En el volumen número 76 de “National Geographic Magazine” se encontraba una sección titulada como “noticias del universo”, en la cual se incluía la fotografía que descubrió Plutón.

Estas instantáneas fueron las que determinaron el descubrimiento de un nuevo planeta, el posteriormente bautizado como Plutón. El autor fue Clyde Tombaugh, un aficionado a la astronomía que comparó dos imágenes realizadas en 1930 desde el Observatorio Lowell y comprobó cómo existía un punto del cielo cuya posición se modificaba en diferentes días. Aquel punto resultó ser el cuerpo celeste.

Pero Clyde realmente se encontraba buscando el que denominaron como planeta X, que supuestamente tenía cierta influencia sobre la órbita de Saturno. Sin embargo, el descubrimiento realmente fue otro.

[quote_box_right]Plutón hace referencia al dios del inframundo en la mitología romana[/quote_box_right]

El nombre del planeta fue elegido entre un gran número de sugerencias recibidas, optándose por la carta de Venetia Burney, una niña de 11 años que le llamaba Plutón como referencia al dios del inframundo en la mitología romana.

Como anécdota, los restos del difunto Clyde fueron enviados en 2006 al planeta enano junto a una sonda para analizar el cuerpo celeste, la cual se espera que llegue el 24 de julio de 2015. Por lo tanto, el científico podría ser primero en visitar un planeta que él mismo descubrió.

Créditos: Clyde Tombaugh/ Observatorio Lowell

COMPARTIR