SEBISED, más de 100 millones para una sola empresa

    De la redacción de razacero.

    Según el ranking del World Justice Project, presentado recientemente, México es el quinto país más corrupto del mundo, ocupando el lugar 135 de 139 entre las naciones más corruptas del planeta, sólo por debajo de Uganda, Camerún, Camboya y el Congo. En este contexto, y de acuerdo a las estadísticas del INEGI, el estado de Durango ocupa el primer lugar en Prevalencia y Percepción de la corrupción en México, sitio ganado a pulso durante el actual sexenio del panista José Aispuro Torres.

    Considerando la anterior información de estas fuentes especializadas, Durango puede considerarse como una de las entidades más corruptas del mundo.

    Con el control absoluto de las principales instituciones impartidoras de justicia como la Contraloría estatal, la Fiscalía General, la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción, el Tribunal Superior de Justicia y el Congreso local, al mandatario de marras panista José Aispuro no le ha sido difícil cometer todo tipo de tropelías y encubrir los enriquecimientos ilícitos de sus familiares y saqueos de los integrantes de su gabinete, entre los que se encuentra el titular de la secretaría de Bienestar, Jaime Rivas Loaiza, su hermano putativo cuya familia le dio refugio en su casa desde la infancia.

    Este personaje opaco ha hecho y deshecho en la SEBISED, y más en los últimos meses en los que ha repartido el erario de esta dependencia a diestra y siniestra entre diversos actores de todas las fuerzas políticas con el fin de ganar adeptos y comprar, sí, comprar la candidatura del PAN a la gubernatura de Durango.

    Así, utilizando bastos recursos públicos de manera descarada, Jaime Rivas ha realizado un proselitismo insultante, aparte de promocionar su imagen (con cargo al erario) en los principales medios de comunicación masiva duranguenses. En pocas palabras, nosotros los contribuyentes estamos pagando la precampaña de este político ex priista ambicioso que a toda costa quiere ser candidato del PAN a la gubernatura de Durango. De esta manera hemos estado viendo el manejo de una institución pública como una parcela de uso particular.

    PAG-4-1
    Jaime Rivas Loaiza, titular de SEBISED, en plena pandemia se dedicó a pintar escuelas y viviendas beneficiando a una sola empresa con contratos de adjudicación directa por más de 100 millones de pesos.
    PAG-4-2
    Fragmento de uno de los contratos otorgados por el titular de la SEBISED, Jaime Rivas, a la empresa Proyección Integral Total S.A. DE C.V., por un monto de 68 millones 500 mil pesos, por concepto de “aplicación de pintura en fachadas”, firmado el 29 de marzo de 2021, cuando la ciudadanía necesitaba otro tipo de apoyos para paliar los graves efectos de la pandemia del COVID19.

    Los resultados de esta “política” solapada por el gobernador panista Aispuro Torres están a los ojos de todo el mundo con los resultados negativos en el combate a la pobreza que ha obtenido Jaime Rivas Loaiza como titular de la SEBISED, manteniendo a un tercio de la población duranguense (más de 700 mil ciudadanos) en la pobreza y duplicando el número de habitantes en situación de pobreza extrema (de 38 mil 500 duranguenses en 2018 a 79 mil 600 en 2020).

    Pero hay un grupo de empresarios a los que les ha ido demasiado bien con este “servidor público”, entre los que destacan en especial los propietarios de la empresa Proyección Integral Total S.A. de C.V., que entre los años 2020 y 2021, en plena pandemia, fueron beneficiados con un par de contratos que ascendieron a más de 100 millones de pesos.

    El 30 de abril del año 2020, el “Comité de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios de la Secretaría de Bienestar del estado de Durango” otorgó a la empresa Proyección Integral Total S.A. de C.V., el contrato por adjudicación directa número EE/SBS/03/2020 por un monto de 48 millones 999 mil 755 pesos con 27 centavos, por concepto de “Rehabilitación de Edificios y Exteriores/Espacios Educativos en el Estado de Durango, del proyecto denominado: ‘Espacios Educativos Durango 2020’”, firmado el 11 de mayo de 2020, que consistió supuestamente en pintar escuelas de mayo a diciembre de 2020, cuando todos los planteles educativos de Durango se encontraban cerrados por la pandemia y los recursos del erario debieron haberse utilizado para ser repartidos entre la ciudadanía para combatir los efectos del COVID19.

    docs

    El 26 de marzo de 2021, ese mismo “Comité de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios de la Secretaría de Bienestar del estado de Durango” asignó a la misma empresa Proyección Integral Total S.A. de C.V., otro contrato por adjudicación directa, esta vez por un monto de 68 millones 500 mil pesos, por concepto de “Servicios de Aplicación de Pintura en Fachadas e Impermeabilización de Techos de Viviendas en el Estado de Durango 2021”, firmado el 29 de marzo de 2021. En el contrato de marras se menciona un número indeterminado de colonias y fraccionamientos de los municipios de Durango, Pánuco de Coronado, Guadalupe Victoria, Santiago Papasquiaro y Gómez Palacio en donde supuestamente se proporcionaron estos beneficios. 

    Así las cosas, el titular de la SEBISED, Jaime Rivas Loaiza, destinó durante los peores años de la pandemia, 2020 y 2021, más de 100 millones de pesos para pintar escuelas y fachadas de casas a lo largo y ancho del estado de Durango, beneficiando a una sola empresa, Proyección Integral Total S.A. de C.V.

    Con esa cantidad de dinero, ¿cuántos pequeños y medianos empresarios hubieran salvado sus negocios y conservado las fuentes de ingresos de sus trabajadores? 

    Cabe resaltar que en el contrato que la empresa Proyección Integral Total S.A. de C.V., celebró con la SEBISED el 11 de mayo del año 2020, esta se manifestó como una empresa constituida conforme a las leyes mexicanas “lo cual se hace constar con Escritura Pública Num.26193 volumen número 1140, de fecha 5 de octubre de 2016”, representada por el C. Luis Fernando Pompa Lizárraga, mientras en el contrato celebrado el 29 de marzo de 2021 la misma empresa manifiesta haber sido constituida mediante la Escritura Pública Núm. 2319, volumen 246, de fecha 11 de enero de 2006, y fue representada por el C. Saúl Machado León.

    Este tipo de contratos han sido recurrentes en la SEBISED desde que su titular, Jaime Rivas, tomó posesión de su cargo el 11 de julio de 2018. Hoy, este personaje opaco, muy cercano al gobernador panista corrupto José Aispuro, pretende ser candidato del PAN a la gubernatura de Durango.


     

    COMPARTIR