¿Qué es una persona “queer”?

La palabra “queer” es de origen alemán y significa algo que no es paralelo o que no puede formar una línea recta. En el siglo XVI fue usada para referirse a cualquier cosa que fuese extraña, poco común, peculiar o excéntrica. Sin embargo, a finales del siglo XIX, aunque dentro de la comunidad no era vista como tal, está palabra comenzó a usarse como insulto hacia las personas homosexuales y continuó siendo así hasta finales de los ochentas, cuando grupos de activistas LGBT+ empezaron a reclamar la palabra y a llamarse así con orgullo, además de usarla de forma política en varias de sus organizaciones y eventos.

En la actualidad, si bien ya no es común que se use con connotaciones negativas, aún no ha desaparecido este uso del todo, pues ciertas personas homofóbicas y grupos feministas radicales que excluyen a mujeres trans suelen usar esta palabra como insulto, sin embargo ahora no tiene el impacto que tenía antes, debido a que muchas personas pertenecientes al colectivo LGBT+ se sienten cómodas siendo identificadas como queer.

marcas

Hoy en día esta palabra se usa como un término paraguas, es decir, que abarca varios conceptos. Queers son todas aquellas personas que pertenecen a una minoría de orientación sexual o género, personas que no son heterosexuales o no pertenecen a ninguno de los géneros binarios (masculino o femenino); las personas transgénero y de género no binario también son consideras queer. Básicamente, si perteneces a la comunidad LGBT+, puedes llamarte queer.

Pese a que esta palabra se ha convertido en una etiqueta para describir a miembros de la comunidad LGBT+, algunos de ellos no se identifican con ella y rechazan su uso por razones tales como querer separarse del uso político que se le dio a partir de finales de los ochentas, seguir considerándola un insulto ya que algunas personas heterosexuales continúan usándola como tal, o ver esta palabra como un término de moda que se desvanecerá.

Por lo tanto es primordial saber cuál es la postura de alguien antes de llamarle queer, o aclarar que no se está cómodo con esa palabra en caso de ser llamado así cuando no se desea. Pero lo más importante, no seguir propagando el uso de esta palabra como una forma de ofender o menospreciar a las personas pertenecientes a la comunidad LGBT+.


 

COMPARTIR