Juan O’Gorman

De la redacción de raza cero.

Arquitecto, muralista y pintor de caballete, Juan O’ Gorman nace el 6 de julio de 1905 en el D.F., en Coyoacán. Fue el hijo mayor del químico británico de origen irlandés Cecil Crawford O’ Gorman y de Encarnación O’ Gorman Moreno.

Investigadores y biógrafos describen a Juan O’ Gorman como una persona de espíritu rebelde, sarcástico, inquieto, progresista, revolucionario y crítico.

Al comienzo de la década de los años veinte del siglo pasado, Juan O’ Gorman comienza sus estudios de arquitectura en la Academia de San Carlos y en la facultad de Arquitectura de la UNAM. Fue alumno sobresaliente del arquitecto Guillermo Zárraga, quien influenció a varias generaciones de arquitectos de esa época.

Mosaicos de la Biblioteca Central de la UNAM, la máxima obra de Juan O'Gorman.-thumbnail
Mosaicos de la Biblioteca Central de la UNAM, la máxima obra de Juan O’Gorman.-thumbnail

O’ Gorman debutó como arquitecto antes de cumplir los 25 años, en 1929, con una obra revolucionaria: su primera casa funcionalista construida en Palmas 81, frente al antiguo hotel San Ángel Inn, una pequeña casa-estudio para un pintor. Con esta obra O’ Gorman introduce en México la arquitectura funcionalista.

En su Autobiografía Juan O’ Gorman relató: “Recuerdo la ocasión en que tuve la audacia de pedirle a Diego Rivera que viera la casa que acababa de construir para que me diera su opinión. Tuvo la gentileza de ir a ver la casa, diciéndome que le gustaba mucho estéticamente. La opinión del maestro fue una sorpresa puesto que la casa se había construido para ser útil y funcional. Diego Rivera, en ese momento, inventó la teoría de que la arquitectura realizada por el procedimiento estricto del funcionalismo más científico, es también obra de arte, e inmediatamente me encomendó que le construyera una casa y un estudio”.

Juan O’ Gorman tenía 27 años cuando construyó la casa-estudio de Diego Rivera y Frida Kahlo; la obra resultó de enorme importancia para él, pues con ella se dio a conocer en todo México.

Autorretrato. Juan O'Gorman.-thumbnail
Autorretrato. Juan O’Gorman.-thumbnail

El artista se tituló como arquitecto en 1936, y en 1937 comienza a dedicarse al muralismo. Años después realizaría obras fastuosas como los mosaicos de la SCOP (1953); Cuauhtémoc, en el Hotel Posada de la Misión, en Taxco Guerrero (1955); el Retablo de la Independencia, en el Museo Nacional de Historia (1959-1961), y el denominado Feudalismo porfirista, en el Museo de Historia del Castillo de Chapultepec, entre otras. Pero su obra monumental, por la que es conocido mundialmente, son los mosaicos de 4 mil metros cuadrados que decoran el edificio de la Biblioteca Central de la UNAM, realizados en 1949.

En 1970, Juan O’ Gorman deja de crear murales y se dedica a la pintura de caballete. De carácter radical, siempre manifestó abiertamente sus opiniones contra las instituciones, los grupos artísticos y los críticos de arte.

Con Diego Rivera.
Con Diego Rivera.

El 18 de enero de 1982, a los 76 años de edad, Juan O’ Gorman sufre una depresión y se suicida en su casa. Según los estudios forenses, O’ Gorman se quitó la vida en tres actos: primero tomó cianuro, luego se colgó de la rama de un árbol y, ya estando colgado de la rama del árbol, se disparó un balazo en la cabeza. Juan O’ Gorman realmente quería matarse, pero sus obras lo mantendrán vivo para siempre.

 

(Con información de conaculta.gob.mx).

COMPARTIR