Tacos Ajiji

Manolo Valdez

“Juárez, oh Juárez, es mi ciudad, es mi gente, eso es Juárez. Juárez es siempre mi día, mi tarde, mi noche, mi luna y mi sol, a todo Juárez las gracias le doy”. Alberto Aguilera Valadez, Juan Gabriel.

Hace unos días tuve la necesidad de trasladarme por un asunto familiar a la pujante y llena de vida Cd. Juárez, Chihuahua. Y aprovecho para decirle que, si en nuestra ciudad nos quejamos de que no hay empleo, créame que allá por donde vaya, ya sea en la zona centro y más por el área industrial como son las maquilas, se ven por todos lados anuncios de “Se necesita empleado/a”.

Cd Juárez tal vez no sea una ciudad muy bonita o agradable a la vista, pero de que es una ciudad pujante y en vías de desarrollo inevitablemente lo es.

Y buscando y preguntando por un lugar donde vendieran unos ricos tacos para ir a comer nos recomendaron “Tacos Ajiji”, que está por una de las avenidas principales de aquella ciudad, como es el bulevar Manuel Gómez Morín (nombre de uno de los principales fundadores del partido azul), con el número 32459.

Este lugar, al igual que todos, tiene su protocolo desde que entras ya que para llegar al salón principal pasas por un pasillo empedrado donde está un lavabo con jabón y toallas de papel para lavarte las manos, asistido por el hosts de la puerta. Pasando ese primer filtro te deja en la entrada, donde están las mesas, y un mesero te recibe dándote de nuevo la bienvenida e indicándote el otro filtro donde debes pisar el tapete, te revisan la temperatura y, aparte, después de haberte lavado las manos, debes aplicarte el gel.

Este mesero te acompaña a la mesa que tú elijes, estas están ubicadas cerca de las paredes y en el centro, las cuales son de madera y de fierro. Como las mesas están muy juntas instalaron cortinas de hule para marcar la separación y evitar algún tipo de contacto con los comensales de al lado.

Al entrar a los sanitarios están pequeños, nada ostentosos, y el lavamanos es de talavera con todo lo necesario para el servicio. Los cestos de basura están muy limpios.

Después de que dejan el menú elegimos un “Bracero de alambre”. El tiempo de espera es muy poco ya que los meseros siempre están atentos a los clientes y lo mejor es que no tienes que andar buscándolos ni llamándolos.

Sirve hacer mención que todo el personal está perfectamente uniformado con los mismos colores y su playera, de color negro, tiene el logotipo del lugar.

Lo que también hace diferente a este establecimiento es que el platillo te lo llevan montado en un pequeño bracero para mantener la temperatura de los alimentos.

Todos los ingredientes del platillo están perfectamente balanceados y la carne muy suavecita.

Este platillo lleva carne, cebolla, pimento morrón, papas asadas y frijoles de la olla con sus respectivas salsa roja y verde que tienen un pequeño picor, pero muy agradable al paladar.

La estancia en ese lugar es muy agradable por el ambiente cien por ciento familiar. Las bebidas con contenido alcohólico se preparan en un pequeño saloncito donde tienen también mesas y una pequeña barra.

Son rápidos también para entregarte la cuenta y si pagas con efectivo también regresan rápido con tu cambio. 

Si andas por Cd. Juárez date la vuelta a “Tacos Ajiji”, ya que sus costos no son tan elevados y la atención y la calidad de los alimentos son de diez, por lo que le daré cinco tenedores.


 

COMPARTIR