Fernando Soler

    De la redacción de razacero.

    Fernando García Pavía o Fernando Soler fue un extraordinario actor y director de cine perteneciente a la legendaria dinastía Soler, nació en Saltillo, Coahuila, el 24 de mayo de 1900. Miembro de una familia de actores, desarrolló una importante carrera teatral antes de incursionar en el cine. Participó, inicialmente, en una versión hispana del filme “¿Cuándo te suicidas?”, producido por la Paramount en los estudios de Joinville, en París, en 1931.

    La Dinastía Soler estuvo conformada por los hermanos Fernando, Andrés, Irene, Domingo, Gloria, Julián, Elvira y Mercedes, actores con una amplia carrera dentro de la Época de Oro del Cine Mexicano .

    Las raíces de esta prestigiada dinastía comienzan en España, con Irene Pavia Soler y Domingo Díaz García, esposos que integraban la compañía teatral de Leopoldo Burón. La pareja llegó a México en 1898, y tuvieron 10 hijos: Fernando, Andrés, Irene, Domingo, Gloria, Julián, Elvira, Mercedes y dos más que murieron muy pequeños. Debido al trabajo actoral de los padres, todos nacieron en distintos lugares de la República mexicana, y sólo Mercedes nació en Los Ángeles, California, Estados Unidos.

    Algunos biógrafos dan por hecho que Fernando Soler nació en Coahuila, en 1900, aunque otras fuentes dicen que fue en 1896, que puede ser la fecha exacta, puesto que el segundo hermano, Andrés, nació en 1898 o 1899.

    Sin embargo, de ser 1896 la fecha exacta del nacimiento de Fernando Soler, éste debió haber acontecido en España o en cualquier otra parte del mundo, ya que sus padres llegaron a México hasta 1898. Pero eso es irrelevante pues Fernando Soler es reconocido como uno de los mejores actores que ha tenido México.

    Su debut en el cine mexicano fue en la película de Gabriel Soria, “Chucho El Roto”, realizada en 1934. A partir de ese momento son numerosas las películas que estelarizó, como “Refugiados en Madrid”, en 1938, de Alejandro Galindo, y “La casa del ogro”, en 1939, por la que recibió el premio al mejor actor.

    Por aquellos años Fernando Soler se desplazó a Hollywood para trabajar en “Verbena trágica”, en 1938, de Charles Lamont, y “Los hijos mandan”, en 1939, de Gabriel Soria.

    Recibió un nuevo premio al mejor actor por “Pobre Diablo”, en 1940, de José Benavides Jr. El Premio Ariel surgió en 1946 con la creación de la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas, de la que Fernando Soler fue socio fundador.

    Fernando Soler debutó como director con la película “Con su amable permiso”, en 1940, sin mucho éxito, pero este detalle no opacó para nada su prestigio como uno de los mejores actores de carácter, faceta en la que destacaba por su naturalidad interpretativa, que en muchas ocasiones lo llevaba a sobreactuar. Durante los años cuarenta compartió reparto con enormes figuras como Arturo de Córdova, Sara García, Sofía Álvarez, Matilde Palou, Rodolfo Acosta, y en dos ocasiones con María Félix, dirigidos por Julio Bracho, Juan Bustillo Oro, Alejandro Galindo y Miguel Zacarías. Pero sin duda alguna las películas más recordadas de Fernando Soler son las que protagonizó al lado de Pedro Infante: “La oveja negra” y “No desearás la mujer de tu hijo”, rodadas en 1949 bajo la dirección de Ismael Rodríguez. También, Fernando Soler trabajó con uno de los directores más importantes de la cinematografía mundial, Luis Buñuel, en las cintas “El gran calavera” (1949), “Susana” (1950) y “La hija del engaño” (1951).

    A partir de los años cincuenta va adaptando su físico a los nuevos personajes que se le ofrecen, tanto del espacio provinciano como del ambiente de la gran ciudad.

    A comienzos de los años sesenta trabajó en España, en el rodaje “El amor de los amores”, en 1961, de Juan de Orduña, y ese mismo año recibió la Perla del Cantábrico del Festival de San Sebastián por su trabajo en el filme titulado “Pueblito”, de Emilio “El Indio” Fernández, en el que actuó al lado de Lilia Prado y María Elena Márquez.

    Durante un tiempo, Fernando Soler fue representante del Sindicato de Trabajadores de la Producción Cinematográfica.

    Fernando Soler murió en la Ciudad de México el 24 de octubre de 1979, alrededor de los 79 u 83 años, pues hasta la actualidad sigue habiendo polémica sobre la fecha exacta y lugar de su nacimiento. Pero una cosa es cierta: Fernando Soler es uno de los actores más importantes y carismáticos del cine mexicano.


    COMPARTIR