Fernando Miranda Servín.

Sin duda alguna, este último sexenio estatal priísta que padeció Durango y que está a punto de concluir, pasa a la historia como el más corrupto y, por desgracia, esta corrupción e irresponsabilidad se reflejó en una de las áreas más sensibles, como lo es el sector Salud. Así, durante los últimos cuatro años, tiempo que tiene de fundado nuestro medio informativo, hemos publicado innumerables denuncias hechas por ciudadanos y empleados de esta dependencia en las que se han exhibido y documentado abominables actos de corrupción cometidos por los principales directivos de la Secretaría de Salud del Estado de Durango, todas en su mayoría relacionadas con desvíos de recursos, licitaciones amañadas, tráficos de influencias y abusos de poder que lesionaron gravemente tanto a los trabajadores de esta dependencia como a la ciudadanía.

El desabasto de medicamentos e insumos, así como la carencia de equipo médico fueron anomalías que pusieron y ponen en riesgo la vida de cientos de derechohabientes, y otros, por desgracia, han perdido la vida. Pero esto no les importó ni les importa hacia el final de su gestión a estos funcionarios inhumanos que en el colmo de la voracidad se han otorgado generosas plazas laborales para seguir incrustados en la nómina gubernamental.

Se trata de auténticos depredadores que realizaron negocios millonarios con el presupuesto de Salud para beneficiarse ellos y sus allegados. Y ejemplos sobran:

C.P. María Eugenia Lourdes Díaz Herrera, una más de los funcionarios encarcelables del gobierno priísta que está por finalizar.
C.P. María Eugenia Lourdes Díaz Herrera, una más de los funcionarios encarcelables del gobierno priísta que está por finalizar.

“Se pueden obtener medicamentos de calidad y a mucho menor costo si la Secretaría de Salud (sus directivos) entrara al esquema de licitaciones federales, pero no lo hacen”, comenta un empleado de esta dependencia que solicita el anonimato por razones obvias.

“En lugar de esto, la directora de Administración, C.P. María Eugenia Lourdes Díaz Herrera, y su director de Planeación, Luis Millán Motolinia, otorgaron de manera anómala la licitación para surtir de medicamentos a la Secretaría de Salud a la empresa Fármacos Darovi S.A. de C.V., que no cumplió con los requisitos para ganar esta licitación, cuyas ventas ascenderían a los 200 millones de pesos durante este año 2016. Hoy, esta empresa no está surtiendo de medicamentos y equipo médico a la secretaría pues la C.P. Lourdes Díaz Herrera está adquiriendo estos insumos con otras empresas. ¿Para qué? Pues para facturar más alto y obtener algún tipo de beneficio”, apunta el trabajador.

Con este tipo de prácticas extremadamente corruptas los únicos que salimos perdiendo somos los contribuyentes y no pocos empresarios proveedores que están siendo afectados por la prepotencia de esta funcionaria: “Eugenia Lourdes Díaz Herrera dejará una deuda millonaria a empresas como RCA, que abastece de reactivos de laboratorio a la Secretaría de Salud, así como a Soriana y a las farmacias La Miniatura”, acusa uno de los proveedores de esta secretaría.

Y los trabajadores de la Secretaría de Salud son más contundentes y precisos al señalar al C.P. Christian Omar González Longoria, Jefe de Contabilidad de la Dirección de Administración a cargo de la C.P. María Eugenia Lourdes Díaz Herrera, como el principal operador de los saqueos perpetrados en esta secretaría. “Christian Omar González Longoria se ha encargado de ‘maquillar’ las cifras ocultando los malos manejos, desfalcos millonarios y desvíos de recursos que ha habido durante todo este sexenio en la Secretaría de Salud, y como premio a estos servicios recientemente recibió una camioneta de lujo último modelo por parte de su jefa”, denuncian los empleados de Salud.

Por lo visto, este personaje, el C.P. Christian Omar González Longoria, será pieza clave si el próximo gobierno encabezado por el Dr. José Rosas Aispuro Torres está dispuesto a investigar en serio los brutales fraudes y robos que se dieron en esta secretaría bajo la administración del priísta Jorge Herrera Caldera.

Dr. Eduardo Díaz Juárez, secretario de Salud del estado de Durango. De eminente neurólogo pasó a ser funcionario opaco y mapache electoral al servicio del PRI en los pasados comicios del 5 de junio.
Dr. Eduardo Díaz Juárez, secretario de Salud del estado de Durango. De eminente neurólogo pasó a ser funcionario opaco y mapache electoral al servicio del PRI en los pasados comicios del 5 de junio.

Las cosas, por supuesto, no paran ahí, y ya en el último mes de este gobierno que enriqueció ilícitamente, a manos llenas, a una muy selecta élite de funcionarios ladrones, las denuncias siguen fluyendo y seguramente tendremos varias sorpresas en el inicio del sexenio aispurista. Sorpresas que lo más probable es que nos dejen boquiabiertos al saber lo carísimo que nos costaron a los contribuyentes los actos ilegales cometidos por esta auténtica banda de delincuentes que encabezó el secretario de Salud estatal, Dr. Eduardo Díaz Juárez.

Por lo pronto, en el aspecto sindical los trabajadores de la Secretaría de Salud de esta entidad ya lograron deshacerse de esas dirigencias despóticas, entreguistas y corrompidas que durante décadas sirvieron a los gobiernos priístas en turno para someter a este gremio a base de amenazas y atropellos a sus derechos laborales, más no por eso dejaron de ser combativos y el pasado 18 de julio le dieron el voto mayoritario al popular Dr. Martín Rocha Hernández para que ocupe la secretaría general de su sindicato los siguientes tres años.

El Dr. Martín Rocha Hernández, dirigente del Sindicato de Trabajadores de la Secretaría de Salud en Durango. “Exigiremos a los directivos las plazas que nos corresponden de acuerdo a la normatividad para beneficiar a nuestros compañeros”.
El Dr. Martín Rocha Hernández, dirigente del Sindicato de Trabajadores de la Secretaría de Salud en Durango. “Exigiremos a los directivos las plazas que nos corresponden de acuerdo a la normatividad para beneficiar a nuestros compañeros”.

El Dr. Rocha Hernández, en entrevista exclusiva concedida a razacero el pasado 27 de julio, manifiestó que la última representación sindical tuvo omisiones graves al no proteger los derechos de los trabajadores, por lo que ahora a él y a su equipo les toca resolver estos conflictos, como abusos de los directivos, acosos laborales y hasta sexuales, y despidos injustificados. “Es inhumano despojar a un trabajador de su fuente de empleo, de lo que depende para subsistir él y su familia”, expresó.

Ramón García Rivera, director del Seguro Popular en Durango. Desfalcos millonarios y relaciones turbias con altos directivos de la Secretaría de Salud del Estado de Durango.
Ramón García Rivera, director del Seguro Popular en Durango. Desfalcos millonarios y relaciones turbias con altos directivos de la Secretaría de Salud del Estado de Durango.

“Muchos de los trabajadores del sector Salud solo tienen contrato: estatal, de cuotas, Afaspe, federal y del Seguro Popular, pero no tienen seguridad laboral por lo que les estamos ofreciendo que se afilien a nuestro sindicato para que en menos de un año consigamos sus basificaciones.

“Hay otros pendientes también importantes, como por ejemplo el escalafonario, en el que exigiremos transparencia, honestidad y la publicitación de los movimientos”, manifiesta el Dr. Rocha.

También, el Dr. Rocha denuncia que efectivamente los altos directivos de la secretaría de Salud están otorgando plazas de manera discrecional, “aquí debemos de estar pendientes de que esas plazas se den a quienes reúnan los perfiles para ocuparlas y no demeriten los servicios que la secretaría de Salud otorga a la ciudadanía”.

Por otro lado, Rocha Hernández mencionó: “Acabo de tener una reunión con el secretario de Salud, el Dr. Eduardo Díaz Juárez, para definir el número de plazas que deben de estar disponibles para nuestro sindicato; la normatividad establece que nos corresponde el 50% de estas plazas, vamos a ver cuántas plazas han asignado los directivos últimamente. Si son 200 plazas nos corresponden 100, y si ya rebasaron este número pues a ver cómo le hacen pero tendrán que cumplir con la normatividad”, advierte el Dr. Rocha, quien al preguntarle cómo será su relación con el gobierno aispurista que en breve comenzará su gestión, contestó: “Con este gobierno saliente exigiremos las plazas que nos corresponden, que por lo menos son 100; con el gobierno entrante no habrá entreguismo, sin embargo, tampoco habrá confrontación, será una relación diplomática y de respeto, que estoy seguro nos dará buenos resultados.

“Mi política será de puertas abiertas y de apoyo total a mis compañeros”, dijo argumentando que durante el sexenio que está a punto de terminar sus compañeros de gremio fueron de los más afectados ya que la mayoría de las veces recibieron reclamos injustificados por parte de los derechohabientes por las ineficiencias de los directivos, como por ejemplo en el desabasto de medicinas y carencias de equipos e insumos médicos, situaciones de las que son ajenos los empleados de farmacias, doctores y enfermeras.

“Mi papel y el de mis compañeros de dirigencia sindical será el de dar un verdadero equilibrio en la relación entre el gobierno estatal y los trabajadores, finalizó el Dr. Martín Rocha Hernández, ampliamente conocido en el sector Salud como directivo y activista a favor de los derechos laborales de sus compañeros.

COMPARTIR