El vandalismo de estado

Durante el linchamiento medi谩tico de los profesores de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educaci贸n que se est谩 llevando a cabo en los medios de comunicaci贸n masivos, califican a los mentores de v谩ndalos por la forma en茅rgica en que llevan a cabo sus protestas en contra de la reforma educativa que a toda costa pretende imponer el presidente Enrique Pe帽a Nieto, apoyado por los partidos pol铆ticos de derecha e 鈥渋zquierda鈥, agrupados en el oprobioso 鈥減acto por M茅xico鈥.

As铆, los bloqueos de avenidas, aeropuertos, el recinto legislativo de San L谩zaro y el Senado, y el plant贸n en el z贸calo de la ciudad de M茅xico, D.F., son considerados por los personeros del gobierno pe帽ista como actos vand谩licos que atentan contra las libertades de los ciudadanos.

Por desgracia, no son pocos los ciudadanos que est谩n cayendo en la trampa de la estrategia de desinformaci贸n que est谩 aplicando el cuestionado gobierno de Enrique Pe帽a Nieto, y efectivamente creen que los profesores de la CNTE son v谩ndalos.

Lo que no saben, por supuesto, es el motivo real por el que los maestros se han visto obligados a abandonar sus aulas y viajar cientos de kil贸metros para impedir la entrada en vigor de una reforma educativa que en los hechos representa la preparaci贸n para la privatizaci贸n de la educaci贸n, as铆 como la inminente p茅rdida de sus fuentes de empleo, ya que con la aprobaci贸n de la Ley de Servicio Profesional Docente se autorizar谩 a un denominado Instituto Nacional de Evaluaci贸n Educativa a aplicar ex谩menes arbitrarios a los profesores y establecer como causal de separaci贸n, sin responsabilidad gubernamental, obtener resultados insuficientes en los procesos de evaluaci贸n a que ser谩n sometidos los maestros, con base en criterios unilaterales; esta ley tambi茅n cancela el derecho a la reinstalaci贸n y permite el despido de los profesores por faltar tres d铆as consecutivos o discontinuos en el transcurso de un mes, desaparece los nombramientos de base para quienes ya los tienen y para los mentores de nuevo ingreso, permite contratos 鈥減or hora鈥 y el despido inmediato sin garant铆a de audiencia, entre otras muchas disposiciones que eliminan las conquistas laborales consagradas en el art铆culo 130 Constitucional.

Los 煤ltimos cinco ex presidentes y el actual, principales destructores del Estado mexicano.
Los 煤ltimos cinco ex presidentes y el actual, principales destructores del Estado mexicano.

Luego entonces 驴en d贸nde est谩n los verdaderos v谩ndalos? 驴en la CNTE o en los grupos mafiosos depredadores que se han apoderado del Estado mexicano durante las 煤ltimas tres d茅cadas?

Estos gremios delincuenciales que comenzaron a operar con mayor virulencia a partir del sexenio de Miguel de la Madrid Hurtado (1982-1988) s铆 que han practicado el verdadero vandalismo, el vandalismo de Estado que les ha permitido enriquecerse il铆citamente y acaudalar a un peque帽o grupo de familiares, amigos y empresarios nacionales y extranjeros, desmantelando la estructura del Estado mexicano.

As铆, Tel茅fonos de M茅xico, Fertilizantes Mexicanos, 18 bancos, Altos Hornos de M茅xico, Fundidora Monterrey, Sider煤rgica L谩zaro C谩rdenas- Las Truchas,聽 Minera Cananea, Ferrocarriles Nacionales de M茅xico, Constructora Nacional de Carros de Ferrocarril,聽 la industria azucarera, Aeropuertos y Servicios Auxiliares, Compa帽铆a Mexicana de Aviaci贸n y Aeronaves de M茅xico,聽 Nacional Financiera (Nafinsa), Sociedad Mexicana de Cr茅dito Industrial (Somex), Dirona, Diconsa, Forjamex, Sosa Texcoco, Tel茅grafos Mexicanos, IMEVISI脫N (Canales 7 y 13), Diesel Nacional (DINA) -principal constructora de autobuses y camiones a diesel del pa铆s-, Ruta 100, el complejo petroqu铆mico Pajaritos, de PEMEX, y un centenar de empresas paraestatales m谩s propiedad de la naci贸n, es decir, del pueblo de M茅xico, han sido vendidas al mejor postor durante los sexenios de Miguel de la Madrid Hurtado, Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calder贸n y Enrique Pe帽a Nieto, con el garlito de que 鈥渆ra necesario para sanar la econom铆a nacional鈥.

Lo cierto es que en los consejos directivos de muchas de estas empresas privatizadas figuran los nombres de estos ex presidentes de la Rep煤blica as铆 como los de sus familiares y amigos cercanos. El pueblo de M茅xico jam谩s se ha beneficiado con las privatizaciones de las empresas paraestatales ya que, por el contrario, la pobreza ha aumentado y el poder adquisitivo ha disminuido. El beneficio directo ha sido para nuestros gobernantes pillos y la oligarqu铆a insaciable nacional y extranjera que hoy, con Enrique Pe帽a Nieto, aspira a terminar de depredar lo poco que queda del Estado mexicano, como la industria el茅ctrica, que con la requisa de la Compa帽铆a de Luz y Fuerza del Centro durante el sexenio calderonista, y ya integrada esta empresa a la Comisi贸n Federal de Electricidad, ser谩 entregada a intereses privados en su totalidad, ya que en la actualidad este sector emplea empresas particulares subcontratistas que prestan servicios de suministro el茅ctrico.

Y lo mismo sucede en Pemex, en donde la petroqu铆mica b谩sica desde hace varios a帽os est谩 en manos de empresas privadas.

El sector de Salud P煤blica tambi茅n ya est谩 parcialmente privatizado con la subrogaci贸n de servicios de hospitales p煤blicos a hospitales privados, que regularmente facturan a precios exorbitantes ejerciendo una nueva modalidad de saqueo que, junto con la corrupci贸n galopante que se practica en este y todos los rubros, est谩 reventando las finanzas de todas estas instituciones para que este hecho, en un futuro cercano, sirva de pretexto a nuestros gobernantes para privatizar los hospitales p煤blicos porque 鈥測a est谩n en quiebra鈥.

Esto es lo que se planea hacer con la educaci贸n: adelgazar la planta laboral con el despido masivo de profesores a trav茅s de la Ley de Servicio Profesional Docente y dejar en el abandono absoluto a los planteles escolares para que 鈥渘o haya otro remedio鈥 m谩s que enviar a nuestros hijos a colegios particulares porque las escuelas p煤blicas habr谩n desaparecido鈥 y quienes puedan pagar las colegiaturas podr谩n sacar a sus hijos adelante, pero quienes no puedan, que da la casualidad de que somos la mayor铆a de los mexicanos, pues tendremos que hacernos a la idea de que nuestra descendencia seguir谩 engrosando las estad铆sticas de desempleados, subempleados y empleados mal pagados o explotados, que a estas alturas ya son de por s铆 alarmantes.

Por eso, la lucha de la CNTE no solo significa la defensa de la educaci贸n p煤blica sino el intento real por recuperar y conservar las instituciones p煤blicas que conforman el Estado mexicano y que los v谩ndalos que han ostentado el poder, y lo siguen detentando, nos han robado.

Ante la ineficacia y entreguismo de la 鈥渋zquierda鈥 mexicana, solo la actitud combativa de la sociedad entera, tomando como ejemplo a los profesores de la CNTE, podr铆a frenar la depredaci贸n que practican impunemente las mafias gobernantes que amenazan con despojarnos de todo, absolutamente todo lo que como naci贸n nos pertenece.

COMPARTIR