Durangografía del poder. (1er Quincena de Nov. 2013)

Eduardo Díaz Juárez, secretario de Salud en Durango. Continúan los malos tratos a la ciudadanía y las reinauguraciones del Hospital de Altas Especialidades.

 

María Elena Martínez.

 

Los días del Centro de Salud número 1, “Carlos León de la Peña”,  ya   están contados,  el gober de las “ocurrencias” y de los derrumbes, Don Jorge Herrera,  ya lo tiene  en la mira y pronto será derruido, será el complemento  y la extensión del nuevo hotel que se pretende construir,  lo raro es que se supone que esos terrenos son federales y el gober los vende con  la mano en la cintura a particulares, previos negocios por debajo de la mesa.

Pero como “a palo dado ni Dios lo quita” sería bueno saber qué opina nuestro flamante secretario de Salud, Don Eduardo Díaz Juárez, que nunca le ha gustado  mencionar cuando será la próxima “reinauguración” del Hospital de  Altas Especialidades porque las fechas que le da su jefe las cambia, como la última ocasión de la anunciada  “reinauguración” que estaba prevista para este mes de octubre pero ya la pospuso para el mes de enero de 2014, pero, dice, será parcial pues la “gran reinauguración” de la totalidad del nosocomio que se tiene programada desde tiempos inmemoriales será para otra ocasión, quizás para los festejos del 500 aniversario de Durango porque en este 450 no se pudo.

Screen shot 2013-11-10 at 10.05.04 PM

Don Eduardo Díaz Juárez, que en su gestión en la secretaria de Salud ha pasado de noche (por lo pronto dos de sus empleados duermen plácidamente de día como el Cirujano Dentista Ríos y la  señorita Gaby que en el Centro de salud Núm. 2 fueron encontrados en brazos de Morfeo), dice que el nuevo Centro de Salud estará  donde antes eran las instalaciones del Gas Elsa, y por lo pronto tendrá un costo  de 60 millones de pesos; dios quiera que ese dinero alcance porque se me hace poco, pero muy poca cosa  para poder terminar. Por lo pronto, ya se tiene contratado a un paisano de Tuitán  para evitar “embrujos”, “encantamientos” y otras trácalas que hacen los políticos, principalmente  los que se dicen del PRI, porque con eso de que ya también les prestan diputados a sus sucursales ya no se sabe si hablaran como militantes del Verde Ecologista, del Panal o del extinto Partido Duranguense, del Maky Solís.

Ese nuevo centro,  según Don Eduardo Díaz Juárez,  tendrá  la tecnología para dar un servicio de mayor calidad y calidez a los ciudadanos,  lo único que pido es que cambien un poquito la cara de mentada de madre de  los empleados de la Farmacia Soriana, que  esa sí la tienen como pa’ chingar a su madre, algunas “enfermeras”, no todas, también algunos doctores que apenas entramos a consulta y ya tienen lista la receta con Paracetamol, Naproxen, Gel-Aluminio y de vez en cuando antibiótico, medicamento único autorizado por los genios del Seguro Popular…

 

COMPARTIR