Baldomera Durango

    Quien comparte su comida no pasa solo la vida

    Agradezco a toda la gente que me ve en el programa matutino de canal España TV, así como a los lectores de mis dos columnas en este periódico, que constantemente me hacen preguntas interesantes, como la siguiente que me hace la señora Lety Rivas sobre qué tipo de pan es el mejor para acompañar diferentes comidas, y bueno, Acá entre Nos te digo:

    La Chapata.- Va perfecta con jamón serrano y para preparar tortas de bacalao.

    El pan de centeno.- Es ideal como acompañamiento de jamón ahumado y cualquier tipo de paté.

    El Baguette.- Es para cualquier tipo de carnes frías, aderezos y quesos.

    Antes de comenzar te cuento que el turismo a nivel nacional ha bajado un 74.8%, pese a esto, según declaraciones del presidente local de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (CANIRAC), Jorge Muñoz Guerrero, se han recuperado poco más de dos mil empleos; por lo tanto, hoy más que nunca, en caso de poder salir tratemos de visitar los negocios locales, tal y como lo he venido haciendo desde que comenzó esta pandemia.

    Hoy nos fuimos a desayunar a un restaurante ubicado en el bulevar Guadiana Núm. 121 fraccionamiento Los Remedios, frente a un museo interactivo infantil muy famoso.

    Screen-Shot-2020-09-30-at-7-38-37-PM

    Para comenzar te diré que al entrar cuentan con un hostess que te pide esperar un momento mientras preparan tu mesa. En ese lapso de espera te recomiendo voltear hacia el techo, ya que tienen un impresionante candelabro colgado exactamente en el centro del sitio, mismo lugar en el que se encuentra la cocina, por lo que si no vas acompañado te pasas el tiempo viendo al personal perfectamente ataviado con cubrebocas y cofia, corriendo de acá para allá, dándonos perfectamente cuenta de que la forma de manejar los alimentos es higiénica.

    El establecimiento cuenta con todas las medidas de protección y de salud, como es el tapete, el gel y la toma de temperatura.

    El lugar es bastante agradable y los colores que tienen en las paredes son los que identifican al mexicano, ya que son acogedores y, valga la redundancia, bastante coloridos. En los mismos muros hay dibujos, tales como colibrís o el conocido perro azteca, “choloescuincle”.

    Su mobiliario es rústico, de madera, con algunas sillas tipo Equipales, por lo que son bastantes cómodas. Sus sanitarios cuentan con todo lo necesario para el servicio y están muy limpios. El servicio es excelente, todo el personal perfectamente arreglado con su uniforme, así como la atención, que es rápida y eficiente. La música es pop variada, así que jóvenes y gente grande la disfrutan.

    Screen-Shot-2020-09-30-at-7-39-55-PM

    Como entrada o primer tiempo pedí una copa de frutas que lleva piña, papaya, granola y kiwi. Como segundo plato pedí unos deliciosos “Chilaquiles Baldomera”, que son chilaquiles en salsa chipotle (deliciosa y nada picante) con dos huevos estrellados montados perfectamente, acompañados de sus clásicos frijoles refritos con totopos. El platillo, al igual que la copa de frutas, es bastante generoso.

    Al final de los alimentos me llevaron como cortesía un mojito con sus ingredientes clásicos: hierbabuena, pepino y limón.

    Baldomera ofrece promociones si se es asiduo al lugar, y los fines de semana se presentan diferentes tipos de artistas, cantantes e imitadores, por lo que la estancia es muy amena. Los costos son un poco elevados, pero en verdad vale la pena hacer un esfuerzo, para que como dice el dicho: “que no le digan, que no le cuenten”.

    Por estas razones, en cuanto a la cantidad de tenedores le doy cinco.


    COMPARTIR