Frida Kahlo

De la redacción de raza cero.

Pocas vidas de celebridades han sido tan desafortunadas como la de Magdalena del Carmen Frida Kahlo Calderón, nombre completo de la artista plástica mexicana más reconocida a nivel mundial. Frida Kahlo nace en Coyoacán, Distrito Federal, el 6 de julio de 1907, y en 1913 es víctima de poliomielitis, enfermedad que le deja secuelas físicas imborrables pues su pierna derecha quedó mucho más delgada que la izquierda.

Su vida transcurre como estudiante y en 1922 ingresa a la Escuela Nacional Preparatoria, 140717134225-frida-kahlo-photo-horizontal-galleryque recientemente había comenzado a admitir a mujeres. Así, Frida Kahlo era una de las 35 mujeres alumnas que estudiaban en este plantel entre más de 2 mil varones. Ahí, Frida Kahlo conoció a algunos de los futuros intelectuales más destacados de esa época, como Salvador Novo, Miguel Lira y Alejandro Gómez Arias, quien sería su novio en esta etapa estudiantil.

Pero el 17 de septiembre de 1925 la tragedia vuelve a presentarse en su vida cuando un tren urbano arrolla el camión en el que iba como pasajera provocándole múltiples fracturas en el cuerpo y lesiones internas de gravedad. Frida Kahlo pasaría más de un año postrada en una cama, convaleciente, tiempo durante el cual comienza a pintar algunos autorretratos y retratos al óleo de sus compañeros de escuela.

Hacia 1927 el estado de salud de Frida Kahlo sigue siendo crítico, pero puede volver a caminar y con dificultades comienza a frecuentar los centros de reunión de políticos, artistas e intelectuales. Y es en una de esas reuniones en donde su amigo, el dirigente estudiantil Germán del Campo, le presenta al comunista cubano Julio Antonio Mella y a su pareja, la fotógrafa italiana Tina Modotti, quienes la integran al Partido Comunista, del que el afamado muralista Diego Rivera también formaba parte.

Frida Kahlo conoce a Diego Rivera y se casan el 21 de agosto de 1929, viviendo un matrimonio tormentoso de infidelidades mutuas (Diego Rivera era sumamente mujeriego y Frida Kahlo era bisexual). Bebedora de tequila, fumadora empedernida y dueña de un sentido del humor picaresco, Frida Kahlo, a pesar de sus constantes altibajos de salud, era muy aficionada a la bohemia y a convidar exquisitas cenas a los personajes que invitaba a su casa, entre los que destacaron León Trotsky, Pablo Neruda y Nelson Rockefeller.

Al lado de Diego Rivera, Frida Kahlo definió su propio estilo y obtuvo prestigio nacional e internacional como pintora. En 1953, expone parte de su obra en la Galería de Arte Contemporáneo de la ciudad de México, siendo esta la única exposición individual que la artista realizaría; para entonces, varios críticos de renombre internacional la habían catalogado dentro del movimiento del surrealismo, por lo que años más tarde Frida Kahlo comentaría: “Creían que yo era surrealista, pero no lo era. Nunca pinté mis sueños. Pinté mi propia realidad”.

Ese mismo año, en 1953, Frida Kahlo sufre la amputación de su pierna derecha, por debajo de la rodilla, debido a una infección de gangrena. El 19 de abril de 1954 Frida intenta suicidarse, por lo que es hospitalizada, y dos meses y medio después, el 2 de julio, en silla de ruedas, hace su última aparición pública al lado de Diego Rivera y el pintor Juan O’ Gorman encabezando una marcha del Partido Comunista Mexicano, protestando en contra de la intervención estadounidense en Guatemala.

El 13 de julio de 1954, Frida Kahlo fallece en su casa de Coyoacán, hoy Museo Frida Kahlo, a los 47 años de edad, atormentada por los dolores que padeció desde la infancia por la poliomielitis y el trágico accidente que sufrió, del cual nunca pudo recuperarse. Sus restos fueron velados en el Palacio de Bellas Artes y sus cenizas permanecen ahí en su casa, también conocida como La Casa Azul de Coyoacán. “Ya estuve mucho tiempo acostada, mejor quémenme”, dijo unos días antes de morir.

Frida Kahlo, también solía decir: “¿Pies? ¿Para qué los quiero si tengo alas para volar?”, y a pesar de sus limitaciones físicas, fue capaz de realizar una basta obra pictórica de tanta calidad que hasta la fecha es la pintora femenina más cotizada del mundo. La última frase que escribió en su diario reza: “Espero alegre la salida y espero no volver jamás”.

Frida Kahlo, nuestra Frida, donde quiera que estés, GRACIAS por todo lo que nos diste: tus pinturas, tus ingeniosas frases, tu postura digna y rebelde ante los poderosos y tu sobrada mexicanidad.

COMPARTIR