Ni aunque Lázaro Cardenas diera la orden, Matuk se va a quedar

    Rigoberto Tovar Pérez. 

    Al que pusieron como encargado de la Liga de Comunidades Agrarias en Durango, es otro de los que piensan que los sexenios duran doce años. Este señor que el último día del mes de agosto dejará de ser diputado ya se la creyó y hasta piensa que por dedazo se convirtió en campesino. De lo que no se ha dado cuenta es que la inmensa mayoría de los campesinos de Durango le aplauden y acuden a las reuniones de la CNC únicamente para que no los eliminen de los proyectos que a la CNC le proporciona el gobierno federal y estatal, mismos que no ha gestionado el señor Matuk López de Nava, por la simple y sencilla razón de que no tiene necesidad de tener un tractor o semilla o implementos agrícolas para su labor o fertilizante para su milpita, ¿para qué?, ni que fuera campesino.

    Al parecer, al señor Matuk López de Nava ya le gustaron los aplausos y que la gente vaya a buscarlo a su oficina para pedirle favores. Por lo visto no ha pensado que tiene los días contados al frente de la CNC y las entrevistas y los reflectores ya no se van a fijar en él. Pero este señor que pusieron de encargado de la CNC sin ser campesino, en su afán de quedarse más tiempo en un cargo que le queda grande, se ha valido de uno de sus incondicionales para intentar confundir a los verdaderos hombres del campo duranguenses.

    Carlos Matuk López de Nava, un dirigente campesino de levita que nada tiene que ver con los auténticos campesinos de Durango.
    Carlos Matuk López de Nava, un dirigente campesino de levita que nada tiene que ver con los auténticos campesinos de Durango.

    Resulta que en días pasados fue del dominio público que Roberto “El Cholo” Arreola anduvo diciendo que por recomendación e instrucciones del Lic. Maximiliano Silerio Esparza, los campesinos afiliados o simpatizantes de la Liga deberían de irse de rodillas al santuario para pedir el milagro de que Matuk se quedará al frente de la CNC al menos hasta el 2018. El ex dirigente de la CNC, originario de la población de El Arenal, es un político que vino a menos hace algunos años precisamente porque de ser “el Chino” Arreola pasó a ser “el Cholo”, esto debido a los frecuentes desfiguros que protagonizaba en estado inconveniente.

    Así pues, como Matuk no conoce los antecedentes más recientes del sector campesino del PRI y mucho menos los más añejos, se vale y confía en los lambiscones que le hablan bonito y le hacen creer que tiene los tamaños de Medardo Castro, de Manuel Jiménez, de Miguel Fernández Trejo, de Don Jesús Reyes Acevedo o de Don Fidel Alba. Por supuesto que el Lic. Silerio Esparza jamás hizo el más mínimo comentario en favor de la permanencia de Matuk, por el contrario, el ex gobernador es un político experimentado y profesional que sabe de tiempos y circunstancias. En todo caso, si tuviera algún interés en influir en los directivos de la Liga, lo daría a conocer personalmente sin necesidad de valerse de tipos como Robarto Arreola.

    ¿En qué cabeza cabe que el ex líder nacional de la CNC, colaborador del ex presidente Salinas y asesor y amigo de Luis Donaldo Colosio, necesita a Roberto Arreola para dar a conocer su punto de vista y posicionamiento con respecto de los asuntos de la Liga en Durango?

    Lo que no sabe “El Cholo” Arreola es que cuando los campesinos le escuchan decir semejante barbaridad, en cuanto les da la espalda se burlan de él y en consecuencia de su jefe Matuk, un señor que le dijeron que con ponerse botas y sombrero era suficiente para conocer de campo. Los campesinos de Durango no tienen un pelo de ingenuos, saben perfectamente en quién pueden confiar y a quién deben de escuchar.

    Los campesinos de Durango se identifican plenamente con sus iguales, es decir, con los que siembran la tierra y tienen las manos callosas por haber trabajado de sol a sol durante años.

    Por otro lado, una vez más Robarto Arreola enseña el cobre y en esta ocasión se aprovecha de la confianza de quien lo hizo político y hasta diputado federal, sin mostrar el mínimo rasgo de agradecimiento para el Lic. Silerio Esparza al traerlo envuelto en chismes de comadres.

    Los campesinos se dan cuenta de que los principales beneficiados con los proyectos que baja la CNC son precisamente Matuk y el mismo Arreola. Los campesinos de Durango, que algunos de ellos no cambian de sombrero desde hace diez años, se sienten agraviados al ver las camionetas de súper lujo en las que se pasean Matuk y Robarto Arreola, de manera que por esos motivos si el “Tata” Lázaro Cárdenas saliera de su tumba y le pidiera a los campesinos de Durango que apoyaran a Matuk para que se quede al frente de la CNC, con estos antecedentes, hasta a el mismo Cárdenas los labriegos de Durango le dirían que no.

    Por lo tanto, es necesario aclarar que las porras que el señor Arreola le echa a su jefe Matuk son ocurrencias de ellos mismos en las que nada tiene que ver el mejor gobernador que ha tenido Durango en años recientes.

    Para la otra, mejor que el “Chino” Arreola diga que el que anda diciendo que Matuk debe quedarse al frente de la CNC es Donaciano Guevara, en una nada esta mentira si se la creen.

    COMPARTIR