Las penurias de Salum y sus regidores dóciles

    La Reflexiva

    ¿Qué tan útil, valiosa o adecuada resulta la aprobación del Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) a los lineamientos para garantizar la paridad de género en las candidaturas para los gobiernos estatales en el proceso electoral de 2021?

    Con nueve votos a favor y dos en contra, el INE anuncia que los partidos deben registrar a por lo menos siete mujeres en las 15 candidaturas que se disputarán el próximo año.

    No es que sea pesimista, pero lo primero que me vino a la mente fueron las famosas “Juanitas”, mujeres que renunciaron a un cargo de elección popular para dar espacio a sus suplentes. Además, si de paridad de género se trata, estamos hablando de un tema extenso e históricamente relegado, con muchísimas omisiones, pues los temas de mujeres están olvidados en las agendas políticas y gubernamentales, ignorados o desatendidos por decir menos.

    Solo basta ver la cantidad de marchas a lo largo y ancho del país para exigir atención a temas de violencia, feminicidios, violaciones o aborto, ¿dónde está la agenda de género de nuestros gobiernos? En la gaveta muy bien guardada.

    Por cierto, representantes de los partidos y consejeros electorales se han opuesto, y el Senado y el PAN ya impugnaron ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) el acuerdo del INE.

    Ya veremos cómo termina esto, sin embargo, vamos analizando opciones: en Durango, Marina Vitela, alcaldesa de Gómez Palacio, tendría oportunidad por MORENA; el PRI es un partido con activos interesantes, pero completamente desaprovechados por echar mano siempre de los mismos perfiles femeninos, y a ese nivel solo está Leticia Herrera, ambos perfiles emanados del PRI y con fuertes y graves señalamientos de corrupción. Evito completamente mi valoración sobre Movimiento Ciudadano, puesto que Martha Palencia cada vez que habla se hace penosamente viral, y por el PAN nomás no veo nada, ni masculino ni femenino; este sexenio y trienio les ha quedado muy grande, y pareciera que este partido solo ha quemado sus perfiles.

    alcalaldes
    Jorge Salum, “El Alcalde Gris” de Durango, encabezando una manifestación frente al Congreso desplegando una lona mal escrita, fiel reflejo de su gobierno torpe y desaliñado.

    El arte de gobernar con eficacia requiere de mucho análisis y cabeza fría, el diario acontecer representa una serie de eventos y retos que hay que sortear de la mejor manera, y en política como en la vida los detalles hacen la diferencia.

    Pareciera que en años, sí, ¡años! de recorrer puestos políticos, Jorge Salum no ha aprendido eso, y resulta increíble la serie de traspiés que ha cometido en las últimas semanas.

    Una severa falta de planeación y una pésima manera de comunicar a la ciudadanía, es la constante en el gobierno municipal panista que parece asumir los eventos con puras ocurrencias.

    Así, empeñados en crear un caos vial en el Boulevard Francisco Villa (con un puente que a todas luces ahorita no es urgente ni necesario) o implementando una agenda de confrontación con una lona mal redactada, en tiempos donde urge conciliar y actuar todos a favor de Durango, los panistas quieren pleito. Quieren más dinero de la federación, pero construyen un túnel mal planeado, cancelan el transporte público en fin de semana sin considerar que hay gente que trabaja los sábados y domingos, y los van a dejar a pie. Tratan como delincuentes a empresarios de gimnasios, y podría seguir y seguir…

    Que alguien por el bien de Durango les ayude y les oriente tantito. Presidente municipal, le tocaron tiempos difíciles, vea por su pueblo, da tristeza circular por las calles de Durango y ver una cantidad impresionante de negocios que ya cerraron de manera definitiva, ver locales vacíos, gente vendiendo lo que puede en las esquinas y en los estacionamientos, tengan tantita empatía y dejen ese afán recaudatorio que es evidente con los retenes “anti polarizado”, en los que solo se extorsiona a la ciudadanía.

    En el Cabildo de Durango se sometió a votación la destitución de Antonio Bracho por su actuar más que deficiente frente a la Dirección de Seguridad Pública Municipal; obviamente lo sostuvieron los regidores panistas, el barco se les hunde y ni así entienden. Los regidores que decepcionaron en esta votación fueron los priístas Daniela Soto y David Payán, y las emecistas Paulina Monreal y Martha Palencia, quienes se abstuvieron, obviamente velando más por sus intereses particulares que por los intereses de la ciudadanía. Vergonzoso.

    PAG-5-2
    La regidora emecista Martha Palencia, decepcionante su actuación en el Cabildo del municipio de Durango, anteponiendo intereses políticos personales a los intereses de la ciudadanía.

    Por cierto, una señal de que ya inicia el proceso electoral es el parchado de calles con chapopote en la ciudad de Durango, ya invéntense otra manera de fingir trabajo. En semáforo rojo, naranja u lo que sea no se debe exponer a los trabajadores, ni los del gobierno estatal ni del municipal, ¿o la pandemia les cayó como anillo al dedo?, como dijo nuestro flamante presidente, porque mejor pretexto no existe: oficinas solas, trámites lentísimos, escritorios vacíos. ¿A cuánto nos estará cobrando esos “encarpetados” con vil chapopote el director de Obras Públicas, Rodrigo Mijares?

    Y del manejo de la pandemia ni hablamos, la federación ya envió apoyo, la movilidad parece reducirse a un costo tremendo para la economía de los duranguenses: el quiebre de sus negocios. Especialistas hablan de años para recuperarse; en nuestro Durango, con la escaza creación de fuentes de empleo, lo raquítico de la economía y la falta de incentivos reales y eficaces para los emprendedores, puede ser una década. Ya veremos, por lo pronto a seguir cuidando la salud, que es lo más valioso que tenemos.


    COMPARTIR