Los sin escuelas de tierra arrasada

Hugo Rius.

En la Franja de Gaza 240 mil niños palestinos podrían quedar sin escolarizar si la ONU no recibe urgentemente fondos para sus escuelas. Es la voz de alarma que transmitió a este diario (El Mundo) Christopher Gunness, portavoz de la UNRWA, la agencia de Naciones Unidas encargada de asistir a los refugiados palestinos.

Según destaca el funcionario, esto nunca ha ocurrido y tendrá sus consecuencias, lo que atribuye a una crisis financiera general de la entidad, sin dinero suficiente para pagar a sus trabajadores, y a recortes de programas para dedicarlos sólo a emergencias que salven vidas, como la vacunación y el saneamiento, la alimentación y la ayuda humanitaria.

A falta de aludir la publicación a su causa fundamental, es menester puntualizar que se ha cumplido un año del atroz ataque de Israel del tipo de tierra arrasada que causó la muerte de mil 473 civiles palestinos, entre ellos 551 niños, a diferencia de cinco civiles israelíes en desproporcionados enfrentamientos, y convirtió en ruinas gran cantidad de edificios de viviendas, hospitales, templos religiosos y otras infraestructuras en la Franja de Gaza.

Días atrás, el coordinador especial de la ONU para el proceso de paz en Oriente próximo, Nickolay Mladenov, señaló el enorme riesgo de que las escuelas de la UNRWA que acogen a 500 mil niños palestinos no puedan abrir sus aulas en Gaza, Cisjordania, Jordania, Líbano y Siria.

Ni una sola casa de las 12 mil bombardeadas se ha reconstruido y 120 mil gazatíes continúan sin techo, cada día se vierten litros de aguas residuales en plena calle, los cortes de agua y electricidad son parte de la vida diaria, y hay un 40% de desempleo. Son los lúgubres frutos de la operación de tierra arrasada, perpetrada por el ejército israelí.

(Cubadebate).

COMPARTIR