier proceso electoral es delito.

Enfundada en chillante blusa repleta con dibujos de flores oro quemado, pantalón verde agua y una chaquetilla en color vino tinto, Marina Vitela compartió foro con quienes en la cargada determinada por el presidente en funciones de MORENA, Alfonso Ramírez Cuéllar –promotor de Vitela Rodríguez para hacerse de la diputación federal, y luego de la alcaldía-, pretenden colocar en la dirigencia de MORENA al coordinador legislativo morenista.

Por eso, apurada por conseguir impunidad y protección del posible nuevo presidente de MORENA –dadas las denuncias por corrupción y nepotismo que existen en su contra en la Fiscalía Anticorrupción de Durango, además del evidente uso faccioso del poder público que ocupa-, la alcaldesa Vitela Rodríguez dispuso que se pagaran con dinero público anuncios espectaculares en la ciudad, además de recurrir a vehículos utilitarios habilitados con la fotografía de Mario Delgado, circulando por el municipio.

Así, en menos de 700 metros del periférico Ejército Nacional tres espectaculares fueron cubiertos con el retrato de Delgado Carrillo, un personaje desconocido por los votantes de MORENA, impulsado por la pandilla de Marina Vitela a nivel del municipio.

En tanto, a la vuelta y vuelta, las camionetas con la foto del coordinador legislativo siguen circulando por las calles de la ciudad con cargo al erario municipal, buscando influir en la encuesta que realizará el Instituto Nacional Electoral (INE), lo que constituye un delito de acuerdo a los distintos códigos legales mexicanos, específicamente la Constitución General de República, el Código Penal Federal, y la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales (LEGIPE).

 

Prohibiciones de la LGIPE y penas por ejercer recursos públicos en procesos electorales

La LEGIPE establece en su Artículo 221 que el INE establecerá convenios de coordinación con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, a través de la unidad administrativa competente en materia de inteligencia financiera, para prevenir, detectar y sancionar el uso de recursos públicos que realicen los organismos o dependencias de la Federación, de las entidades federativas o de los municipios durante cualquier proceso electoral, incluyendo por supuesto los que se realicen para elegir dirigentes de partido.

Muy ostentosa la campaña a favor del diputado federal Mario Delgado Carrillo, con financiamiento proveniente del municipio de Gómez Palacio.

El Código Penal Federal también establece en el Titulo Vigésimo Cuarto sanciones que difícilmente Marina Vitela libraría judicialmente.

El asunto es que como en los tiempos que militaba con la playera del PRI públicamente, hoy -aun sin estar registrada en el padrón de militantes de MORENA-, bajo la playera vino tinto del morenismo, siguen operando las viejas prácticas del PRI; el chiste es hacer que el poder los vuelva neo millonarios en el menor tiempo posible, a costa de la pobreza social.

Como se sabe, Andrés Manuel López Obrador aceptó erróneamente a esta priista de hueso tricolor defendiéndola como candidata; ojalá corrija por el bien del municipio.

La Nueva Historia en Gómez Palacio es peor que la vieja historia del PRIAN local.

Marina Vitela, se equivoca si cree que encontrará impunidad eterna.

(democratanortedemexico.com).

COMPARTIR