Las caras nuevas al Congreso de Durango

    De la redacción de razacero.

    Apreciado lector, ¿no se ha cansado de que los mismos personajes de siempre aparezcan en las boletas electorales? ¿De aquellos que ya han ocupado diputaciones, regidurías, alcaldías y cargos relevantes en los gobiernos estatal y municipales y que han demostrado abiertamente ser corruptos e ineptos?

    Por desgracia, en este proceso electoral todos los partidos postularon a políticos indeseables que tienen pésimos historiales y una y otra vez han traicionado a los electores. La lista es enorme, pero entre ellos destacan, por ejemplo, los priístas Ricardo Fidel Pacheco Rodríguez, José Ricardo López Pescador, Gabriela Hernández López y Manuel Ramos Carrillo; los perredistas David Ramos Zepeda y Francisco Londres Botello Castro; las emecistas Martha Palencia Núñez, Christian Paulina Monreal Castillo y María Luisa González Achem; los panistas Silvia Patricia Jiménez Delgado y Alejandro Mojica Narváez; el de Redes Sociales Progresistas, Hugo Gerardo Rosales Badillo; y los de la coalición Morena-PT, Alfonso Primitivo Ríos Vázquez, Hilda Patricia Ortega Nájera, Claudia Julieta Domínguez Espinosa, Daniel Hernández Vela, Cinthya Leticia Martell Nevárez y Karen Fernanda Pérez Herrera.

    173412708-124574279652047-6132266466523635549-n

    OREJA-2

    OREJA-3

    OREJA-4
    Óscar Manuel Zaldívar.

    Todos ellos han dejado un amargo sabor de boca a la ciudadanía en los cargos públicos que han desempeñado, por lo que sería lamentable que ocuparan un lugar en el Congreso cuando ya sabemos perfectamente cómo actúan y la clase de intereses qué defienden.

    En contraste, estas elecciones ofrecen una buena cantidad de perfiles moderados, caras nuevas que de alguna u otra manera podrían darnos mucho mejores resultados que los que nos han dado la pléyade de candidatos viciados que solo han utilizado el poder para beneficiarse a sí mismos y a sus pequeños grupos políticos. Quizá ya es tiempo de darles la oportunidad a jóvenes exponentes como Víctor Hugo Ortiz González (Shinobi), Alejandra Roldán Montes, Patricia Sierra, Óscar Manuel Zaldívar, Mónica Moncerrat Atienzo, Antonio Mier García, Sonia Maribel Avilés Valdez, entre otros, que podrían darle un aire fresco al Congreso de Durango, un congreso que con esta última legislatura, de mayoría morenista, ha ocupado los primeros lugares en opacidad, ineficiencia y bajo rendimiento legislativo a nivel nacional.

    Este próximo 6 de junio hay que salir a votar para que los mismos corruptos de siempre no sigan decidiendo nuestro futuro.


    COMPARTIR