La NASA ha realizado pruebas en las instalaciones de Utah para comprobar cómo funciona el propulsor que será acoplado al Transbordador SLS o incluso a la nave espacial que han bautizado como Orion

Según los científicos, gracias a este propulsor se podrán alcanzar nuevos territorios como Marte, permitiendo así nuevas vías de exploración espacial para los futuros astronautas que sean enviados al espacio exterior.

Como confirman los expertos, el nuevo propulsor de la NASA permitirá reforzar la potencia del cohete, proporcionando un 75% de la fuerza necesaria para escapar de la gravedad de la Tierra y salir al espacio.

Debemos recordar que Orion es un una nave diseñada para realizar transportes espaciales de hasta 4 personas. Actualmente aún se encuentran realizando diferentes pruebas de vuelo, pero se espera que para 2030 sea capaz de realizar viajes hasta planetas como Marte transportando astronautas en su interior.

NASA

COMPARTIR