Fernando Miranda Servín.

La cita era el domingo 3 de abril a las 5 de la tarde, en la Plaza del IV Centenario del centro de la ciudad de Durango, ahí frente a la estatua del Benemérito de las Américas, el Lic. Benito Pablo Juárez García. Sin embargo, desde por lo menos una hora antes comenzaron a llegar las huestes de simpatizantes de lo que queda del PAN en Durango, del ya casi desapercibido PRD y, en su mayoría, los muchos seguidores del ex senador y candidato de estos partidos, el Dr. José Rosas Aispuro Torres.

A dos calles de la explanada de la Plaza del IV Centenario, sobre la Av. Dolores del Río, comenzaron a llegar los más de 40 camiones en los que fueron transportados los contingentes aispuristas que sumaban más de 2,500 personas.

Pero era evidente que al mitin del inicio de la campaña de José Rosas Aispuro Torres no solo asistieron acarreados, pues a las 5:30 de la tarde la plaza ya estaba abarrotada de ciudadanos duranguenses que acudieron de manera espontánea, por lo que al momento de iniciar el evento en el lugar ya se encontraban por lo menos 8 mil personas.

En el templete, apoyando al Dr. Aispuro, se encontraba la plana mayor del panismo nacional representada por el ex presidente Felipe Calderón Hinojosa, su hermana Luisa María Calderón y el senador Ernesto Cordero; alrededor, muchos rostros conocidos del panismo local: Gina Campuzano, Patricia Jiménez, Rodolfo Dorador, el líder estatal Juan Quiñones, los perredistas Juan Cruz, el diputado Israel Soto y la mayoría de los candidatos a diputados locales, alcaldes y regidores panistas y perredistas, sin faltar el candidato a la alcaldía de Durango por esta coalición PAN-PRD, el Dr. José Ramón Enríquez Herrera, acompañado de sus principales lugartenientes del partido Movimiento Ciudadano.

Aispuro Torres dio muestra de poderío político.
Aispuro Torres dio muestra de poderío político.

Fue el jefe delegacional perredista de Iztacalco, Carlos Estrada Meraz, el primer orador del evento que alentó a la ciudadanía a votar por la coalición “Unidos por ti” para sacar del gobierno estatal al priísmo. Enseguida tomó la palabra el ex presidente Felipe Calderón, quien haciendo gala de sus dotes oratorias les recordó a los duranguenses que durante su gobierno entregó suficientes recursos federales al sector Salud del actual gobierno estatal priísta para que la ciudadanía no tuviera ninguna carencia de medicinas, acusando al gobierno de Jorge Herrera Caldera de haber hecho uso indebido de esos recursos. Incendiario, Calderón recalcó que el principal problema de Durango es el gobierno estatal priísta. “Hay muchos intereses en juego y, como las puercas, no van a querer soltar la mazorca fácilmente, por eso los invito a votar y a defender el voto para que no se vayan a robar las urnas con sus policías, como sucedió en el 2010”, manifestó, agregando que al ganar José Rosas Aispuro la gubernatura se investigarán las enormes fortunas que “misteriosamente” ha amasado el grupo en el poder.

El Dr. José Rosas Aispuro Torres con la plana mayor del panismo nacional.
El Dr. José Rosas Aispuro Torres con la plana mayor del panismo nacional.

José Rosas Aispuro fue el orador principal señalando que “para que todos ganemos más es necesario que dejen de robar” (refiriéndose a los gobiernos priístas que han saqueado esta entidad durante casi 100 años). “Nos prometieron que vendría lo mejor, pero solo vino lo mejor para unos cuantos”, abundó.

En su discurso, Rosas Aispuro sintetizó su programa de gobierno en el que, expuso, hará alianza con la ciudadanía de todos los rincones del estado de Durango y con los sectores campesino y empresarial para ofrecer a los duranguenses trabajos bien pagados y no empleos de explotación. Durante su gobierno, dijo, garantizará la libertad de expresión, la seguridad pública, el combate a la corrupción y la transparencia total.

El Dr. Aispuro condenó públicamente las fortunas que algunos políticos priístas han hecho de la noche a la mañana y aseguró que devolvería de inmediato la autonomía a la Universidad Juárez del Estado de Durango; así mismo, ofreció su apoyo incondicional al magisterio duranguense. “Seré un gobernante respetuoso de los ciudadanos y de las instituciones y promoveré que todos tengan las mismas oportunidades, sin distinción de partidos”.

Alrededor de las 7 de la tarde culminó el evento que dejó en claro que en esta contienda electoral solo hay dos fuerzas políticas que se disputarán la gubernatura en Durango: la corrupta mafia priísta que ostenta el poder y José Rosas Aispuro, respaldado no tanto por el fragmentado PAN local ni por el casi extinto PRD estatal sino por sectores muy amplios de la ciudadanía que a pesar de los yerros que este político cometió durante su gestión como senador de la República sigue creyendo en sus propuestas expresando que votarán por él “porque es el menos peor”.

Y vaya que sí lo es, pues las demás opciones son verdaderamente deplorables: Esteban Villegas, candidato del PRI, tiene un historial de corruptelas interminable, desde haberse dado a sí mismo la categoría de “Médico especialista C”, sin jamás haber ejercido su profesión, cuando fue secretario de Salud estatal, y haberle dado una plaza de “aviadora” a su esposa, Marisol Rosso, hasta proteger a sus colaboradores más cercanos que durante su gestión como alcalde de Durango construyeron “casas blancas” con recursos del municipio; Gonzalo Yáñez, el candidato del fantasmal PT, siempre ha estado a las órdenes de los gobiernos estatales priístas, y Guillermo Favela, el candidato de Morena, es rehén de los intereses que el delegado estatal de este partido, Rosendo Salgado Vázquez, tiene con el gobierno del priísta Jorge Herrera Caldera, que le impuso a la mayoría de los candidatos a diputados locales, alcaldes y regidores.

Ante este panorama desolador no deja de ser positivo que la ciudadanía tenga de menos una opción para votar, aunque esa opción sea la menos peor.

Y a reserva de que no suceda lo que sucedió en el 2010 cuando las cúpulas del PAN y del PRI negociaron el voto de los ciudadanos en Durango, si estas elecciones ahora sí van en serio, será imposible que la mafia priísta pueda detener la votación masiva de la ciudadanía a favor del candidato de la coalición PAN-PRD, porque sabe perfectamente que, simple y llanamente, el Dr. José Rosas Aispuro Torres es “el menos peor”.

Foto-4.-Si-las-cosas-van-en-serio-y-no-se-rep-ite-la-historia-del-año-2010,-tal-vez-haya-unnuevo-amanecer-para-el-pueblo-de-Durango-que--está-decidido-a-votar-por-el-menos-peor.

Si las cosas van en serio y no se repite la historia del año 2010, tal vez haya un nuevo amanecer para el pueblo de Durango que está decidido a votar por “el menos peor”.

COMPARTIR