Kiromi Sushi (Calvario)

Persona extravagante que le gusta dejar que otros lo vean.

Aunque no lo crea ese es el significado de la palabra “Kiro”, aunque en Durango lo identificamos como un lugar donde venden exquisitos, deliciosos y muy variados alimentos.

Este establecimiento se encuentra en la calle Negrete Núm. 1213  de la Zona Centro, en uno de los barrios más tradicionales y antiguos de Durango: El Calvario.

Es una casa típica de cantera de aquellos tiempos. Espacios, patios y cuartos grandes, en los que sus paredes están pintadas con colores ocres y pastel, y sus baños están perfectamente aseados y con lo necesario para el servicio, al igual que sus cestos de basura bien atendidos.

El lugar es muy limpio y cuenta con todas las medidas de protección contra el covid-19. Y aunque parezca “disco rayado” debemos seguir usando gel, lavándonos las manos y guardando la sana distancia, pues nuestro cuidado es importante tanto para nosotros como para quienes nos acompañan, y sobre todo por respeto a los demás.

Los meseros están perfectamente uniformados con pantalón, playera y hasta calzado, son muy amables y atentos.

Este lugar maneja el menú solo por QR para que no esperes la manteleta o la carta del menú.

Screen-Shot-2021-09-15-at-5-21-46-p-mSu mobiliario cuenta con mesas tipo bar de las redondas y altas, y otras para seis personas que puedes separar por si vas con tu pareja o algún acompañante.

Al abrir el menú te das cuenta de que ofrecen una cantidad de platillos muy variada, así como también una gran variedad de bebidas, entre las que se encuentran las naranjadas, que fue lo que ordené y que desde mi punto de vista les falta aprender a prepararlas ya que no tenía sabor y la llevaron sin gas.

Dentro de los platillos que ordené estaba un “Kiromi Sushi”, que es surimi envuelto en un rollo de arroz con una costra de empanizado y bañado con una salsa Tampico, y de guarnición zanahoria. El otro platillo fue un “Heavy roll”, que es queso Philadelfia por fuera, camarón y pollo.

La cocción de sus productos está perfecta, y cosa contraria a lo que se pueda pensar, el arroz tiene un sabor muy especial.

La tardanza en llevar los alimentos fue prolongada, a pesar de que el lugar no estaba tan concurrido.

Su iluminación es en tonos pastel, lo cual hace armoniosa tu estancia en “Kiro”.

El lugar es muy agradable, así como su ambientación, y el servicio es bueno, aunque para pedir algún producto andes “cazando” al mesero.

Al momento de pedir la cuenta son tardados en llevarla, así como para ir a recoger el dinero y llevar el cambio. Cabe hacer mención que para evitar contactos siempre será más recomendable que pagues con tarjeta.

Los tenedores que daré
a “Kiro Sushi” son tres.


 

COMPARTIR