Sueños húmedos

Manolo Valdez

-Anoche tuve un sueño húmedo contigo.
-¿En serio?
-Sí, soñé que te andabas ahogando.

¿A quién no le ha pasado que estando muy a gusto o relajado siente calor o va en el camión, o duerme plácidamente y sufre una erección? Yo creo que a todos los hombres nos ha pasado y más frecuentemente en la pubertad.

Aunque la erección del pene es una manifestación de la excitación sexual, también en ocasiones puede darse en situaciones completamente asexuales.

Estas erecciones llamadas “espontáneas” son bastante comunes durante el sueño, de hecho un hombre sano experimenta entre tres y cinco erecciones durante la noche. Esta situación a muchos les da vergüenza, sobre todo al despertar, y especialmente si se duerme acompañado, y más cuando con esa persona no se tienen relaciones sexuales.

Es importante que sepas que no tienes nada de qué avergonzarte porque estas erecciones ayudan a revitalizar y regenerar los tejidos del pene, ya que las arterias se llenan de sangre oxigenada, iniciando estos eventos, como mencioné anteriormente, en la etapa de la adolescencia, periodo durante el cual se dan los cambios hormonales que marcan la transición entre la infancia y la madurez física. Aquí nada tiene que ver la edad emocional en la que una de las alteraciones es el aumento en los niveles de testosterona, principal hormona que está detrás de la producción de espermatozoides.

Si ya tienes relaciones sexuales o no has comenzado con esta práctica (aquí cabe recordar que te debes vacunar para evitar cualquier VPH y siempre usar preservativos), o si ya comenzaste con la masturbación entérate que los espermas que se quedan en tu cuerpo, a los que llamaremos “sobrantes”, muchas de las veces son eliminados a través de las eyaculaciones nocturnas, que son muy conocidas como “sueños húmedos”, aunque la mayoría de las veces esos sueños no tengan nada que ver con lo sexual.

Algunos hombres sí se despiertan durante estas eyaculaciones, muchos otros al sentirse mojados y otros tantos ni se enteran o lo hacen solo cuando ven restos de los espermas en sus calzoncillos, situación que muchos hombres no comentan pero a todos nos ha pasado. Por lo tanto, deja de preocuparte ya que esto es un fenómeno completamente normal que se va digiriendo a medida que pasa el tiempo y se tiene una vida más activa. Si una cosa tenemos en común todos los seres humanos es que todos soñamos y mientras dormimos reparamos nuestro organismo. La sexualidad forma parte importante de nuestra vida, por lo mismo es lógico que muchos de esos sueños no los podamos controlar y todos soñamos de forma diferente.

Soñar es inevitable, el acordarse no es opcional y el contenido de esos sueños es muy variable: pesadillas, eróticos, tener la capacidad de volar, de casarnos, de ser superhéroes y, por supuesto, estar sexualmente con aquella persona que nos gusta.

Aprovecho para felicitar a las mujeres trans, lesbianas y homosexuales que en las pasadas elecciones obtuvieron el triunfo, aunque en Durango ningún candidate de la comunidad LGBTTTIQ haya ganado; sin embargo, fue un gran paso, como también el que la comisión de Derechos Humanos de esta legislatura del Congreso local haya aprobado el dictamen para que se discuta la autorización del matrimonio igualitario en esta entidad.

PAG-7-2


 

COMPARTIR