PRI-Durango, son tres candidatos. “¡Mojica no queda!”

    Fernando Miranda Servín.

    Cada día se acerca más la designación de quien será el próximo dirigente del PRI en Durango, partido que quedó acéfalo desde el pasado 1 de septiembre al dejar la dirigencia del Comité Directivo Estatal Ricardo Pacheco Rodríguez, actual presidente de la Gran Comisión del Congreso local.

    Son muchos nombres los que la militancia y diversos grupos de poder han propuesto para ocupar el cargo de primer priísta de Durango, luego de la visita que el dirigente nacional de  este partido, Enrique Ochoa Reza, hizo a esta entidad el pasado 12 de octubre, pero sin embargo son muy pocos los que cubren el perfil que en estos momentos requiere este instituto político, que de ser el partido en el poder ha pasado a ser oposición luego de la estridente derrota que sufrió en las urnas.

    Oscar García Barrón y Héctor Vela Valenzuela, fuertes aspirantes para dirigir al PRI en Durango.
    Oscar García Barrón y Héctor Vela Valenzuela, fuertes aspirantes para dirigir al PRI en Durango.

    Son dos los personajes que más suenan en los corrillos políticos duranguenses: El ex diputado federal Oscar García Barrón, con más de 37 años de militancia priísta y un extenso currículum en cargos partidistas y de elección popular. García Barrón podría tener el apoyo directo del secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, con quien se le relaciona por sus vínculos de amistad estrecha; el otro es el ex secretario de Educación, el ingeniero químico industrial Héctor Vela Valenzuela, del llamado grupo de “Los Técnicos”, quien también cuenta con un fuerte historial como ex legislador y ex funcionario público al frente de varias secretarías desde el sexenio del ex gobernador Ángel Sergio Guerrero Mier. Vela Valenzuela, priísta de hueso colorado, demostró amplio oficio político en las postrimerías del sexenio pasado, durante las movilizaciones del magisterio duranguense, en las que, a pesar de la represión que practicó el gobierno priísta de Jorge Herrera Caldera en contra de los profesores, su imagen no resultó tan dañada.

    Hay un tercer exponente que podría ser “el caballo negro”: el polémico diputado plurinominal local Luis Enrique Benítez Ojeda, quien de alguna u otra manera se ha venido posicionando como líder de la bancada priísta en el Congreso local. Benítez Ojeda, al igual que García Barrón y Vela Valenzuela, cuenta con un largo currículum como funcionario público y legislador, y aunque no deja de ser criticado por un amplio sector social por haber presentado en el Congreso local la iniciativa que dio inicio a la violación de la autonomía de la UJED, a finales de septiembre de 2010, también es reconocido por haber sido una de las pocas voces priístas que denunció la corrupción del gobierno del ex mandatario estatal Jorge Herrera Caldera.

    Jorge Mojica Vargas, rechazado por la militancia y prominentes priístas de Durango, por pertenecer al grupo de la alcaldesa gomezpalatina Juana Leticia Herrera Ale, que traicionó al PRI haciendo alianza con Aispuro Torres en el pasado proceso electoral.
    Jorge Mojica Vargas, rechazado por la militancia y prominentes priístas de Durango por pertenecer al grupo de la alcaldesa gomezpalatina Juana Leticia Herrera Ale, que traicionó al PRI haciendo alianza con Aispuro Torres en el pasado proceso electoral.

    Otro nombre que ha figurado en los medios de comunicación locales ha sido el del Ing. Jorge Mojica Vargas, con militancia de 34 años dentro del PRI y ex alcalde de Durango en el trienio 1989-1992. Mojica Vargas actualmente es director del periódico Victoria de Durango, propiedad de la alcaldesa de Gómez Palacio, Juana Leticia Herrera Ale.

    Al respecto, prominentes priístas duranguenses manifestaron al que esto escribe que “Jorge Mojica por ningún motivo será el dirigente de los priístas en Durango por la sencilla razón de que es el principal personero de Leticia Herrera, quien, como todos ya sabemos, en el pasado proceso electoral traicionó al priísmo haciendo alianza con el gobernador Aispuro”.

    Esta alianza a la que se refieren estos prominentes priístas quedó manifestada durante la pasada contienda electoral en la que, dicen, “las huestes de Leticia Herrera operaron a favor de Aispuro”, y después, ya con el triunfo del candidato a la gubernatura de la coalición PAN-PRD y su posterior toma de protesta como primer mandatario de Durango.

    Hoy se sabe que uno de los primeros actos que Aispuro Torres emprendió como flamante gobernador fue tratar de imponer como magistrado y presidente del Tribunal Superior de Justicia al notario público lagunero Octaviano Rendón Arce, también integrante del clan político encabezado por la alcaldesa gomezpalatina Juana Leticia Herrera, presión a la que no cedió la bancada priísta local. “Ahora pretenden imponer en la dirigencia del PRI a Jorge Mojica, y eso por ningún motivo lo vamos a permitir. ¡Mojica no queda!”, finalizaron.

    COMPARTIR