Durango: Corrupción en el INAH

    CORRUPCIÓN EN LA DELEGACIÓN DEL INAH-DURANGO
    Se confirman sospechas sobre Laura Sirle

    Hablando Derecho. 
    Martin Alberto Hernández González.

    Hace ya más de un año, en noviembre del 2013, se hablaba de algunas sospechas sobre la C. Laura Sirle Rojas Rodríguez, actual delegada del INAH en Durango; esto, después de los roces que hubo entre el anterior delegado federal y el Secretario de Obras Públicas del gobierno estatal, el Ing. César Guillermo Rodríguez Salazar, tío de Laura Sirle Rojas Rodríguez.

    Laura Sirle Rojas Rodrí­guez, delegada del INAH en Durango.

    Entre estos desencuentros con la anterior administración del INAH podemos contar la negativa de este instituto para instalar la Cruz Monumental en el Cerro de los Remedios en los festejos del 450 aniversario de la ciudad de Durango, así como otro desacuerdo relacionado con el museo Francisco Villa, en donde se colocaron mallas ciclónicas sin permiso del INAH.

    Estos y otros altercados desencadenaron el cambio del funcionario federal dejando vacante la plaza de delegado, que fue ocupada de inmediato, “provisionalmente”, por la sobrina del secretario de Obras Públicas en el estado.

    Se abre a concurso la plaza de Delegado Federal del Centro INAH y de forma sorprendente queda como única candidata la actual delegada, después de llegar tarde al examen de conocimientos y retirarse con quien aplicaba la evaluación, quien venía procedente del Distrito Federal.

    Esto tal vez no llamaría la atención si no fuera por el hecho de que para que pasara esto de ser candidata única se hubieran tenido que alterar exámenes de otros concursantes, como fue el caso del portador del folio 3-56021 de dicho concurso, quien impugnó, y en resolución del expediente SIJ/RR/016/INAH/2014, dentro de los considerandos quedó establecido lo siguiente:

    Ing. César Guillermo Rodríguez Salazar. Dos sexenios ocupando la secretaría de Obras Públicas del gobierno estatal y cometiendo atropellos con el erario y el patrimonio histórico de los duranguenses.

    …”genera falta de claridad y transparencia sobre las causas y motivos por los que se determinó el descarte del aspirante con número 3-56021, correspondiente al ahora recurrente…

    “… es de considerarse que la calificación aprobatoria inicialmente asignada, fue modificada en su forma original, según el análisis adminiculativo que esta autoridad lleva a cabo de los elementos con los que se cuenta…”.

    Esta parte de los considerandos de la resolución de fecha 31 de octubre de 2014, dejó ver la falta de honestidad por parte del comité de selección de dicho concurso, formado por José María Muñoz Bonilla como Presidente y Coordinador de Centros del INAH, Francisco Aarón García Frías, como Coordinador Nacional de Recursos Humanos, y un representante de la secretaría de la Función Pública.

    Cabe señalar que en esta resolución se le ordenó al INAH que reactivara al concursante con folio 3-56021, en el concurso de delegado de nueva cuenta, en donde sólo vio cómo se concretaban las sospechas vertidas sobre la sobrina del secretario de Obras Públicas estatal, quien se vio favorecida porque su nombramiento venia de la oficina central por parte de María Teresa Franco, directora nacional de dicho instituto.

    Así mismo, en la segunda etapa de dicho concurso, a la actual delegada el comité de selección le reconoció (falsamente) una experiencia de más de seis años en el Sector Público, y determinó un promedio de al menos cuatro años en cada uno de sus puestos.

    Sin embargo, el municipio de Durango, en dos diversas respuestas a solicitudes de información, dijo que la actual delegada únicamente había trabajado con ellos un periodo de dos años con seis meses, según se puede ver en las respuestas a las solicitudes S.832/14 y S078/15, hechas a dicho municipio.

    También, en oficio de fecha 26 de febrero de 2015, signado por el Lic. Gerardo Alvarado Rodríguez, se afirma que dicha funcionaria nunca había trabajado en la Administración Pública Centralizada del estado.

    Surgen entonces las preguntas: ¿de dónde saca el INAH y la sobrina del secretario de Obras Públicas del gobierno de Durango los otros años de haber trabajado en el gobierno? ¿De lo que ha trabajado el tío que ya lleva dos sexenios en el mismo cargo? o ¿de dónde?

    Esto se cuestiona pues según las referidas valoraciones debía de tener ocho años de experiencia laboral en el Sector Público, trabajando al menos cuatro años en cada uno de los cargos que supuestamente ocupó.

    Estas violaciones las planteó el aspirante 3-56021 al comité de selección del concurso y estos respondieron en oficio No. CTS/024/2015 de fecha 20 de abril de 2015, signado por el Lic. Francisco Aarón García Frías, que no aplicarían la ley por no haber sido motivo de la resolución en donde se acreditó que le cambiaron calificaciones de manera inexplicable.

    Cabe señalar que según ese concurso,  la única experiencia de la actual delegada era en el sector público, por lo cual no extrañaría que en caso de haber presentado documentos que avalen esa experiencia estos sean apócrifos, o bien las calificaciones que obtuvo y el concurso a modo sean producto de ser sobrina del Secretario de Obras Públicas en el estado de Durango.


     

    COMPARTIR