Dr. Eduardo Díaz Juárez, secretario de Salud del estado de Durango. Un funcionario complaciente o cómplice de los actos de corrupción que se cometen en la institución que dirige.

De la redacción de razacero.

Siguen llegando a la redacción de nuestro medio informativo más denuncias de los trabajadores del sector salud del estado de Durango, quienes por enésima ocasión solicitan que les guardemos el anonimato para no ser despedidos de sus empleos. A continuación enumeramos algunos de estos señalamientos:

1.- “Al principio entramos trabajando a la secretaría de Salud con contratos laborales de seis meses, pero ya llevamos 2 años sin firmar contratos. No sabemos cómo le hacen los directivos para sortear esta situación”.

2.- “En el Centro de Salud Núm. 2, la sobrina del director, Dr. Arturo Díaz Herrera, checa su entrada y se retira de inmediato sin que regrese a su centro de trabajo”.

3.- “En el Hospital Psiquiátrico Regional de Durango “Miguel Vallebueno”, con frecuencia sirven a los pacientes comida en mal estado; los directivos conocen este hecho pero no hacen nada para impedirlo”.

4.- “En la Comisión para la Prevención de Riesgos Sanitarios del Estado de Durango (COPRISED) existe una improvisación tal que hasta boleros, barrenderos y personas con muy escasa preparación escolar laboran como inspectores, dejando su trabajo mucho qué desear”.

5.- “Pregunte usted a quién pertenecen las maquinas que venden café y dulces, que están instaladas en los hospitales y en los centros de salud”.

6.- “Ya es más que insultante la actitud de la prepotente directora de Administración de la secretaría de Salud, C.P. María de Lourdes Eugenia Díaz Herrera, hermana de la secretaria de Finanzas estatal, María Cristina Díaz Herrera. Cuenta con cinco secretarios particulares y dos asistentes, y casi todos los días introducen a sus oficinas cajas de refrescos y hasta botellas de vino, pero los buenos resultados de su trabajo simplemente no se ven: el desabasto de medicamentos continúa y los proveedores y prestadores de servicios se siguen quejando por no recibir sus pagos desde hace ya más de medio año”.

¿Tomará medidas el secretario de Salud, Dr. Eduardo Díaz Juárez, para resolver estos problemas o, como siempre, hará oídos sordos y seguirá permitiendo la infinidad de actos de corrupción que cometen la mayoría de los directivos que están bajo su mando?

COMPARTIR