Hermila Galindo

De la redacci贸n de razacero.

[quote_box_left]Hablando de mujeres y traiciones鈥 as铆 versa una de las melod铆as m谩s interpretadas en M茅xico en nombre de ellas. Y esta vez hablaremos de una mujer duranguense, que si bien fue maestra como la gran mayor铆a en su tiempo, tambi茅n fue periodista; fue la primera censora legislativa y una gran luchadora por los derechos humanos de la mujer en la Revoluci贸n Mexicana.聽[/quote_box_left]

Hermila Galindo Acosta naci贸 el 2 de junio de 1886 en la ex Hacienda de Avil茅s, en Villa Ju谩rez, municipio de Lerdo, en Durango.

Sus padres fueron Rosario Galindo y Hermila Acosta. Hermila Galindo perdi贸 a su madre cuando apenas ten铆a tres d铆as de haber nacido y fue criada por su t铆a 脕ngela Galindo.

Realiz贸 sus estudios para convertirse en聽maestra聽en聽los estados de Durango聽y聽Chihuahua. Con apenas 15 a帽os de edad, comenz贸 a simpatizar con el聽maderismo聽y su postura antirreeleccionista, y se traslad贸 a vivir a la聽ciudad de M茅xico, en donde continu贸 practicando sus ideales a favor de las mujeres y sus derechos.

鈥淪ol de Libertad鈥 es una de las obras realizadas por la escritora duranguense Rosa Mar铆a Valles Ruiz que mejor narra la vida y obra de su paisana, describi茅ndola como feminista, constitucionalista y primera censora legislativa, en el trazo biogr谩fico de una revolucionaria del discurso pol铆tico feminista.

Formada ideol贸gicamente en los clubes antirreeleccionistas de los albores del siglo XX, Hermila fue seguidora de聽 Bernardo Reyes, quien se perfil贸 como una posibilidad de airear el ambiente pol铆tico porfirista; posteriormente se adhiri贸 al maderismo y, tras el asesinato de Francisco I. Madero, defendi贸 la causa del Primer Jefe del Ej茅rcito Constitucionalista, Venustiano Carranza, quien despu茅s ser铆a Presidente de la Rep煤blica, y de quien fue su secretaria particular.

Fila para votar por primera vez el 3 de julio de 1953. Hermila Galindo fue una de las principales promotoras del derecho a sufragar para las mujeres mexicanas.
Fila para votar por primera vez el 3 de julio de 1953. Hermila Galindo fue una de las principales promotoras del derecho a sufragar para las mujeres mexicanas.

Hermila fund贸 el diario 鈥淟a Mujer Moderna鈥, el cual apoy贸 ideas feministas y atac贸 al poder eclesi谩stico por su contribuci贸n ideol贸gica a la subyugaci贸n de las mujeres. En este peri贸dico Hermila Galindo promovi贸 la educaci贸n sexual en escuelas p煤blicas, defendi贸 la educaci贸n laica y reclam贸 el derecho de las mujeres a ejercer libremente su sexualidad, sosteniendo que las mujeres, al igual que los hombres, tienen los mismos deseos sexuales, tesis que le acarre贸 fuertes cr铆ticas de sectores feministas conservadores y el rechazo social.

Demand贸 el voto femenino, restringido, al Constituyente de 1917, pero no logr贸 conseguirlo. Eso no le impidi贸 presentar su candidatura a diputada federal por el V distrito electoral de la capital del pa铆s, en las elecciones de marzo de ese mismo a帽o. Y a pesar de que obtuvo la mayor铆a de votos el resultado fue rechazado por el Colegio Electoral.

En algunas fichas biogr谩ficas se asienta que Hermila Galindo, en 1952, fue la primera congresista mexicana, hecho err贸neo ya que ella misma, en el semanario que dirigi贸, 鈥淢ujer Moderna鈥, a cuyos ejemplares en su totalidad se tuvo acceso en esta investigaci贸n, acept贸 su derrota y aprovech贸 la coyuntura para erigirse en la primera censora legislativa de la que se tiene registro en M茅xico.

En 1953 vio realizado su sue帽o de obtener el voto para la mujer cuando el Congreso y el gobierno de聽Adolfo Ruiz Cortines聽aprobaron la reforma al art铆culo 34 Constitucional. Aunque existe poca informaci贸n al respecto, se sabe que en 1923 contrajo matrimonio con Miguel Enr铆quez Topete, con quien procre贸 en 1928 una hija, Hermila del Rosario. La casa de la familia Topete Galindo estaba ubicada en la calle V铆ctor Hugo N煤m. 42, colonia Portales, en la ciudad de M茅xico.

Hermila Galindo Acosta muri贸 a los 68 a帽os de edad, el 18 de agosto de 1954, en la ciudad de M茅xico, v铆ctima de un infarto, en la tranquilidad de su hogar, en su cama, en la que a un lado se encontraba su m谩quina de escribir Olivetti: en el rodillo quedaron unas p谩ginas escritas antes de fallecer, un a帽o despu茅s de la aprobaci贸n del derecho al voto de las mujeres.

A esta eminente duranguense se le recuerda, como ya se mencion贸 y vale la pena remarcarlo, como maestra y periodista, promotora de un gran movimiento que se gener贸 en pro de la mujer mexicana, pionera del feminismo en M茅xico, luchadora social y oradora por excelencia, que durante su vida encontr贸 en la defensa de los derechos de las mujeres el aliciente que condujo su existencia y su trayectoria pol铆tica.

El pueblo de Lerdo y el gobierno estatal de Durango le hicieron justicia a esta ilustre luchadora lerdense develando su busto en la Plazuela Ju谩rez, de Lerdo, el 8 de marzo de 2014, en un evento llevado a cabo dentro del marco del D铆a Internacional de la Mujer.

En una ocasi贸n, la se帽ora Rosario Topete Galindo, hija de Hermila, dijo: 鈥淟uch贸 por la mujer; muri贸 como vivi贸: con sus ideales, con sus anhelos y sus ambiciones, pegada a la m谩quina de escribir鈥.

[quote_box_center]鈥淟a esfera de la mujer est谩, por lo tanto, donde quiera que est谩 la del hombre; es decir, en el mundo entero鈥, Hermila Galindo.[/quote_box_center]

COMPARTIR