En Durango, decepcionante inicio de campaña de Morena

Con acarreados, con candidatos relacionados con el gobierno estatal priísta, homofóbicos y ex integrantes del Partido Humanista, de ultraderecha, el partido de López Obrador pretende ganar el voto de los ciudadanos

Fernando Miranda Servín.

Hoy 3 de abril, al punto del medio día, dio inicio en Durango la campaña electoral del partido Morena, de Andrés Manuel López Obrador, en el monumento a Francisco Zarco, ubicado en el conocido parque Guadiana de la capital duranguense.

En el lugar estuvieron presentes el candidato a la gubernatura, Guillermo Favela Quiñones, amigo de Andrés Manuel López Obrador, y el candidato a la alcaldía de Durango, Jesús Iván Ramírez Maldonado, ex perredista identificado con el actual gobierno estatal priísta de Durango. Con ellos también hicieron acto de presencia la mayoría de los candidatos a alcaldes, diputados locales y regidores, muchos de los cuales son totalmente desconocidos aún para los mismos militantes de este partido.

Carlos Medina Alemán, coordinador de campaña de Guillermo Favela, Jesús Iván Ramírez Maldonado, candidato a alcalde de Durango, y Guillermo Favela, candidato a gobernador de Morena. Evidente la filtración del gobierno estatal priísta.

Poco después de las once de la mañana, en un par de microbuses comenzaron a llegar decenas de militantes de Morena que portaban camisetas con el nombre de Guillermo Favela y banderitas con el logotipo de Morena, que fueron ocupando las sillas frente al monumento al insigne periodista duranguense. Ya casi al medio día, en el lugar había cuando mucho 200 personas entre periodistas, acarreados y candidatos de este partido, haciéndose muy notoria la ausencia de ciudadanos.

Entre acarreados, periodistas y candidatos, cuando mucho 200 personas acudieron al acto de inicio de campaña de Morena en Durango.
Rosendo Salgado Vázquez, delegado de Morena en Durango, el responsable de la designación premeditada de candidatos de bajo perfil.
Rosendo Salgado Vázquez, delegado de Morena en Durango, el responsable de la designación premeditada de candidatos de bajo perfil.

Poco después de las 12 del día tomó la palabra el delegado estatal de Morena en Durango, el tlahuaquense Rosendo Salgado Vázquez, arengando a los presentes a ir a la contienda electoral en unidad, con el lema “No robar, no mentir y no traicionar”, palabras pronunciadas con mucho riesgo ya que este representante de Morena ha sido duramente cuestionado por los mismos militantes de Morena en Durango por haber realizado una selección muy polémica de los candidatos que representarán a este partido en las próximas elecciones del 5 de junio, en cuya lista lo mismo hay personajes muy identificados con el actual gobierno estatal priísta, como el candidato a alcalde de Durango, Jesús Iván Ramírez Maldonado, incondicional del conocido superempresario Rafael Herrera Piedra, primo y principal operador político del gobernador priísta Jorge Herrera Caldera, que candidatos homofóbicos como la candidata del distrito 12 de Gómez Palacio, María Teresa Limones Ceniceros, que el pasado 22 de febrero envió mensajes de texto a varios medios de comunicación pidiendo a la ciudadanía duranguense orar para que los diputados del Congreso local no aprobaran la legalización de los matrimonios igualitarios.

También, entre los candidatos de este partido figura en la primera posición para diputado local por la vía plurinominal Isidro Maldonado Ávila, ex dirigente estatal del extinto Partido Humanista, institución política identificada con la ultraderecha yunquista, corriente a la que pertenece el gobernador duranguense Jorge Herrera Caldera.

Así, filtrado hasta el cuello por el gobierno estatal priísta, Morena-Durango comienza una campaña electoral precedida por pugnas internas entre sus dirigentes estatales, que dieron como resultado el triste espectáculo de ver a un partido que hasta hace poco prometía mucho convertido en una comparsa más de esa élite de gobernantes priístas que desde hace 100 años saquean el erario del estado más pobre y atrasado del norte de México.

COMPARTIR